No, Jesús no requeriría pasaportes de vacunas

Posted on

ESJ_BLG_202100824_01

No, Jesús no requeriría pasaportes de vacunas

Por Jordan Standridge

 Samuel Sey tuiteó algo recientemente que fue un shock para muchos cristianos. Una iglesia en Canadá va a reabrir el mes que viene (después de haber estado cerrada desde que comenzó el covid) pero con un giro, van a requerir un pasaporte de vacunas para que la gente entre por las puertas.

El escritor del artículo, que es el pastor de la iglesia, dijo que si Jesús estuviera vivo hoy, habría hecho lo mismo.

Después de apelar a la ciencia para su decisión, el pastor dio un giro hacia la teología. Dijo que Jesús estaría de acuerdo con él.

Teológicamente, el argumento es más fuerte. Ser cristiano es modelar la vida según Cristo. Jesús siempre puso a los demás en primer lugar. Renunció a sus derechos individuales por el bien común y se sacrificó por el bien de los débiles. Amó a los demás como a sí mismo y seguramente habría hecho cualquier cosa para proteger mejor a los niños no vacunados de su barrio. Una ética cristiana siempre pone en primer lugar a los vulnerables.

Este argumento no sólo no es sólido, sino que es bastante insensato.

Jesús se expuso sistemáticamente a los enfermos. Personas con lepra (Mateo 8:2 ), fiebres (Lucas 8:38-40 ), sangrados (Lucas 8:43 ), demonios (Mateo 5:1 ), e incluso muertos (Marcos 5:21 , Lucas 8:40 ) fueron constantemente abordados por Jesús sin tener en cuenta su propia seguridad.

Podía haber sanado a todos los que entraban en contacto con él, pero no lo hizo. Hubo momentos en los que decidió no sanar a personas que lo necesitaban. (Marcos 6:5 ) De hecho, Jesús podría eliminar no sólo el Covid de este mundo en una fracción de segundo, sino todo el dolor y el sufrimiento cuando quisiera. Pero no lo hace.

La misión de Jesús no era erradicar el sufrimiento en este mundo, sino sufrir él mismo por el bien de los elegidos. (Heb. 2:9-10) ¡Estaba dispuesto a morir por el bien de los perdidos! Y esperaba que sus discípulos hicieran lo mismo. (Juan 15:20 )

La única razón por la que usted podría exigir una prueba de vacunas para entrar a un servicio de la iglesia es porque ha perdido de vista el costo del discipulado y está controlado por el miedo a la muerte.

Debes estar dispuesto a morir para que la gente escuche el evangelio.

Jesús dijo muy claramente que debemos estar dispuestos a sufrir e incluso a morir por su causa. (Mat. 10:38 , Mat. 24:9 )

Pablo dijo que por el bien de su pueblo, Israel, él estaría dispuesto a ser maldecido en su lugar, si eso significaba que ellos podrían ir al Cielo. (Rom. 9:3 ) Y Pablo creía en un infierno eterno literal.

Todo seguidor de Cristo debería estar dispuesto a sufrir y morir a causa de gastar nuestra energía y toda nuestra vida por los perdidos.

Por eso resulta chocante que haya iglesias que prohíban a la gente ir a la iglesia. Sé que este es un tema candente y que muchas personas son sensibles al respecto. No estoy en contra de tener cuidado y usar la sabiduría, después de todo a diferencia de Jesús, no tenemos la capacidad de sanar a la gente. Pero bajo ninguna circunstancia se nos permite alejar a la gente de escuchar el Evangelio y reunirse con los santos.

Deberíamos rogarle a la gente que venga, ¡no prohibirles!

Realmente necesitamos orar por los pastores de todo el mundo. Estas situaciones no son fáciles de manejar. Necesitamos orar para que las iglesias no tengan miedo.

Necesitamos orar para que los ancianos que tienen miedo de morir, recuerden su alto llamado y se arrepientan o renuncien.

Lamentablemente, demasiados pastores en este momento, en lugar de luchar contra el enemigo de sus ovejas, están dejando caer sus bastones y huyendo, con miedo a morir.

Si uno debe estar dispuesto a recibir una lanza en el pecho para llevar el Evangelio a una tribu de Ecuador, debe estar dispuesto a exponerse a una enfermedad respiratoria a la que tiene más de un 99% de posibilidades de sobrevivir.

Esto no es para minimizar el hecho de que este virus daña a algunas personas de manera significativa, sino que es para decir que si el miedo a la muerte es lo que te lleva a tomar tus decisiones, entonces no estás siendo un pastor fiel.

Tenemos que orar para que el Señor nos dé mucha sabiduría. Obviamente no queremos tener un complejo de mártir en el que nos expongamos a nosotros mismos y a los que nos rodean a riesgos innecesarios, pero debemos, si deseamos seguir el ejemplo de nuestro Señor, estar dispuestos a desgastarnos por el Señor.

No puedo dejar de pensar en Pedro, a quien Cristo le dijo que moriría en una cruz (Juan 21:19), y sin embargo declaró audazmente el Evangelio, cada vez que tuvo la oportunidad, sin comprometerse ni preocuparse por su propio cuerpo.

Por supuesto, vacúnate si quieres, protégete lo mejor que puedas, pero nunca impidas que la gente escuche las buenas noticias. Ancianos, (y realmente todos los miembros de la iglesia) vayan y prediquen audazmente la palabra de Dios, dejando su vida en manos de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s