¿La bestia es del pasado o del futuro? ¿Podría ser Nerón?

Posted on

ESJ_BLG_202100907_02

¿La bestia es del pasado o del futuro? ¿Podría ser Nerón?

POR MARK HITCHCOCK

Los intérpretes preteristas (aquellos que creen que las profecías del Apocalipsis se cumplieron con la destrucción de Jerusalén en el año 70) sostienen que la bestia de Apocalipsis 13:1-10 es el César romano Nerón. Argumentan que la gematría, valor numérico, del nombre de Nerón es igual a 666, que fue adorado como Dios y que persiguió al pueblo de Dios.

A pesar de estos puntos, hay tres razones por las que es dudoso que la bestia de Apocalipsis 13 fuera Nerón. En primer lugar, para que el número 666 se ajuste al valor de gematría de Nerón, se debe utilizar el nombre y el título "Nerón César" (en realidad, Nerón César). Esto es importante de notar al principio porque hay muchos nombres y títulos para Nerón que uno podría elegir. La elección de este título específico parece demasiado conveniente para la visión de Nerón. ¿Cómo se puede estar seguro de que esta es la forma del nombre que se debe adoptar? Si bien es cierto que el nombre y el título de Nerón pueden interpretarse de esta manera, también podría tratarse de una adaptación de los hechos para que encajen en una solución predeterminada. Además, los títulos de otros gobernantes romanos del siglo I también arrojan la suma 666. Por ejemplo, las formas abreviadas de los títulos de Domiciano, que aparecían en las monedas romanas, pueden ser iguales a 666. Y las monedas emitidas en el 72 d.C. llevan una leyenda alrededor de la cabeza de Vespasiano, y el valor numérico de la leyenda suma 666.

En segundo lugar, el texto de Apocalipsis 13:17 afirma específicamente que el valor numérico 666 es "el nombre de la bestia o el número de su nombre" (cursiva añadida). "Nerón César" no era el nombre de Nerón. Era su nombre con un título añadido. Usar a Nerón César para calcular el número de su nombre sería similar a que alguien hoy en día usara el título de "Presidente" o "Primer Ministro" como parte del nombre de una persona para llegar al valor de gematría de su nombre.

G. Salmon desarrolló tres reglas que han sido utilizadas durante mucho tiempo por aquellos que quieren hacer que un nombre sea igual a 666. Sus reglas describen lo que hacen los que intentan identificar a Nerón como la bestia: "En primer lugar, si el nombre propio por sí mismo no lo produce, añada un título; en segundo lugar, si la suma no se puede encontrar en griego, pruebe con el hebreo, o incluso con el latín; en tercer lugar, no sea demasiado exigente con la ortografía… No podemos deducir mucho del hecho de que una llave encaje en la cerradura si se trata de una cerradura en la que gira casi cualquier llave". [139]

Otro argumento en contra de equiparar a Nerón con la bestia es el hecho de que Ireneo, Andreas, Victorino y Primasio -que fueron figuras clave de la iglesia primitiva que estudiaron el Apocalipsis- nunca reconocieron esta opinión. Nunca la mencionaron. La idea de conectar a Nerón con la bestia no surgió hasta al menos 350 años después de que se escribiera el Apocalipsis, y posiblemente más. Si Nerón César era una conexión tan obvia con el número 666, entonces ¿por qué tuvieron que pasar al menos 350 años para que alguien lo viera? La falta de cualquier apoyo temprano para el punto de vista de Nerón, que supuestamente es obvio, socava seriamente la identificación de Nerón con el 666.

El tercer argumento -y el más fuerte- contra la identificación de Nerón con la bestia de Apocalipsis 13 es que Nerón no llevó a cabo las actividades atribuidas a la bestia en Apocalipsis 13 y en otras partes de Apocalipsis. Los preteristas toman la referencia a "666" literalmente como el valor de gematría del nombre "Nerón César". También toman los 42 meses en 13:5 como un lapso de tiempo literal durante el cual Nerón persiguió a los cristianos. Sin embargo, no son capaces de señalar con éxito el cumplimiento literal de las otras profecías mencionadas en Apocalipsis 13. Este capítulo afirma que la bestia gobernará el mundo durante 42 meses, que todos los habitantes de la tierra le adorarán, que será muerto y volverá a la vida, que todos los habitantes de la tierra deben llevar su marca de 666 en la mano derecha o en la frente, y que todos deben llevar esta marca para participar en cualquier forma de comercio. Estas cosas no se cumplieron literalmente durante el reinado de Nerón del 54 al 68 d.C. Como concluye Raymond Brown, "demasiados elementos del Apocalipsis parecen irreconciliables con la vida de Nerón". [140]

En lugar de tratar de encontrar alguna figura del pasado y forzar a esa persona en Apocalipsis 13, es mejor seguir a la iglesia primitiva y relacionar esta profecía con un individuo que todavía es futuro: una persona que gobernará el mundo durante la Gran Tribulación.


139 . G. Salmon, An Historical Introduction to the Study of the Books of the New Testament , 9th ed. (London: John Murray, 1904), 230-31.

140 . Raymond Brown, Introduction , 805.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s