Apocalipsis 14:19-20 ¿Correrá literalmente la sangre hasta los frenos de los caballos en el Armagedón ?

Posted on

ESJ_BLG_2021025_02

¿Correrá literalmente la sangre hasta los frenos de los caballos en el Armagedón (14:19-20)?

POR MARK HITCHCOCK

El capítulo 14 del Apocalipsis es un interludio o paréntesis clave en medio de toda la acción que tiene lugar en el Apocalipsis. En él, Juan nos proporciona información sobre los principales actores y acontecimientos del libro. Sin embargo, Apocalipsis 14, a diferencia de otros interludios, mira hacia adelante. Ofrece un avance conciso de lo que está por venir. Uno de los avances describe la conflagración de Armagedón, que se presenta con más detalle en Apocalipsis 16:12-16 y 19:11-21. En este anticipo de Armagedón leemos esta descripción gráfica:

El ángel blandió[a] su hoz sobre la tierra, y vendimió los racimos de la vid de la tierra y los echó en el gran lagar del furor de Dios. Y el lagar fue pisado fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre que subió hasta los frenos de los caballos por una distancia como de trescientos veinte kilómetros.

Todos los intérpretes futuristas estarían de acuerdo en que este pasaje transmite el alcance y la severidad de la campaña de Armagedón. La imagen de la sangre hasta los frenos de los caballos es sangrienta y gráfica. Pero, ¿es este pasaje una mera descripción simbólica de la brutal matanza que tendrá lugar, o debe tomarse literalmente? Algunos creen que sí. Creen que el río de sangre fluirá literalmente a varios pies de profundidad a lo largo de 200 millas. No estoy seguro de la cantidad de sangre que se necesitaría, pero parece expandir los límites de la credulidad para creer que esta cantidad de sangre realmente fluirá por esa gran distancia. Parece imposible tomar este pasaje literalmente.

Creo que la descripción se basa en las imágenes del lagar que presenta Juan. Observe que Apocalipsis 14:20 no dice que la sangre "fluirá" hasta los frenos de los caballos durante 200 millas, sino que "la sangre salió del lagar, hasta los frenos de los caballos". Este pasaje está comparando el chorro de jugo de uva de debajo de los pies descalzos de los que pisan las uvas en un lagar de piedra con el chorro de sangre de la carnicería de Armagedón. El derramamiento de sangre será tan violento que brotará y chorreará tan alto como el freno de un caballo.

Sin embargo, sea cual sea el punto de vista que se adopte, el punto principal es inequívoco. El Armagedón será el Armagedón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s