Lo Único que los Protestantes Pueden Apreciar Del Papa Benedicto

Posted on

ESJ_BLG_20230111_01 - 1Lo Único que los Protestantes Pueden Apreciar Del Papa Benedicto

Por Jordan Standridge

El Papa Benedicto -el famoso Papa que dejó de serlo en vida- acaba de morir. Mientras escribo aquí en Roma, están celebrando su vida.

Como en todos los funerales en Italia, pero quizá más por tratarse de un antiguo Papa, el hombre que preside su funeral pedirá a Dios que le permita entrar en el Cielo. Pedirá a Dios que pase por alto las cosas malas que hizo y le pedirá, en cambio, que piense en las cosas buenas y le permita la entrada basándose en ellas. (Después de ver el funeral, fue fascinante escuchar a la mujer alemana apelar a Dios para que considere el servicio de Benedicto como Papa como una razón para entrar directamente en el paraíso).

Ha sido revelador ver como muchas personas han opinado sobre Benedicto. Y muchas personas, en esta época de redes sociales, expresaron sus opiniones sobre el único Papa que ha dimitido en la historia moderna.

Muchos no católicos expresaron su ira hacia él. Le consideraban un facilitador de la pederastia que continuaba con la tradición de trasladar sin más a los sacerdotes pederastas a nuevas ciudades, incluso después de que se demostraran casos de violación y abuso de menores. Otros señalaron los diversos escándalos financieros en los que se ha visto envuelto el Vaticano a lo largo de los años, incluidos los años de su reinado.

Otras personas, entre ellas muchos católicos romanos, expresaron su enfado por su negativa a permitir sacerdotes homosexuales o incluso sacerdotisas en la Iglesia católica. Consideraban que su falta de cesión en estos ámbitos era perjudicial para el progreso de la Iglesia. No se anduvieron con rodeos y le llamaron misógino y homófobo.

Otros, en cambio, lo elogiaron. Aparte de sus opiniones conservadoras, la principal razón por la que lo elogiaron fue principalmente su “brillantez.” Lamentablemente, muchos, incluso en la iglesia evangélica, se esforzaron por alabar a Benedicto por su aguda mente teológica.

Decían cosas como “Independientemente de mis muchas diferencias con ellos, de vez en cuando reflexiono sobre lo consentidos que estábamos por tener mentes teológicas del calibre del Papa Benedicto XVI, el rabino principal Jonathan Sacks y el arzobispo Rowan Williams como voces destacadas en nuestra vida pública hace diez años.”

Otro, que editó un libro con el título LA TEOLOGÍA DE BENEDICTO XVI: UNA APRECIACIÓN PROTESTANTE, dijo: “Aunque sus adversarios le hayan llamado el Rottweiler de Dios, cada vez que leo su obra, me encuentro con el border collie de Dios. Pequeño, duro, fiel al Pastor y al bienestar último de las ovejas.”

Por último, un hombre al que he admirado durante años y bajo cuyas enseñanzas me he sentado una y otra vez escribió un artículo en una importante revista secular lamentando la muerte de Benedicto y expresando su pesar por la dirección que tomó la Iglesia Católica Romana al pasar del Papa Benedicto, más conservador, al Papa Francisco, más progresista.

Mientras observo y leo aquí desde Roma, siento un poco de pena. Me resulta difícil no suponer que ese tipo de comentarios proceden de un lugar de idolatría política o de una falta de amor por el Evangelio de Jesucristo. A veces la incredulidad se enmascara como un deseo de «ser atractivos» que nos llevaría a lamentar la muerte de un conservador que odia el verdadero Evangelio.

Aunque admirar la brillantez de alguien puede estar bien a veces, hay un sentido en el que debemos lamentarnos cuando se desperdicia por completo y se utiliza para llevar a millones al infierno.

Por supuesto, podemos disfrutar de algunas creencias en común que apreciamos, pero quedan oscurecidas por las creencias de consecuencias eternas que nos separan.

Debemos lamentar que si es verdad que este hombre era tan inteligente, no fue capaz de usar su mente para la gloria de Dios.

Tenemos que lamentar que si es verdad que este hombre era tan inteligente (especialmente en teología) fue incapaz de reconocer su orgullo y aceptar que sólo Dios merece la gloria.

Debemos lamentar que si es cierto que este hombre era tan brillante, fue utilizado por el diablo para propagar la mentira de la salvación basada en las obras que ha condenado y seguirá condenando a miles de millones hasta que el Señor regrese.

No es agradable elogiar el intelecto de alguien si ese alguien ha sido usado grandemente por el diablo.

Y sin embargo, aunque creo que es triste e incluso aterrador que tantos evangélicos se hayan desvivido por alabar a un enemigo de Cristo, puedo unirme a ellos para apreciar una cosa de Joseph Ratzinger (también conocido como el Papa Benedicto).

Benedicto contribuyó decisivamente a la aparición del Catecismo de la Iglesia Católica. Este se ha convertido en el libro de doctrina de la Iglesia Católica Romana. Editado por Benedicto, es una interpretación clara de lo que creen y deben creer los católicos romanos de todo el mundo. En este libro, encontramos mucho que es confuso, pero también hay mucho que es clarificador. Hay muchas frases problemáticas, como por ejemplo:

841 Las relaciones de la Iglesia con los musulmanes. “El plan de salvación incluye también a los que reconocen al Creador, entre los cuales se encuentran en primer lugar los musulmanes; éstos profesan la fe de Abrahán, y junto con nosotros adoran al Dios único y misericordioso, juez de la humanidad en el último día.”

1265 El bautismo no sólo purifica de todos los pecados, sino que también hace del neófito “una nueva criatura,” un hijo adoptivo de Dios, que se ha convertido en “partícipe de la naturaleza divina,” miembro de Cristo y coheredero con él, y templo del Espíritu Santo.

1215 Este sacramento (el bautismo) se llama también “lavamiento de la regeneración y renovación por el Espíritu Santo,” porque significa y realiza realmente el nacimiento del agua y del Espíritu, sin el cual nadie “puede entrar en el reino de Dios.”

1257 …La Iglesia no conoce otro medio que el Bautismo que asegure la entrada en la bienaventuranza eterna…

Hay muchas más frases a lo largo de este libro herético y no bíblico que podría haber elegido, pero estas cuatro sólo le dan una pequeña muestra de la clara falsa enseñanza que Joseph Ratzinger (Papa Benedicto) creía y alentaba a creer a los mil millones de católicos romanos.

Mientras que el diablo ha creado a la Iglesia Católica Romana para que sea una religión muy camaleónica, que trata de adaptarse a la cultura que la rodea para tratar de no ser identificada como la falsa religión que es, un libro como el Catecismo de la Iglesia Católica puede ser una herramienta utilizada por los cristianos fieles para exponer y comprender la falsedad condenatoria que muchos como Benedicto creían. Así que, por esto, puedo estar agradecido a Benedicto por mostrar claramente su falsa religión para que todos la veamos.

Comprendo el deseo de ser atractivo y doy gracias a Dios por los dulces creyentes que eligen este camino en lugar de ser innecesariamente vitriólicos y odiosos. Oro para que yo también sea atractivo. Nosotros, los creyentes, podemos ser cortos, impacientes e irritables con los no creyentes. Pablo tuvo que recordarle a Timoteo que fuera amable, paciente y no pendenciero cuando hablara con extraños (2 Tim 2:24-26 ).

Pero lo cierto es que Pablo (y la mayoría de los escritores del Nuevo Testamento) también tuvieron que recordar a sus lectores que debían llamar y echar a los falsos maestros y advertir a la gente que no les hiciera caso. (Ap. 2:14-15 , 1 Tim. 4:1-3 , Ap. 2:20 , Mt. 15:9 , Ef. 5:6 , Col. 2:20-23 , 1 Ti. 1:3-7 , 2 Pe. 2:1 , Mt. 7:15 , Hch. 20:29-30 , Tito 1:10-11 , Ef. 4:14 , 1 Ti. 6:20-21 , Heb. 13:9 , 2 P. 2:14-15 , 1 Jn. 2:26 , 2 P. 2:2 , Mt. 24:4-5 , Mc. 13:5-6 , 2 Ti. 4:3 , 2 Pedro 2:18-19 , 1 Juan 4:1-5 , Mateo 24:24 , Marcos 13:22 , 2 Tes. 2:9-10 , 2 Cor. 11:3-4 , Col. 2:8 )

El nunca nos anima a alabar los diversos aspectos de su vida.

El propio Pablo les deseó la condenación (Gal. 1:9 ) por las horribles mentiras que los falsos maestros propagaron sobre las almas confiadas. Jesús dijo que sería mejor que a personas como Benedicto se les atara al cuello una gran piedra de molino y se les arrojara al mar (Marcos 9:42 ).

Es difícil encontrar un falso maestro más claro que el Papa Benedicto y si él no se arrepintió de su monstruosa teología en sus últimos días (que afortunadamente tenemos un Evangelio que permite a monstruos como Benedicto, y a mí y a ti, ser capaces de arrepentirnos y creer en el verdadero Evangelio hasta nuestro último aliento) él está en el Infierno tristemente con muchos a los que enseñó mal y muchos que se unirán a él pronto si no escuchan el verdadero Evangelio y creen. Que aprendamos a ser amables y atractivos cuando sea apropiado, y que aprendamos a callarnos cuando no lo sea. Pero nunca, nunca alabemos a aquellos que odian al Señor y buscan robar Su gloria.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s