Conferencia Fuego Extraño: Un Caso Para el Cesacionismo

Posted on

clip_image002 Conferencia Fuego Extraño: Un Caso Para el Cesacionismo

Hoy Tom Pennington habló en la conferencia fuego extraño y proporcionó un argumento para el cesacionismo. Ofreció siete argumentos bíblicos para la cesación de los dones milagrosos del Espíritu Santo. He aquí un resumen de su sesión.

La etiqueta de “cesacionismo” es negativo, pero el verdadero problema es que ha sido fácilmente caricaturizado como creer que el Espíritu ha dejado su obra. Pero el hecho es que nosotros que somos cesacionistas creemos que el Espíritu Santo ha continuado su trabajo. Nada eterno ocurre en una persona sin el Espíritu Santo. Las cosas temporales pueden ocurrir, pero no hay nada eterno. Sólo creemos que el Espíritu ha cesado en una función: los dones milagrosos, como lenguas, profecía, y la sanidad.

Los principales argumentos carismáticos para considerar que los dones han continuado son:

  1. El Nuevo Testamento no dice que han cesado. Pero, de nuevo, no dice que no lo harán.
  2. 1 Corintios 13:10 – ellos dicen que esto significa que sólo cuando Cristo regrese los dones parciales de lenguas y profecías cesarán. Esto implica que los dones continúan. Pero esta es una interpretación incierta.
  3. El Nuevo Testamento habla sólo de la era de la iglesia, por lo que, según ellos, los dones que se iniciaron la era de la iglesia deben continuar durante ella. Dicen que dividimos artificialmente entre épocas apostólica y post-apostólica. Pero ellos lo hacen, también, por no creer que el oficio apostólico todavía continúa.
  4. 500 millones de cristianos profesantes que afirman experiencias carismáticas no pueden estar todos equivocados. Pero si aceptamos esto, entonces lógicamente debemos aceptar los milagros testificados por mil millones de católicos en el mundo. La verdad es que 500 millones de personas o más pueden estar equivocados.

Cesacionismo no quiere decir que Dios no hace nada milagroso. Como pastor veo milagros a menudo. Cada vez que una persona espiritualmente muerta llega a la fe es una obra milagrosa de la gracia. Cada vez que una persona se sana únicamente en respuesta a las oraciones del pueblo de Dios totalmente en contradicción con las predicciones de la ciencia médica, es un milagro divino. Si Dios quisiera, podría permitir que alguien hablara hoy en un idioma que no conocía previamente.

El Cesacionismo significa que el Espíritu ya no da a los creyentes dones milagrosos espirituales como una experiencia cristiana normativa como lo fue para los apóstoles.

¿Por qué creemos esto?

Aquí están 7 argumentos bíblicos para el cesacionismo:

1) La función única de los milagros. Hubo sólo 3 períodos principales en que Dios obró milagros por medio de hombres únicos. El primero fue con Moisés, y el segundo fue en los ministerios de Elías y Eliseo, y el tercero fue con Cristo y sus apóstoles.

El propósito principal de los milagros siempre ha sido el de establecer la credibilidad de quien habla la palabra de Dios –no cualquier maestro, sino a los que se le había dado palabras directas por Dios. Observe en Éxodo 4:15-17 que para que Aarón fuese profeta de Moisés no podía hablar por sí mismo. Sólo podía decir lo que le decía a Moisés. Esto es lo que significa ser un profeta. Pero, ¿cómo sabía la gente si un hombre que afirmó ser un profeta estaba en realidad hablando las palabras de Dios? Moisés trae este dilema con Dios en el principio del capítulo 4, y Dios responde dándole señales.

Dios permitió a Moisés hacer milagros con un solo propósito: Validar sus afirmaciones de hablar por Dios. . Solamente aquellos que hablaron con autoridad e infaliblemente por parte de Dios se les dió el poder de los milagros.

Cuando llegamos al Nuevo Testamento descubrimos este mismo patrón. El propósito principal de los milagros de Jesús era confirmar sus credenciales como mensajero final y definitivo de Dios (Juan 5:36; 6:14; 7:31, 10:24-26, 37-38). Los milagros de Jesús no eran principalmente una herramienta para el evangelismo eficaz o para el alivio del sufrimiento humano. La razón principal de que el Espíritu Santo facultó a Jesús para hacer milagros fue para confirmar que era todo lo que decía ser y que él habló las palabras de Dios (Hechos 2:22). Jesús dio el mismo poder a los apóstoles y sus milagros sirve exactamente al mismo propósito (Hechos 14:3; cf. Hebreos 2:3-4).

Mucho más se puede mostrar y decir sobre esto, pero debido a que vemos este patrón en toda la Escritura, es razonable concluir que con la muerte de los apóstoles, y el final de su ministerio, los milagros cesaron. Justo como cuando cesaron cuando Moisés y Elías y Eliseo mueren.

2) El fin del don de apostolado. En dos lugares en el Nuevo Testamento Pablo se refiere a los apóstoles como uno de los dones que Cristo dio a su iglesia (1 Corintios 12:28, Efesios 4). Aunque no todos los dones espirituales son oficios, todos los oficios son un don para la iglesia.

Uno de los dones que Cristo dio a su iglesia fueron los apóstoles, pero eran un don temporal. La mayoría coincide en que no hay más como los apóstoles originales. Nadie cumple con los requisitos más, que incluyó ser un testigo ocular de la vida de Cristo y su resurrección. También tenía que ser nombrado personalmente por Cristo y ser capaz de hacer milagros (Mateo 10:1-2). De acuerdo con estos tres requisitos, no hay nadie vivo hoy que sea un apóstol en el sentido en que los 12 originales lo eran. Este don de Cristo a la iglesia desapareció después de la era apostólica.

Esto indica que ha habido un cambio importante en los dones del Espíritu entre la edad apostólica y hoy.

3) La naturaleza fundamental de los apóstoles y profetas del Nuevo Testamento. El Nuevo Testamento identifica a los apóstoles y profetas como fundamento de la iglesia (Efesios 2:20-22). En el contexto, está claro que Pablo se refiere aquí no a los profetas del Antiguo Testamento, sino a los profetas del Nuevo Testamento. Una vez que los apóstoles y profetas terminaron su papel en el establecimiento de la fundación de la iglesia, sus completaron los dones.

4) La naturaleza de los dones milagrosos del Nuevo Testamento. Si el Espíritu seguía moviéndose como lo fue en el primer siglo, entonces se puede esperar que los dones serían del mismo tipo.

Considere el hablar en lenguas. En Pentecostés, los idiomas que hablan eran idiomas comprensibles existentes. El don del Nuevo Testamento estaba hablando en un idioma y dialecto conocido, no un lenguaje estático como se ve a las personas hablando en la actualidad.

Consideremos también el don de profecía. En ninguna parte del Nuevo Testamento distingue la profecía del Antiguo Testamento de la profecía del Nuevo Testamento. Así como los profetas del Antiguo Testamento hablaron, una revelación infalible directa de Dios, así lo hicieron los profetas del Nuevo Testamento. Una vez que se comprueba con una revelación anterior y aprobada, se añadía a la revelación de la iglesia. La profecía del Nuevo Testamento, es una revelación infalible directa. Hoy, sin embargo, la profecía se entiende de manera diferente. Wayne Grudem, que es el más capaz defensor de esta posición, dice que la profecía moderna debe ser precedida de “Creo que esto es lo que el Espíritu está diciendo.” Esto no es profecía del Nuevo Testamento.

Hay una disparidad entre Nuevo Testamento y las sanidades de hoy en día también.

5) El testimonio de la historia de la iglesia. La práctica de los dones apostólicos declina incluso durante la vida de los apóstoles. Incluso en los libros escritos del Nuevo Testamento, los dones milagrosos se mencionan a menos mientras la fecha de su redacción es más posterior.

Después de la era del Nuevo Testamento, vemos que el cese milagrosa de dones. Juan Crisóstomo y Agustín hablan de su cese. Martín Lutero, Juan Calvino, Jonathan Edwards, Charles Spurgeon, y BB Warfield todos coinciden en que los dones terminaron después del primer siglo y fueron dados sólo para confirmar el mensaje cuando apareció por primera vez.

Esto plantea un gran problema para nuestros amigos continuacionistas.¿Cómo explican el cese de los dones milagrosos a través de todos esos largos períodos de historia de la iglesia?

6) La suficiencia de la Escritura. El Espíritu habla sólo en ya través de la Palabra inspirada. Él no llama y dirige a su pueblo a través de mensajes subjetivos y best-sellers de hoy en día. Su palabra es externa a nosotros y objetiva. Steve Lawson tendrá más que decir sobre esto.

7) El Nuevo Testamento gobierna los dones milagrosos. Siempre que los dones del Nuevo Testamento de lenguas debían ser practicados, había normas específicas que debían seguir. Debía haber orden y estructura, así como un intérprete. Pablo también establece normas para los profetas y la profecía. Trágicamente la mayoría de la práctica carismática hoy ignora estos mandatos evidentemente. El resultado no es una obra del espíritu, sino de la carne.

Estos son los siete argumentos bíblicos para el cesacionismo.¿Cómo debe responder?

Si usted es un cesacionista, no reaccione de forma exagerada ni reste importancia a la obra del Espíritu Santo en su vida y ministerio. Mantenga a su confianza en la Palabra todo suficiente. Pronto podríamos estar en una minoría, pero estamos en la posición histórica de la iglesia y en la Palabra. Responda con inteligencia para los diferentes tipos de continuacionistas. Para los carismáticos que han comprado el evangelio de la prosperidad, confróntelos con el Evangelio bíblico. Desafíelos a comprobar si están en la fe. Bondadosamente aclare el argumento bíblico de porque fueron dados los dones y ayudarles a entender.

Si usted es escéptico, no permita que usted mismo para el bien de la paz ignore los argumentos bíblicos que hemos planteado hoy. No acepte la posición de "abierto pero cauteloso" sólo porque es popular, sino pruebe las Escrituras usted mismo para ver lo que dicen.

Tim Challies

11 comentarios sobre “Conferencia Fuego Extraño: Un Caso Para el Cesacionismo

    lumbrera escribió:
    18 octubre 2013 en 8:14 am

    Reblogueó esto en Lumbreray comentado:
    Tom Pennington: Conferencia Fuego Extraño

    Brian Riquelme escribió:
    18 octubre 2013 en 9:22 am

    Gracias hermano por publicar estas notas, será de mucha edificación.

    […] Un caso para el cesacionismo […]

    daniel7idiart escribió:
    19 octubre 2013 en 8:14 pm

    […] · Conferencia Fuego Extraño: Un Caso Para el Cesacionismo […]

    gILBERTO escribió:
    7 noviembre 2013 en 4:45 pm

    No estoy de acuerdo con estos argumentos, si es cierto que ha habido abusos en muchos Pastores sedientos de dinero, y que han manipulado a miles de personasyhan pecado concientemente, pero no se puede generalizar, y olvidarse de los millones de buenos cristianos temerosos de Dios, y que creen en los dones del Espiritu Santo en estos tiempos………….asi como ha habido malos pastores no solo en las iglesias pentecostales, tambien los ha habido entodas las denominaciones aun los que no creen en los dones….pero !OJO! Tambien a habido y hay una increible multitud de buenos Pastores, que son usados por Dios con gran poder y señales de Dios, con testimonios intachables, que han influenciado grandemente al mundo, por ejemplo pongo a mi pais Panama, en los años 80 eran solo un puñado de cristianos, sin embargo Dios uso a dos grandes evangelistas Yiye Avila y Jorge Rasket para iniciar un avivamiento poderosisimo, que hizo que se comenzasen a desarrollar muchas iglesias y pastores y el pueblo de Dios en Panama es de mas de 600,000 personas , de 3,500,000 habitantes y cada dia crece mas, miles de personas consagradas a Dios y que si creen en el hablar en otras lenguas, pero eso no significa que no sean buenos cristianos . En lo personal pienso que el que no cree en los dones en la actualidad se le respete su creencia , pero a los que creen se les respete tambien su manera de vivir para Dios siempre y cuando cumpla con los preceptos establecidos en la palabra , de amor a Dios y al projimo de evangelizar y predicar la palabra, de santificarse y ser justo y recto delante de Dios..SOLO DIOS JUZGARA

    Jaime Malca escribió:
    8 noviembre 2013 en 10:15 am

    Excelente artículo.
    Escribo también desde la Ciudad de Panamá.
    Es muy cierto que en nuestro país se ha incrementdo el número de cristianos profesantes.
    Glora a Dios por ello.
    Como es natural, la mayor parte de la población es católica, pero sigue en aumento la cifra de crsitianos evangélicos.
    La mayor cantidad de iglesias evangélicas surgidas en mi nación, son de la rama pentecostal y cuadrángular.
    Sin embargo, también ha crecido el número de iglesias bautistas fundamentales (a la cual pertenezco), que se adhieren a la postura cesacionista de los dones de señal.
    Con el respeto de mi compatriota que comentó arriba, y sin ánimos de ofender, suele verse acá también el caos carismático que ha generado los excesos y errores doctrinales de este ramo.
    Acá en Panamá se observa mucho a mujeres líderes o “pastoras” en algunas iglesias.
    Se ven líderes proclamados como apóstol, profeta y absurdamente ya se oye hablar hasta de patriarcas (coming soon).
    Las lenguas que se manifiestan en estas iglesias no son idiomas conocidos, sino más bien una glosolalía como ya todos sabemos.
    Realmente son pocas las iglesias en mí país que adoptan una postura cesacionista de los dones de señales.
    Respeto, quiero y siento admiración por muchos de mis amigos pentecostales y carismáticos, muchos de ellos creyentes genuinos nacidos de nuevo.
    Existe mucho emocionalismo y gente que se fascinan con las “experiencias espirituales” que viven, poniéndolas por encima de la palabra escrita.
    Sólo cuando se hace un estudio serio, y se analizan estas “supuestas manifestaciones milagrosas del Espíritu”, podemos ver que en realidad los milagros que supuestamente ocurren no tienen comparación ni paralelo con los milagros registrados en la era apostólica.
    Gracias por artículos tan excelentes como este y otros similares que he podido leer aquí.
    Bendiciones desde mi bella Panamá…

    Caos Carismático escribió:
    29 noviembre 2013 en 2:38 pm

    […] · Conferencia Fuego Extraño: Un Caso Para el Cesacionismo […]

    […] · Conferencia Fuego Extraño: Un Caso Para el Cesacionismo […]

    […] los argumentos como Tim Challies los resumió, y entonces él los defiende. Así que voy a citar los resúmenes de Challies y las partes clave de la crítica de […]

    Por Qué Soy Un Cesacionista | El Evangelio Segun Jesucristo escribió:
    2 octubre 2014 en 12:46 pm

    […] de hacerlo: Sé que este tema ha sido repasado hasta el cansancio recientemente –esto no es ni la primera vez que nuestro blog ha hecho un post como este . Sin embargo, de alguna forma vuelve nuevamente a sugir (Un punto por […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s