Milagros

Milagros: Ayer y Hoy (3ª. Parte)

Posted on

ESJ-2019 0205-001

Milagros: Ayer y Hoy (3ª. Parte)

Por Rolland McCune

Los Milagros De Jesucristo

Juan el Bautista (que no hizo ningún milagro) fue la nueva voz de Dios a Israel después de los cuatro siglos estériles entre los testamentos. Su mensaje se refería al Reino de Dios y la necesidad de arrepentirse y hacer una preparación espiritual para él (Mateo 3: 2). Fue seguido poco después por Jesús de Nazaret con el mismo mensaje (Marcos 1: 14-15). Pero, a diferencia de Juan, Cristo estuvo acompañado por una comitiva de milagros de la cual Juan mismo finalmente necesitó un recordatorio (Lucas 7: 18-23). Leer el resto de esta entrada »

Milagros: Ayer y Hoy (2ª Parte)

Posted on Actualizado enn

ESJ-2019 0122-004

Milagros: Ayer y Hoy (2ª Parte)

Por Rolland McCune

LOS MILAGROS DEL NUEVO TESTAMENTO

En las décadas de los evangelios del Nuevo Testamento hubo un gran estallido de milagros (por ejemplo, Mateo 4: 23-24; 8:16; 9:35; 12:15; 15:30). (Interesantemente, Juan el Bautista no realizó milagros, Juan 10:41). Estos rodearon principalmente a la persona de Jesucristo y sus afirmaciones de ser Dios encarnado y el Mesías prometido de Israel. Los milagros genuinos disminuyeron en el período de transición cubierto por el Libro de los Hechos, y desaparecieron en el siglo II de nuestra era. Así, las preguntas: ¿Son necesarios los milagros y están ocurriendo hoy? Si son, o deberían ser, ¿por qué? Y si no lo son, ¿por qué no? Leer el resto de esta entrada »

Los Milagros Incomparables de Cristo

Posted on

clip_image002Los Milagros Incomparables de Cristo

Por Nathan Busenitz

En el curso de su ministerio terrenal, Jesús

  • sanó enfermedades
  • echó fuera demonios
  • calmó tormentas
  • resucitó a los muertos
  • alimentó a miles a la vez
  • caminó sobre el agua
  • convirtió el agua en vino
  • e incluso controló la posición de un pez (por ejemplo, Matt. 17: 23-27; Lucas 5: 1-11).

Debido a que sus milagros eran tan bien conocidos, Jesús mismo se refirió a ellos como la comprobación de que Él vino de parte de Dios. Mientras les dijo a sus críticos, “porque las obras que el Padre me ha dado para llevar a cabo, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, de que el Padre me ha enviado.” (Juan 5:36; cf. Mateo 11:5; Juan 10:38).

Leer el resto de esta entrada »

Fuego Extraño y los Dones Milagrosos

Posted on

clip_image001Fuego Extraño y los Dones Milagrosos

Por Nathan Busenitz

El ‘post’ de hoy es una adaptación de mi sesión por la mañana del viernes en la Conferencia de Fuego extraño. El título de mi seminario fue: Falsificaciones Carismáticos: ¿Los Dones Modernos Cumplen con la Norma Bíblica?

Introducción

El título de nuestro seminario de esta mañana es “Las Falsificaciones Carismáticas: ¿Los Dones Modernos Cumplen con la Norma Bíblica?” Ese subtítulo realmente define nuestro tema para esta sesión. Queremos considerar la forma en que el movimiento carismático contemporáneo define los dones espirituales clave. Y luego vamos a comparar la versión carismática con la Palabra de Dios para ver cómo coinciden.

Como nota al margen, quiero señalar que gran parte del material que cubriremos hoy hace paralelismos con lo que va a encontrar en el libro Fuego Extraño. He mencionado esto desde el principio, por lo que si usted está interesado en hacer más estudios sobre este tema crítico, puede hacerlo mediante la lectura de lo que el Dr. MacArthur ha publicado en ese importante recurso.

Definición de Términos

Ahora, antes de empezar, es importante que definamos algunos términos. Si usted estuviera en mi seminario de la tarde de ayer, esta parte del seminario le resultará familiar. Pero le prometo que esto es un seminario diferente, es importante que empecemos por asegurarnos de que estamos siendo claros en los términos que estamos utilizando:

Carismático – El término “carismático” es muy amplio, que abarca a millones de personas y miles de denominaciones. Los carismáticos son conocidos por su énfasis en el Espíritu Santo y por su creencia de que los dones milagrosos y de revelación descritos en el Nuevo Testamento deben ser buscados por los cristianos de hoy. De acuerdo con el Diccionario Internacional de los Movimientos Pentecostal y Carismático, existen más de 20.000 grupos pentecostales y carismáticos distintos en el mundo.

Leer el resto de esta entrada »

Fuego Extraño ¿Somos Predicadores o Curanderos? – Conrad Mbewe

Posted on Actualizado enn

clip_image001 Fuego Extraño ¿Somos Predicadores o Curanderos? – Conrad Mbewe

por Mike Riccardi

Para aquellos que no puedieron ver la transmisión en vivo de la Conferencia fuego extraño aquí en Grace Community Church, pensé en hacer todo lo posible para proporcionar un resumen escrito de las diferentes sesiones que se desarrollan (Sesión Uno; Sesión Dos; Sesión Tres ; Cuarta sesión, Sesión Cinco, Sesión Seis, Breakout Sesión 1, Panel de preguntas y respuestas 1, Sesión Ocho). No estoy seguro de cuánto tiempo voy a ser capaz de seguir con esto, o si voy a ser capaz de hacer otras sesiones (consulte el blog Tim Challies para su cobertura), pero me pareció que un poco sería mejor que nada. Esto provee de una util oportunidad para interactuar con lo que al momento se está diciendo en la conferencia. Habiendo dicho eso, la siguiente fue transcrita a toda prisa, y así que por favor perdonen algún error tipográfico. Ruego que sea de beneficio para usted .

Ahora bien, este título suena raro, lo sé, al oído estadounidense. Pero esa es una pregunta relevante para mi propia situación al regresar a casa. Es una cuestión que he planteado, algo que he tratado en mi blog, porque es una pregunta pertinente. Ha habido claramente un cambio en la forma en que los “evangélicos” están en relación con el ministerio pastoral. Leer el resto de esta entrada »

Conferencia Fuego Extraño: Un Caso Para el Cesacionismo

Posted on

clip_image002 Conferencia Fuego Extraño: Un Caso Para el Cesacionismo

Hoy Tom Pennington habló en la conferencia fuego extraño y proporcionó un argumento para el cesacionismo. Ofreció siete argumentos bíblicos para la cesación de los dones milagrosos del Espíritu Santo. He aquí un resumen de su sesión.

La etiqueta de “cesacionismo” es negativo, pero el verdadero problema es que ha sido fácilmente caricaturizado como creer que el Espíritu ha dejado su obra. Pero el hecho es que nosotros que somos cesacionistas creemos que el Espíritu Santo ha continuado su trabajo. Nada eterno ocurre en una persona sin el Espíritu Santo. Las cosas temporales pueden ocurrir, pero no hay nada eterno. Sólo creemos que el Espíritu ha cesado en una función: los dones milagrosos, como lenguas, profecía, y la sanidad.

Los principales argumentos carismáticos para considerar que los dones han continuado son:

Leer el resto de esta entrada »

La Cesación de lo Milagroso

Posted on

image La Cesación de lo Milagroso

por Jim Butler

En Josué capítulos 3-4, los hijos de Israel cruzan el Jordán a la tierra prometida por el maravilloso poder de Dios. En el capítulo 5, los hijos de Israel celebran las señales sacramentales: la circuncisión y la Pascua. Durante la celebración de la Pascua, el autor hace hincapié en que los hijos de Israel "comieron del fruto de la tierra" (Josué 5:11, otras dos referencias en v.12). Este énfasis pone de relieve un punto importante: el Dios que prometió el don de la tierra con toda su secuela de granos, ahora estaba cumpliendo esa promesa y su pueblo del pacto estaban cosechando los beneficios de Su fidelidad.

Leer el resto de esta entrada »

Un Colosal Fraude

Posted on

Un Colosal Fraude  – (A Colossal Fraud)

Lunes, 7 de diciembre 2009

(Por John MacArthur)

El ex presidente de NASDAQ Bernie Madoff publicó una estafa de régimen Ponzi durante casi 20 años, y estafaron un estimado de $18 mil millones de inversores de Wall Street. Cuando la estafa, finalmente salió a la luz provocó una onda expansiva de indignación en todo el mundo. Fue el más grande y más vasto fraude de inversión de gran alcance nunca visto.

Pero el mal de la malversación de fondos de Madoff palidece en comparación con un fraude aún más diabólico que se realiza en el nombre de Cristo bajo las brillantes luces de las cámaras de televisión en las redes religiosas en todo el mundo cada día. Sanadores y predicadores de la prosperidad prometen milagros a cambio de dinero, estafan a sus espectadores por más de mil millones de dólares anuales. Han operado este fraude en la televisión por más de cinco décadas. Lo peor de todo: lo hacen con la aceptación tácita de la mayoría de la comunidad cristiana.

Leer el resto de esta entrada »

El Secreto (Una Crítica) – Parte 2

Posted on Actualizado enn

clip_image002El Secreto (Una Crítica) – Parte 2

(Agosto del 2007 – Volumen 13, Tema 8)

Las Conexiones de El Secreto con el cristianismo

El Nuevo Pensamiento

En mi investigación para este artículo me sorprendí de encontrarme con que hemos estado abajo este camino en el pasado.  De hecho, virtualmente todo el “secreto” fue revelado en la mitad de los 1800 a partir de Phineas Quimby quien enseñó que: “las enfermedades físicas son causadas por un pensamiento erróneo ó por falsas creencias. La enfermedad es simplemente un ‘error’ creado no por Dios, sino por el hombre.’  Elimine las creencias falsas, enseñó Quimby, y el culpable principal de la enfermedad por lo tanto será removido, produciendo un cuerpo sano”. [1]

El movimiento del Nuevo Pensamiento desarrollado de las ideas de Quimbly a finales de los 1860. “Según el Nuevo Pensamiento, los seres humanos pueden experimentar salud, éxito, y vida abundante usando sus pensamientos para definir las condiciones de sus vidas. Los proponentes del Nuevo Pensamiento se inclinaron a la ‘ley de la atracción’ (la misma ley detrás de El Secreto) la cual es la idea de que nuestros pensamientos atraen las cosas que desean o se esperan”.[2]

En el Nuevo Pensamiento, Dios es una fuerza universal. Dios es panteísta y el hombre es visto como un ser divino, por consiguiente el hombre tiene un potencial ilimitado.[3] Y la muerte es inexistente, siendo una entrada a la cuarta dimensión de la vida.

Tres movimientos religiosos principales fueron engendrados del Nuevo Pensamiento: La Ciencia Cristiana, la Iglesia Unida de Ciencia Religiosa y la Escuela Unidad del Cristianismo. Estas son colectivamente conocidas como las “ciencias de la mente”.[4]

Sabemos por consiguiente desde la historia lo que la ley de atracción atrae la atención; atrae sistemas religiosos falsos, el sistema que Pablo llamó “doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4:1).

El Movimiento de Palabra de Fe

El Secreto enseña que nosotros “podemos crear nuestra propia felicidad a través de la ley de la atracción”.  Ya sea dinero, salud, prosperidad o felicidad, todo puede ser nuestro si solamente aprendemos a usar El Secreto. Se nos dice que: “la Enfermedad no puede vivir en un cuerpo humano que está en un estado emocionalmente sano”. Pero cuidado: “Si usted tiene una enfermedad y usted están enfocando la atención en eso y hablando con personas acerca de eso, usted va a crear más células de enfermedad”.

Tal retórica debería sonar familiar para alguien débilmente consciente del Movimiento de Palabra de Fe, a menudo llamado, “el Evangelio de Prosperidad”. Este grupo ha estado infiltrándose al Cristianismo bíblico por años y es ahora el segmento más rápido de crecimiento del Cristianismo en el mundo. Algunos han estimado que hasta un 90 por ciento de aquellos que afirman ser cristianos en África son de una variedad del Evangelio de Prosperidad.

Personalidades conocidas dentro del movimiento incluyen a Kenneth Hagin (ya fallecido), Kenneth Copeland, Robert Tilton, Paul Yonggi Cho, Benny Hinn, Marilyn Hickey, Frederick Price, John Avanzini, Charles Capps, Jerry Savelle, Morris Cerullo y por supuesto, Paul y Jan Crouch.

Como se sobreentiende por el título “Palabra de Fe,” los defensores de este movimiento creen que la fe funciona como una fuerza o poder poderoso.  A través de la fe podemos obtener cualquier cosa que queremos – la salud, la riqueza, el éxito, cualquier cosa. Sin embargo, esta fuerza es liberada sólo a través de la palabra hablada. Al hablar palabras de fe, el poder es descargado para cumplir con nuestros deseos.

En Cristianismo en Crisis, Hank Hanegraaff resume el tema de Hagin tal y como se halla en su folleto Cómo Escribir Su Boleto con Dios:

En el capítulo inicial, titulado “Jesús Se me Apareció,” Hagin afirma que mientras él estaba “en el Espíritu,” Jesús le dijo a Hagin que consiguiera un lápiz y una hoja de papel.  Él entonces le dijo: “escribe: 1, 2, 3, 4”. Jesús entonces supuestamente le dijo a Hagin que “si alguien, donde sea, tome estos cuatro pasos y ponga estos cuatro principios en funcionamiento, él siempre recibirá cualquier cosa que él quiera de Mí o de Dios Padre”. Eso incluye cualquier cosa que usted quiera financieramente.  La fórmula es simple: “Dígalo, Hágalo, Recíbalo, y Cuéntelo”.

1.  El paso número uno es: “Dígalo”. “Positivo o negativo, es decisión del individuo. Según lo que el individuo diga, recibirá eso”.

2.  El paso número dos es: “Hágalo”. “Su acción le derrota o le levanta. Según su acción, usted recibe o usted deja de recibir”.

3.  El paso número tres es: “Recíbalo”. Debemos conectarnos a la “central eléctrica del cielo”. “¡La fe es el contacto, alabe a Dios! Simplemente conéctese”.

4.  El paso número cuatro es: “Cuéntelo para que otros puedan creer”.  Este paso final podría ser considerado el programa de alcance del movimiento de Fe.[5]

Kenneth Copeland indica la fórmula de fe así: “Todo lo que conlleva es  1) ver o visualizar cualquier cosa que usted necesite, ya sea físico o financiero; 2) apueste su afirmación en la Escritura; y 3) llámelo a la existencia”. [6]

Paul Yonggi Cho, tomando prestado de lo oculto, ha desarrollado lo qué él llama la “Ley de Incubación”. He aquí cómo surte efecto: “Primero haga una meta bien definida, luego trace una imagen mental, vívida y gráfica, para visualizar el éxito. Luego incúbelo a la realidad, y finalmente llámelo a la existencia a través del poder creativo de la palabra hablada”.[7]

Si una confesión positiva de fe libera cosas buenas, una confesión negativa puede salir en un tiro por la culata. Capps dice que la lengua “lo puede matar, o puede liberar la vida de Dios dentro de usted”.  Esto es así porque, “la Fe es una semilla. . . Usted la planta hablándola”. Hay poder en “la cuarta dimensión maligna” dice Cho.

Hagin nos dice que si usted confiesa enfermedad usted obtiene enfermedad, si usted confiesa salud usted obtiene salud, cualquier cosa que usted diga la obtendrá. La palabra hablada libera poder – poder para bien o poder para mal, es la perspectiva comúnmente sostenida del movimiento. Es fácil de ver por qué el título “Confesión Positiva” es a menudo aplicado a este grupo.

Como usted podría adivinar las enseñanzas del movimiento de “Palabra de Fe” son muy atractivas para algunos. Si podemos producir cualquier cosa que nuestros corazones deseen simplemente demandando lo que queremos por fe; si podemos manipular el universo y quizá aun a Dios, entonces tenemos a nuestro genio personal simplemente esperando a cumplir con nuestros deseos. Las similitudes entre las enseñanza de la Palabra de Fe y El Secreto son inconfundibles.

Una Respuesta Bíblica

Satanás a menudo tomará alguna verdad, una enseñanza sana o practica y mezclará su veneno en ella (2 Corintios 11:3,14,15).  Por esta razón no se nos permite nunca el lujo de ser ingenuos. Debemos ser precavidos de no ser engañados con mentiras e imitaciones huecas que están en nuestro sistema mundano (Colosenses 2:8).

Más en concreto, Dios condena todas las formas de adivinación, brujería y hechicería que son intentos de manipular el mundo de los espíritus, incluyendo a Dios mismo (Levítico 19:31; Deuteronomio 18:9-14; 1 Samuel 28:3,9; 2 Reyes 23:24; Isaías 8:19-20; Hechos 19:18-19; Jeremías 27:8-9). El Secreto definitivamente entra dentro de esta prohibición ya que trata de enseñar métodos para controlar el universo lo cual está prohibido por Dios.

Aun aquellos que han perdido la conexión de la brujería con El Secreto no deberían haber perdido el egoísmo y los factores de avaricia, puesto que la Escritura claramente condena ambas cosas (Mateo 6:19; 1 Timoteo 6:7-10; Hebreos 13:5). Al observar el DVD uno es claramente herido con lo egocentrismo y la avaricia de El Secreto. En ningún momento nadie visualiza ayudar a los pobres o a los enfermos o a los necesitados. Las cosas que son atractivas son la salud personal, la riqueza y la felicidad. En El Secreto “Usted” está en el centro del universo, aun el universo mismo.  Más en concreto – usted es Dios. Por si acaso alguien se perdió esto, lea cuidadosamente las palabras de Rhonda Byrne:

“Usted es Dios en un cuerpo físico. Usted es Espíritu en carne. Usted es Vida Eterna expresándose como Usted. Usted es un ser cósmico. Usted es todo poder. Usted es toda sabiduría. Usted es toda inteligencia. Usted es perfección. Usted es magnificencia. Usted es creador, y usted esta creando la creación de Usted en este planeta.”[8]

Byrne concluye su libro con esta declaración:

“La tierra enciende su órbita para Usted. Los océanos decaen y fluyen para Usted. Las aves cantan para Usted. El sol se levanta y eso se pone para Usted. Las estrellas salen al encuentro de Usted. Cada cosa bella que usted ve, cada cosa maravillosa que usted experimenta, está todo allí para Usted. Eche un vistazo alrededor. Nada de eso puede existir, sin Usted.  No importa lo que piense que usted era, ahora usted sabe la Verdad de Quién Es Usted en Realidad. Usted es el amo del Universo. Usted es el heredero al reino. Usted es la perfección de la vida. Y ahora usted sabe El Secreto.”[9]

Pero, algunos podrían preguntar, ¿qué daño hace? Alguien ha sugerido lo siguiente,

El peligro para la sociedad no es simplemente que debería creer cosas equivocadas, aunque eso es muy suficiente, sino que debería volverse crédulo, y perder la costumbre de probar cosas e indagar acerca de ellas, para luego hundirse de nuevo al salvajismo….Eso puede tener poca importancia para mí, en mi castillo de nube de ilusiones dulces y mentiras piadosas; pero importa demasiado que para el Hombre que yo haya hecho a mis vecinos preparados para engañar. El hombre crédulo es padre del mentiroso y del tramposo.[10]

Más importante aún, las enseñanzas de El Secreto no son bíblicas. Vivir en la esfera de tales mentiras es vivir falsamente y, a pesar de la cláusula de exención de responsabilidad de El Secreto, hay un Juez de este universo y lo que hacemos y lo que vivimos le interesa a El.

El propósito de la vida es glorificar Dios, no al ego. El gran problema del género humano es el pecado y no el pensamiento negativo. Junto con Isaías clamamos: “Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? !!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.” (Isaías 8:19-20).

[1] Ron Rhodes, The Challenge of the Cults and New Religions ( Grand Rapids: Zondervan, 2001), pp. 104-105

[2] Ibid., p. 105.

[3] Ibid., p. 106.

[4] Ibid., p. 107.

[5] Hank Hanegraaff, Christianity in Crisis (Eugene, Oregon: Harvest House Publishers, 1993), p. 74, 75.

[6] Ibid., p. 80.

[7] Ibid., pp. 83,84.

[8] Rhonda Byrne, The Secret ( New York, NY: Atria Books, 2006), p. 164.

[9] Ibid. p. 83.

[10] W. K. Clifford, “The Ethics of Belief” lo puede ver en www.skeptic.com/eskeptic/07-03-07.html

¿Atar y Desatar Qué?

Posted on

¿Atando Y desatando Qué?

Mateo 18:18

Por Pablo Santomauro

Hoy en día es muy común el escuchar en las iglesias a cristianos “atar y desatar” enfermedades, pobreza, demonios y hasta al diablo mismo. Para apoyar esta práctica se usan pasajes como el siguiente: “De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo” (Mat. 18:18). Esta declaración del Señor fue dada en el contexto de disciplina dentro de la iglesia primitiva. Las palabras “atar” y “desatar” eran populares entre los rabinos de la época y equivalían a “prohibir” y “permitir”; en Mateo 18 equivalen a “disciplinar” y “restaurar”. Aquel miembro de la iglesia que persiste en pecar debe ser separado (atado) de la congregación (1 Cor. 5:5), para luego en amor ser conducido al arrepentimiento y por consiguiente ser restaurado (desatado) Gálatas 6:1. Como vemos, los demonios, las enfermedades y la pobreza son totalmente ajenos al contexto.

Otro pasaje que se usa es Mateo 12:29, donde Jesús dice: “Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa”. Esta declaración de Cristo es parte de una ilustración usada para refutar la acusación de los fariseos de que él expulsaba demonios en alianza con Satanás. Jesús expresa en contexto que él es más poderoso que Satán, y establece que sus exorcismos son hechos en el poder de Dios. Sería equivocado concluir de este pasaje que Cristo estaba estableciendo un patrón universal para ser seguido por los creyentes.

Alentamos a los cristianos a que se aparten del malentendido tan serio de Mateo 18:18 y 12:29 por las siguientes razones:

1. No es bíblico. La Escritura no enseña que “atar y desatar” es el método para combatir al diablo y sus huestes, sino a través de la oración, la lectura de la Palabra y una vida de obediencia.

2. El enfoque erróneo del cristiano es centrarse en los demonios en vez de Jesucristo; esto reduce la eficacia del creyente en el trabajo del Reino.

3. En el terreno práctico no da resultados, como la experiencia lo indica. Alguien dijo una vez: “Si en realidad ataron al diablo, debe haber sido con una cadena muy larga”.

4. En cuanto a “desatar” pobreza o enfermedad, la Biblia trae principios que pueden gravitar en nuestro bienestar físico y material, pero en última instancia es la soberanía de Dios la que determina nuestra condición. Nosotros no controlamos esos aspectos. La Escritura enseña que es Dios el que controla y limita los movimientos del diablo y sus huestes; también es él quien guarda a los creyentes del mal (Job 1:12; 2:6; Luc. 22:31,32; 2 Tes. 3:3; 1 Jn. 5:18).

Ciertamente llegará el tiempo en que Jesús mismo “atará” al diablo por 1000 años (Ap. 20:1-3); luego del milenio Satanás y sus huestes serán lanzados en el lago de fuego (Ap. 20:10). Jesucristo no necesita la asistencia del ser humano en esta área (o ninguna otra). Entre tanto, el antídoto para combatir al diablo no es “atándolo” sino resistiéndolo firmes en la fe (1 Ped. 5:9). Santiago lo expresa claramente: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Stg. 4:7).

(15 de febrero, 1997)

Reseña del Libro de Benny Hinn

Posted on

Reseña del libro de Benny Hinn

Señor, necesito un Milagro

Por Pablo Santomauro y Ricardo Becerra

 

El título es más que llamativo, ¿quién no necesita un milagro? En la portada trasera del libro Señor, necesito un Milagro, el autor nos revela un “secreto”, que por alguna razón, las grandes mentes del mundo cristiano no supieron descubrir en 2000 años de historia. El “secreto” consiste en que usted como cristiano, puede y debe recibir sanidad siempre, además de vivir en perfecta salud todo los días de su vida. Lamentablemente, el libro no cumple lo que promete.

¿Fe en Dios o en mis declaraciones?

Hinn afirma que existe un muro protector que nos protege de toda enfermedad (p. 93). Este muro protector consiste en “creer, proclamar y comenzar a vivir de tal forma que podamos decir: ‘¡La enfermedad no es mía y no la toleraré bajo ninguna circunstancia!’ Cuando este mensaje comience a moverse dentro de nuestra alma, la enfermedad tendrá que huir. . . Usted debe oírla, hablarla y confesarla” (pp. 94, 95).

Este concepto que se conoce como “la Confesión Positiva”, las sectas metafísicas por muchos años lo han enseñado a sus adeptos. La Biblia no enseña la confesión positiva. Esta forma de orar promueve una fe en su propia fe o en sus declaraciones en lugar de depender de la soberanía de Dios. Cuando Timoteo padecía de sus problemas estomacales y enfermedades, Pablo no le recetó que negara sus síntomas de enfermedad y que reclamara o confesará su sanidad. Todo lo contrario, Pablo más bien le dio un remedio para aliviar sus malestares, bebiendo un poco de vino en lugar de agua (1 Tim. 5:23).

La Salvación y Sanidad

En el libro, Benny Hinn dogmáticamente dice: “Repito, cuando el Señor perdona el pecado, siempre incluye sanidad” (p. 89, “énfasis agregado”) . Sin embargo, la Escritura y la vida real contradicen esta declaración. ¿Qué de las cantidades de personas que reciben a Cristo como su salvador estando enfermas y no son sanadas? ¿Qué de aquellos cristianos que caen enfermos y sufren por largo tiempo? Benny Hinn tiene la respuesta a estas preguntas:

1. La persona no ha seguido sus 4 leyes (pp. 94-95). 2. La persona puede estar en pecado (pp. 74-75). 3. La persona no tiene suficiente fe (pp. 97 y 102).

La absurdidad del razonamiento de Hinn es evidente, cuando recordamos al apóstol Pablo y su enfermedad (2 Cor. 12:7-9), a Timoteo con sus malestares estomacales (1 Tim. 5:23), o al profeta Eliseo que murió de una enfermedad (2 Rey. 13:14). ¿Acaso estos hombres de Dios vivieron en pecado o fueron faltos de fe? Además, si llevamos la declaración de Hinn a su conclusión lógica de que: “cuando el Señor perdona el pecado, siempre incluye sanidad” (p. 89), tendríamos que decir que si la persona que aceptó al Señor por primera vez, no sanó porque no tuvo suficiente fe para sanar, tampoco puede tener suficiente fe para ser salva, lo cual sería ¡absurdo!

¿Hágase mi voluntad?

Benny Hinn dice que nunca debemos decirle a Dios que se haga Su voluntad en nuestras peticiones: “Yo no soy de los que oran diciendo: ‘Si es tu voluntad Señor, sana a esta persona’. ¡La voluntad de Dios es sanar! Nunca me oirá orar diciendo palabras que puedan destruir la fe, tales como: Si es tu voluntad Señor, sánales. Dios quiere que se ponga de pie y sea sanado, hoy mañana y siempre!” (p. 83).

La palabra de Dios contradice categóricamente a Hinn. Jesucristo enseñó a sus discípulos a orar diciendo “hágase tu voluntad” (Mt. 6:10). En el jardín de Getsemaní Jesús mismo oró: “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como tú” (Mt. 26:39). El apóstol Pablo oraba y pedía en oración, siempre condicionada a la voluntad de Dios (Rom. 1:10; 15:32). Además, el apóstol Juan nos dice que si oramos a Dios “conforme a su voluntad, él nos oye” (1 Jn. 5:14).

En Resumen

Si necesita un milagro de Dios, ponga su vista y confianza en nuestro Señor Jesucristo, el autor y el consumador de nuestra fe (Heb. 12:2). Dependa completamente de El cuando haga su petición, aunque nuestra oración no parezca ser contestada. La verdad es que Dios siempre contesta; a veces es un “sí”, un “no” o “espera”. Cualquiera que sea la contestación debemos permanecer firmes en Sus caminos, ya que esa es la verdadera fe.

Deseamos dejar algo en claro. En el Centro de Investigaciones Religiosas creemos firmemente que Dios sana y hace milagros en las vidas de sus hijos, en su propio tiempo, en su propio plan y de acuerdo con su soberana voluntad y propósito.

Después de haber examinado, a la luz de las Escrituras, algunas de las enseñanzas del libro Señor, necesito un Milagro, creemos que éste no es muy edificante para el crecimiento del cuerpo de Cristo, ya que éste contiene principios antibíblicos y conceptos metafísicos. Estas enseñanzas pueden confundir o desviar a muchos de los caminos de Dios después de darse cuenta que el libro no cumple lo que promete.