Lo Más Importante que Mis Padres Hicieron

Posted on Actualizado enn

clip_image002

Lo Más Importante que Mis Padres Hicieron

Por Tim Challies

Yo crecí en una cultura de la iglesia, una cultura de catequesis, y una cultura de culto familiar. Cada una de ellos fue una tremenda, bendición inmensurable, estoy seguro. Estoy convencido de que los dos servicios de cada domingo, y la memorización de los catecismos, y adorar como familia me marcó profundamente. Dudo que alguna vez vaya a olvidar que mi único consuelo en la vida y la muerte es que yo no me pertenezco, sino que pertenezco en cuerpo y alma, tanto en la vida y la muerte, a mi fiel Salvador Jesucristo, o que el fin principal del hombre es glorificar a Dios y gozar de él para siempre. Todavía puedo cantar muchos de los salmos e himnos de mi juventud, y tengo recuerdos más preciados de mi familia inclinando la cabeza alrededor de la mesa de la cocina.

Lo que era verdad de mi familia fue el caso de muchas de las familias de mis amigos. Ellos, también, crecieron alrededor de las iglesias y los catecismos y devociones familiares rígidas. De hecho, en todas las veces que he visitado sus casas, no creo haber visto una familia saltando por encima de sus devociones. Era costumbre, era la expectativa, y era bueno. Nuestra iglesia tenía cerca de 100% de asistencia en la mañana del domingo y cerca de 100% de asistencia en la noche del domingo. Era justo lo que haciamos.

Pero a pesar de todas las ventajas, muchas de las personas a las que se hice amistad de niño desde entonces han abandonado la fe. Algunos se han alejado, pero muchos más simplemente han deambulado, de manera que de perderse un Domingo ocasionalmente se convirtió en mes perdido y un año perdido. No todos ellos, por supuesto. Muchos son ahora creyentes buenos, que están sirviendo en sus iglesias e incluso las dirigen. Pero muchos-muchos-se han ido.

¿Por qué? Hago la pregunta de vez en cuando. ¿Por qué los cinco hijos de mis padres siguen al Señor, mientras que muchos de nuestros amigos y sus familias no? Obviamente no tengo capacidad de mirar en la soberanía de Dios y llegar a conclusiones firmes. Pero a medida que lo pienso, se me ocurre una gran diferencia entre mi casa y las casas de mis amigos – al menos las casas de mis amigos que desde entonces se alejaron del Señor y de su Iglesia. Aunque no es una verdad universal, en generalmente es cierto. Aquí está la diferencia: Vi a mis padres que viven su fe, incluso cuando no se suponía que debían estar vigilando.

Cuando iba de puntillas por las escaleras en la mañana, me encontraba a mi papá en la sala de estar con su Biblia abierta en su regazo. Cada vez que tomaba vieja Biblia NVI de estudio de mi madre estaba un poco más gastada que la vez anterior, encontraba un poco más de tinta en las páginas, y algunos más pedazos de cinta que tratan desesperadamente de mantener unida lo desgastado. Cuando la vida era dura, escuché a mis padres razonar de la Biblia y los vi orar juntos. Ellos no estaban haciendo estas cosas para nosotros. Ellos no lo estaban haciendo ser vistos. Ellos estaban haciendo estas cosas porque amaban al Señor y les encantaba pasar tiempo con él, y eso hablaba mucho para mí. Tuve la certeza sólida que mis padres creían y practicaban lo que predicaban. Yo sabía que en realidad consideraban la Palabra de Dios digna de confianza, porque comenzaron todos los días con ella. Yo sabía que ellos creían que Dios estaba realmente allí y realmente escuchando, porque estaban a solas con él cada mañana para orar por ellos mismos y por sus hijos. Vi que su fe no era sólo formal y pública, pero también íntima y privada.

Aquí es una cosa que aprendí de mis padres: Nada puede tomar el lugar de simplemente vivir como cristiano a la vista de mis hijos. Ninguna cantidad de entrenamiento formal teológico, asistencia a la iglesia, o devociones familiares compensará una apatía general acerca de las cosas del Señor. Puedo catequizar a mis hijos todo el día y todos los días, pero si no tengo gozo y deleite en el Señor, y si no estoy viviendo mi fe, mis hijos lo verán y lo sabrán.

Para todas las cosas buenas que mis padres hicieron por mí, creo que lo más importante fue simplemente vivir como cristianos ante mí. No creo que nada me haya formado o desafiado más que eso.

Un comentario sobre “Lo Más Importante que Mis Padres Hicieron

    jcrblanco escribió:
    20 agosto 2016 en 8:09 am

    Excelente reflexión. Vivir el evangelio, eso es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s