La Nueva Perspectiva de Pablo – 1ª. Parte

Posted on

clip_image002 La Nueva Perspectiva de Pablo – 1ª. Parte

Por Gary E. Gilley

(Febrero de 2007 – Volumen 13, número 2)

Los amantes de la verdad de Dios pueden ser excusados ​​si parecen estar un poco "bajo el clima" últimamente, por dondequiera que miremos hay ataques a las doctrinas cardinales de la fe, que la mayoría de nosotros hemos considerado seguras e intocables durante años. Nathan Busenitz dice bien:


Parece que casi todas las doctrinas principales del cristianismo histórico se encuentran actualmente bajo ataque. Teología Propia enfrenta el debate del Teísmo Abierto; la bibliología todavía se está recuperando de la alta crítica; y pneumatología está dividida sobre la cuestión Carismática. Para la Cristología el tema es el señorío de Cristo; para la antropología es la psicología cristiana; y para la eclesiología es el movimiento del Igle-crecimiento.[1]

Ni siquiera el Evangelio está a salvo de los ataques de los que dicen ser parte de la iglesia. De hecho, la batalla más importante que se libra en este momento es por cuestiones soteriológicas. Líderes de la iglesia emergente están en la vanguardia de esta batalla, ya que cortan, echan suertes, reorganizan, niegan y socaban el mensaje del evangelio que se encuentran en las Escrituras.[2] Los líderes de la Iglesia Emergente luchan esta batalla en gran medida del frente popular, pero sustentando su punto de vista está el marco teológico de lo que se ha denominado "La Nueva Perspectiva de Pablo" (NPP).

El NPP, como la mayoría de las posiciones doctrinales nuevas y complicadas, no es monolítica. Las opiniones entre los componentes principales varían, pero hay algunas creencias básicas definidas que vamos a explorar.

Orígenes

El telón de fondo de la NPP parece ser varias búsquedas para el "Jesús histórico" derivadas de Albert Schweitzer a principios del siglo XX. Schweitzer era un liberal misionero / teólogo que llegó a la conclusión de que Jesús había intentado, pero fracasó en su búsqueda por rescatar a la humanidad. Negó además la confiabilidad de las Escrituras. A diferencia de los reformadores, Schweitzer creía que el centro de la teología paulina no era la justificación por la fe, sino el misticismo de Cristo, o lo que él llamó "estar en Cristo." Uno tiene a Cristo por el bautismo, afirmaba Schweitzer. Fue uno de los primeros en abogar por que la teología de Pablo fue derivada de sus raíces judías y no de la cultura helenística. Por lo tanto, a la manera de pensar de Schweitzer, la teología de Pablo y las enseñanzas rabínicas del primer siglo estaban muy en armonía.

Rudolf Bultmann, a mediados de la década de 1950, introdujo la segunda pieza en esta búsqueda, que surge del escepticismo y de conducir a esos retos modernos como el Seminario de Jesús. Aún así, Bultmann revirtió el curso de Schweitzer sobre la justificación (que fue central en la teología paulina), el Judaísmo (el Judaísmo es una religión basada en obras) y la influencia (Pablo era decididamente helenístico).

Una tercera ronda en la búsqueda de este Jesús histórico se centra en tratar de entender la Biblia a través de los estudios del judaísmo de segundo templo (comprensión extrabíblica del judaísmo desde aproximadamente el año 200 aC a 200 dC) y los escritos rabínicos de la época. Desafiando a Bultmann estaban teólogos como William Davis, Ernst Kasemann y Krister Stendahl que vieron poco desacuerdo entre Pablo y el judaísmo. Su argumento era que el pensamiento occidental había creado estas diferencias y, al contrario de Bultmann y los reformadores, los judaizantes de los tiempos del Nuevo Testamento enseñaban una fe basada en la gracia al igual que el cristianismo que Pablo enseñó. Por lo tanto, cuando Pablo vino a Cristo no experimentó una conversión espiritual, sino un llamado vocacional. Su llamado fue a llevar el mensaje a sus hermanos judíos que ya tenían a los gentiles, con la adición del señorío de Jesús. Pablo era un rabino judío que creyó en Jesús como el Mesías. Este es el semillero de la NPP.

Lo que sucedió a continuación, con la publicación del Pablo y el Judaísmo Palestino de EP Sanders, que ha sido llamado “La revolución Sanders.” NT Wright afirma la posición Sanders como tal:

El judaísmo en la época de Pablo no era, como siempre se ha creído, una religión legalista de obras-justicia … [mas bien] el Judío guarda la ley por gratitud, como la respuesta apropiada a la gracia – no, en otras palabras, con el fin de introducirlo en el pueblo del pacto, sino quedarse dentro ….El Judaísmo … Fue y es una forma perfectamente válida y apropiada de la religión. La única crítica de Pablo al judaísmo, según Sanders, fue que "no era cristianismo."[3]

Hay otros desarrolladores y promotores de la NPP incluyendo a James Dunn de la Universidad de Durham, pero es importante tener en cuenta que todos los antes mencionados estudiosos serían considerados liberales en su teología y la comprensión de la Escritura. Introduzca ahora NT Wright, obispo de Durham, en la Iglesia de Inglaterra y líder estudioso del Nuevo Testamento (autor de 43 libros) que dice ser un evangélico y es aceptado por muchos como tal. Es Wright, quien se ha convertido en el conducto a través del cual las enseñanzas centrales de la NPP han entrado en la iglesia evangélica. Por esta razón, cuando examinamos la NPP, son los escritos de Wright con los que vamos a interactuar, principalmente su libro Lo Que Pablo Dijo Realmente.

¿Qué es lo que enseñan Wright y sus seguidores? Phil Johnson da un excelente resumen:

En pocas palabras, ellos están sugiriendo que el apóstol Pablo ha sido visto seriamente mal entendido, al menos desde la época de Agustín y la controversia pelagiana, pero aún más desde la época de Lutero y la Reforma protestante. Afirman que el judaísmo del primer siglo también ha sido mal interpretado y mal entendido por los estudiosos del Nuevo Testamento por cientos y cientos de años, y por lo tanto la comprensión de la iglesia de lo que Pablo estaba enseñando en Romanos y Gálatas han estado en un grave error, al menos desde la época de Agustín.

Una Visión General de las Enseñanzas Básicas

Voy a tratar el tema de suma importancia de la justificación y el mensaje del evangelio en la tercera parte de esta serie. En este punto vamos a identificar algunas otras enseñanzas vitales de la NPP. Yo les advierto de antemano que estas enseñanzas son complejas y difíciles de entender.

Nomismo Pactal

Nomismo Pactal es una pieza central en la teología de la NPP. Citando a Sanders, Guy Waters da esta definición:

Uno entra en el pacto por el bautismo …. Una vez que se entra en el pacto, la membresía ofrece la salvación. La obediencia a (o arrepentimiento por una transgresión de) un conjunto específico de los mandamientos mantiene a uno en la relación de pacto, mientras que repite o una transgresión atroz elimina a uno de la membresía.[4]

Bajo el nomismo pactal uno se coloca en el pacto por la gracia de Dios (aunque el bautismo es necesario). Uno no se gana un lugar en el pacto a través de las obras (excepto la obra del bautismo). Sin embargo, mantener la posición de uno en el pacto requiere obediencia a las leyes del pacto. Uno entra en el pacto por la fe, pero permanece en el por obras. Jack Hughes tiene razón cuando señala:

Las similitudes con la teología católica romana son muy llamativas. La teología católica enseña que el bautismo infantil coloca a uno en la "comunidad del pacto" y siempre que esa persona sigue observando los sacramentos, que se preservara a sí mismo y será salvo. Eso es legalismo, la salvación por las obras. [5]

Corrigiendo a los Reformadores

Los partidarios de la NPP se ven como las primeras personas desde los Padres de la Iglesia que han entendido correctamente a Pablo y su mensaje. Este es el caso, dicen, porque los creyentes en el pasado han utilizado la base equivocada en que filtrar las palabras de Pablo, al menos desde Agustín y especialmente desde Lutero. John Armstrong, una vez defensor de la teología reformada se ha convertido en los últimos años un adherente a la NPP, escribe:

Lutero entendió la descripción de Pablo de los Judíos, y su relación con la ley, a través de la base de su experiencia medieval católica. Mediante este enfoque Lutero vio el judaísmo como una religión de mérito, una religión en la que uno se gana la salvación. Viniendo a descansar en la gracia de Dios solamente, Lutero creía que la experiencia de Pablo del primer siglo era esencialmente igual que la suya en el siglo XVI. La justificación por gracia mediante la fe era realmente nueva, o al menos el nuevo elemento del evangelio que no había estado claro para los Judios de la época del Segundo Templo. En la perspectiva de Lutero este evangelio de la gracia fue el punto central de todo su esfuerzo reformador. Esta es la razón por la que Lutero dijo: “La verdadera Iglesia se mantiene o cae” por este artículo, sola fide.[6]

En otras palabras, Lutero leyó su propia experiencia en las epístolas paulinas. Puesto que la Iglesia romana del siglo XVI era legalista, en busca de la salvación a través del mérito, así Lutero razonó que el judaísmo que se describe en las epístolas de Pablo hizo lo mismo. Pero el liderazgo de la NPP nos asegura que ese no era el caso. Hemos malentendido a Pablo todos estos años. Entonces, ¿qué fue lo que Pablo buscaba realmente?

La Reconciliación Racial

Wright insiste, “La Justificación en Gálatas, es la doctrina que insiste en que todos los que comparten la fe en Cristo pertenecen a la misma mesa, sin importar sus diferencias raciales, ya que juntos esperan la creación final.”[7]

Puesto que el legalismo supuestamente no estaba en la mesa para el judaísmo del primer siglo, Pablo aparentemente no estaba discutiendo la cuestión de cómo se salva uno, sino quien pertenece a la misma mesa. En otras palabras, ¿cómo pueden Judios y gentiles convivir pacíficamente en la misma comunidad del pacto? Para que los gentiles sean aceptados en la comunidad sería necesario que los creyentes judíos depongan las leyes relativas a los alimentos, la circuncisión y los días santos y dar la bienvenida a los gentiles en igualdad de condiciones. La "insignia" (un término favorito de la NPP) de pertenencia a la comunidad debe ser desplazada de las leyes kosher al bautismo, la fe y la obediencia hacia Cristo.

Para Pablo, los estudiosos de la NPP nos dicen, la justificación es más sobre la eclesiología que de la soteriología. Es decir, Pablo no está realmente preocupado por la posición de la persona ante Dios. Su preocupación es sobre el estado de los gentiles, que ahora se están uniéndose a los Judios en la comunidad del pacto. Pablo está colocando límites para aquellos en la comunidad (la iglesia); insignias que dicen quien está "en," no requisitos para estar "en". Puesto que los que practicaban el judaísmo ya estaban en la comunidad del pacto, asimismo dicen los estudiosos de la NPP, la única cuestión es cómo integrar a los gentiles en la comunidad ya establecida.

La NPP basa en su mayoría sus puntos de vista teológicos en su comprensión de las enseñanzas rabínicas de lo que se conoce como "judaísmo del Segundo Templo." Voy a explicar lo que es el Segundo Templo del judaísmo, y sus implicaciones para nosotros, la próxima vez.


[1] Nathan Busenitz, “What Did Saint Paul Really Say?”

[2] Véase Gary E. Gilley, “The Emergent Church” Parts 1-3 http://svchapel.org/Resources/articles/read_articles.asp?id=122 .

[3] NT Wright, What Saint Paul Really Said ( Grand Rapids: William B. Eerdmans, 1997), p. 19.

[4] Guy Prentiss Waters, Justification and the New Perspectives on Paul ( Phillipsburg, New Jersey: P&R Publishing, 2004), p. 61.

[5] Jack Hughes, “A New Perspective’s View of Paul and the Law,” The Master’s Seminary Journal , Vol. 16 #2; p. 272.

[6] John H. Armstong, “Do Good People Go to Heaven?” Reformation Revival, the Weekly Messenger /February 10, 2003, p.. 1.

[7] NT Wright, p. 122.

2 comentarios sobre “La Nueva Perspectiva de Pablo – 1ª. Parte

    idesclavo escribió:
    23 septiembre 2016 en 1:42 am

    Buenas noches, hermano. Estoy escribiendo un artículo en mi página de facebook sobre el NPP y la justificación por la fe y quería saber si tiene algún problema con que use algo de lo que usted escribe en este artículo y cita de los libros de Sanders y Wright. Dios le bendiga!

    Armando Valdez respondido:
    27 septiembre 2016 en 7:39 am

    adelante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s