Aprovechando al Máximo Nuestro Tiempo

Posted on

clip_image001Aprovechando al Máximo Nuestro Tiempo

Por Douglas R. Kump

El mes pasado celebré, o debería decir toleré, mi cumpleaños. Ahora estoy en una edad en la que sin duda me coloca firmemente en la categoría de mediana edad. Después de mi cena de cumpleaños que fue un regalo de mi esposa en mi restaurante favorito, tuve un tiempo a solas para reflexionar, y yo estaba realmente sorprendido por la realidad de mi edad, mi pasado y mi futuro. Estoy ahora 15 años de distancia de la edad que mi abuelo tenía cuando yo nací. Y, pensando atrás 15 años, recuerdo el cumpleaños que celebré era un acontecimiento fundamental en mi vida. No podía creer que había sido hace 15 años, y como dice el refrán, que realmente parecía que fue ayer.

Las Escrituras nos enseñan a "contar nuestros días" (Salmo 90: 12) y "aprovechar nuestro tiempo" (Efesios 5:16), porque la vida es corta (Santiago 4:14). Hace poco he empezado a leer las biografías de los grandes hombres y predicadores cristianos, y ha transformado totalmente mi pensamiento y ha revivido mi espíritu. Actualmente estoy leyendo varios libros maravillosos sobre el principal teólogo y predicador de Estados Unidos, Jonathan Edwards (1703-1758). Edwards era un hombre notable de Dios, y he aprendido mucho de su ejemplo piadoso y ministerio.

Jonathan Edwards experimentó el nuevo nacimiento a la edad de 17 años y poco después se convirtió en el pastor de una iglesia en la ciudad de Nueva York. A la edad de 18 años, Edwards comenzó a componer sus resoluciones en las que expuso durante un período de un año (1722-1723) el curso y el carácter que el buscaría durante el resto de su vida. En el preámbulo de sus resoluciones, comenzó afirmando su dependencia total en la gracia de Dios, y en su primera resolución hace su principal objetivo la gloria a Dios. Por lo tanto, la vida de Edward se caracterizó por la gracia de Dios y la gloria de Dios. Escribió un total de 70 resoluciones, pero teniendo en cuenta el tema anterior, quiero centrarme en la resolución 5 en el que se comprometió a "no perder nunca un momento de tiempo."

Yo lo veo con claridad la cantidad de tiempo que he perdido en mi vida y cuan perverso es no aprovechar bien la vida con la que he sido bendecido. Edwards cumplió sin duda su resolución de no desperdiciar el tiempo, y realmente vivió la vida al máximo debido a su comprensión de la gracia de Dios y resolvió glorificar a Dios en todo todo el tiempo. Se nos exhorta en la Escritura a hacer todo "para la gloria de Dios" (1 Cor. 10:31), y si esta es nuestra pasión, entonces nos aseguraremos de que seamos buenos administradores del tiempo precioso que Dios nos ha dado en esta tierra. El que todos nos comprometamos a seguir el ejemplo de Jonathan Edwards a una vida de disciplina para que podamos apreciar y utilizar nuestro tiempo sabiamente para la gloria de Dios, depende siempre de su gracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s