Día: 1 junio 2015

Un Cambio de Reinos

Posted on

clip_image001Un Cambio de Reinos

Por Jerry Bridges

“Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado con El, para que nuestro cuerpo de pecado fuera destruido, a fin de que ya no seamos esclavos del pecado; porque el que ha muerto, ha sido libertado del pecado.

Romanos 6:6-7, LBLA

Muchos cristianos tienen un deseo básico para vivir una vida santa, pero han llegado a creer que simplemente no pueden hacerlo. Ellos han luchado durante años con los pecados o deficiencias de carácter en particular. Si bien no viven en pecado grave, han dejado más o menos de alcanzar una vida de santidad y se han asentado a una vida de mediocridad moral con la que ni ellos ni Dios se complace. La promesa de Romanos 6: 6-7 parece imposiblemente más allá de ellos. Los fuertes mandamientos de las Escrituras para vivir una vida santa consistentemente sólo les frustran.

Leer el resto de esta entrada »

¿Qué Pasó con el Pecado?

Posted on

clip_image002¿Qué Pasó con el Pecado?

Por Jeremiah Johnson

No escucho mucho más sobre el pecado desde el púlpito. El reconocimiento y la identificación del mismo; luchando con la culpa de ello; arrepentirse de ello, o para el caso, tratar con ello en absoluto – todas esas ideas son passé en la mayoría de las iglesias de hoy.

Lo que se oye es un montón de charlas sobre de quebrantamiento y negatividad, como si Cristo se humilló hasta el punto de la muerte para curar la depresión y corregir las malas actitudes. La iglesia moderna en gran medida ha suprimido el lenguaje bíblico del pecado y de la salvación, reemplazándolo con verbosidad posmoderna pegajosa que atrae a una generación criada en seminarios psicologizados y de autoayuda.

Leer el resto de esta entrada »

¿Qué tiene de malo el evangelio de la prosperidad?

Posted on Actualizado enn

Image Credit: rgbstock¿Qué tiene de malo el evangelio de la prosperidad?

Alberto Solano  

 

A lo largo de la historia podemos observar movimientos los cuales tratan de manipular a Dios para que haga lo que ellos quieren. En esencia buscan que el el texto bíblico respalde sus ideales, sin importar cuan erróneas sean, y por ende terminan abusando la Biblia buscando que diga lo que ellos quieren que diga. Uno de estos esfuerzos recientemente ha sido el “evangelio de la prosperidad”, el cual es altamente peligroso, engañoso y los ejemplos de aquellos que lo practican van desde feo, triste, horrible, peores, hasta pastores que ganan salarios excesivos y predicadores que sólo aceptan donaciones que sean mayores a $100 dólares.

Leer el resto de esta entrada »