¿Es el Cristianismo Realmente la Respuesta a las Preguntas más Difíciles de la Vida?

Posted on

clip_image002¿Es el Cristianismo Realmente la Respuesta a las Preguntas más Difíciles de la Vida?

Por Dr. James Benecke

Entonces Jesús dijo a los doce: ¿Acaso queréis vosotros iros también? Simón Pedro le respondió: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Santo de Dios.” – Juan 6:67-69 (LBLA)

La cuestión se plantea no pocas veces, "Si Dios es amor, y si Dios es soberano, entonces ¿por qué tanto sufrimiento y mal en el mundo?" Esta es una de las preguntas más penetrantes de la humanidad. Me encontré con esto en uno de los momentos más oscuros de nuestras vidas, mientras tratamos de aliviar el sufrimiento de nuestro hijo mientras se encontraba en un hospicio, su vida menguaba poco a poco después de una valiente batalla contra el cáncer. Por un breve momento, me pregunté si confiar en Dios era realmente la respuesta. Fue entonces que la respuesta de Pedro al Señor me golpeó con plena fuerza ¿Adónde más podría ir?

Respuestas Alternas al Problema

Hay, por supuesto, otras soluciones sugeridas para los problemas de dolor, el sufrimiento y al mal en el mundo. La Ciencia Cristiana ha trabajado mucho y duro para convencernos de ver el dolor como una ilusión. En una especie de enfoque de mente sobre la materia podemos aislarnos de estos problemas de dolor y sufrimiento. Ignórelo y va a desaparecer; niéguelo y no está realmente allí. Como médico puedo afirmar que esto no se sostiene en la presencia de huesos rotos o bazos rotos.

Hay otros intentos de lidiar con el sufrimiento que no eliminan el dolor de nuestro modo de pensar, sino al rechazar a Dios. El pensamiento va: "Si es así como serán las cosas, voy a rechazar a Dios." La esperanza es que de alguna manera al rechazar a Dios voy a ser capaz de dar sentido a la misma. Por desgracia, la realidad es que nadie resuelve el problema del dolor y el mal y el sufrimiento, rechazando a Dios. Todo lo que hacen es eliminar la posibilidad de ofrecer una respuesta significativa a la situación. Si no hay Dios que es sabio y está en control, entonces, todos los acontecimientos de la vida son el resultado de un azar ciego, dejándonos sin ninguna comprensión. Añadimos a la cuestión del dolor haciéndolo carente de sentido. El dilema moral del dolor, el sufrimiento, y el mal no es rectificada rechazando a Dios, sólo se exacerba. Con Dios al menos tenemos un punto de referencia al origen del dolor, el sufrimiento y el mal.

Y otros lo enfrentan redefiniendo a Dios, como en el libro "Cuando Pasan Cosas Malas a Gente Buena.” El autor, el rabino Kushner, resuelve el problema al negar la omnipotencia de Dios. Él nos aconseja a amar a Dios, y perdonarle, a pesar de Sus limitaciones.

La Unica Respuesta Convincente al Problema

La pregunta es la siguiente: ¿Por qué Dios, quien en Su soberanía lo sabe todo y planea todo, crea un mundo en el que Él sabía que las cosas iban a salir mal y resultaría en tanto sufrimiento? No estoy preguntando esto de una manera irrespetuosa, sino en una manera reflexiva. ¿Por qué Él optaría por hacer esto? Él quería que los hombres y las mujeres le sirvan libremente y con amor, y no sólo porque no les dio ninguna opción. Dios sabía que los hombres y las mujeres aprenderían más sobre su Creador y le traería más honor a Él si Él les permitiera primero la libertad de seguir su propio camino.

El ateo abierto Richard Dawkins ha declarado que observamos en nuestro mundo exactamente lo que se puede esperar si no hay razón y no hay Dios. Es interesante que su enfoque (que es el enfoque de muchos) presupone que no puede haber ninguna base lógica en la que podría existir el mal y el sufrimiento con un Dios que es a la vez todo poderoso y amoroso. Al hacer esta suposición minamos la soberanía gloriosa de Dios, que absorbe el mal y el sufrimiento y da a cada ser humano la dignidad de elección.

Me he sido ayudado inmensamente aquí por las enseñanzas del Dr. John Lennox, profesor de Matemáticas en la Universidad de Oxford, y un defensor dotado de la fe. Me recordó que una cosa es mirar el problema desapasionadamente, y otra muy distinta es estar en el extremo receptor del dolor y el sufrimiento. Si descartamos la soberanía de Dios aquí, mirando a eventos como ejemplos de indiferencia ciega y despiadada, todavía no nos deshacemos del dolor. Pero sí nos deshacemos de toda esperanza. Incluso como cristianos, tenemos el problema intelectual del dolor. Pero como yo soy cristiano creo que Jesús resucitó de entre los muertos y por lo tanto la muerte no es el final. Porque la muerte no es el final, Dios va a ser perfectamente justo. Las personas que han tenido el lado equivocado de la injusticia serán compensadas ​​en última instancia, a causa de eso. El ateísmo no ofrece tanta esperanza. Al parecer, da una solución al problema intelectual, pero elimina toda esperanza, incluyendo la esperanza de justicia. Esto contradice la forma en que los humanos sienten.

El corazón del cristianismo no reside sólo en la resurrección, sino en lo que le precedió. Sabemos que Jesús fue crucificado y murió, al igual que los muchos que fueron crucificados alrededor de ese tiempo. La resurrección de Jesús se basa en la naturaleza de la persona que fue crucificado y murió: Dios mismo.

Escuche al Dr. Lennox: "Aquí está la lógica: Si este es Dios encarnado entonces la pregunta es “¿Qué está haciendo Dios en la cruz?, Por lo menos esto me muestra que Dios no está lejos del problema del sufrimiento humano, sino que en realidad se ha convertido en parte de el. Esta es una ventana a la posibilidad que trae esperanza, y ha proporcionado esperanza para muchos que han experimentado la noche oscura del alma.”

¿Qué dice esto a la madre que ha perdido a un hijo? Si el cristianismo ha de ser en absoluto creíble tiene que hablar no sólo a aquellos a quienes Dios ha rescatado de la enfermedad, sino que debe ser capaz de decir algo a los que experimentan un resultado diferente. Para mi esposa y yo, el amor de Dios es evidente a través de la esperanza que tenemos un día de ver a nuestro hijo de nuevo. Nuestra despedida, aunque muy dolorosa, es sólo temporal. Sin Dios, no hay esperanza.

¿Puedo confiar en la esperanza que el cristianismo ofrece? Bueno, si la resurrección no ocurrió, entonces no hay esperanza. Pero si sucedió, entonces podemos comprenderla con todo nuestro corazón y mente.

Oro para que esto sea útil para muchos.

Suyo en Cristo,

Jim

2 comentarios sobre “¿Es el Cristianismo Realmente la Respuesta a las Preguntas más Difíciles de la Vida?

    edwin joaquin escribió:
    10 julio 2015 en 9:33 pm

    excelente material para poder analizar. sobre el significado de la vida

    Sergio Rodríguez escribió:
    11 julio 2015 en 4:18 am

    Con el deseo de poder ayudar, les comparto este mensaje que compartí el pasado jueves con la Iglesia.

    “La fe que es por Jesús”

    Un abrazo en Cristo, nuestro Redentor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s