Día: 23 septiembre 2015

Versículos Frecuentemente Abusados: ¿Por Qué Orar en el Nombre de Jesús?

Posted on

clip_image002

Versículos Frecuentemente Abusados: ¿Por Qué Orar en el Nombre de Jesús?

Juan 14:14; Mateo 21:22; Marcos 11:24; 1 Juan 5:15

Por Jeremiah Johnson

¿Cómo se parecen sus oraciones a la de otras personas?¿Está expresando sumisión al Señor y Su voluntad para su vida? ¿O se acercas ante Su trono con una lista exhaustiva de cosas deseadas?

Si somos honestos, todos somos en ocasiones culpables de tratar a Dios como un genio místico o Santa Claus, como si Él existiese sólo para cumplir con nuestras peticiones. A menudo, tal impertinencia es el resultado de una fe inmadura, una falta de visión espiritual, y de prioridades no bíblicas. No debe ser la norma.

Sin embargo, hay algunos que dicen conocer y amar al Señor, que habitualmente se acercan a El con ese tipo de presunción, y descaradamente lo defienden con las Escrituras, específicamente, Juan 14:14, "Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré "(otros versículos son similarmente abusados, incluyendo Mateo 21:22, Marcos 11:24, y 1 Juan 5:15).

Leer el resto de esta entrada »

Reanime la Lectura Bíblica Que Se Ha Vuelto Aburrida

Posted on Actualizado enn

clip_image002

Reanime la Lectura Bíblica Que Se Ha Vuelto Aburrida

Por David Murray

Todos hemos estado allí. La lectura de la Biblia puede llegar a ser aburrida. Nuestros ojos están en la página, pero nuestras mentes están en todas partes; porque todos los demás es mucho más interesante. Ese libro negro sin fotos simplemente no es tan emocionante como el dispositivo de negro que nos puede mostrar cualquier cosa en el mundo en tan sólo un clic. Podemos tomar nuestras Biblias, abrimos las páginas, y escanear las líneas, pero nuestros corazones no están en ella. Nos obligamos a leer nuestro capítulo (s) o llenar nuestro tiempo asignado, pero realmente no podemos esperar terminar y continuar con cosas mucho más interesantes y agradables.

No es bueno, ¿verdad? Usted sabe, es malo, pero usted no sabe qué hacer. Bueno, aquí están algunas ideas para ayudarle a volver a reanimar su lectura de la Biblia. Si tiene alguna estrategia que le haya ayudado, escríbala por favor en el apartado de comentarios para ayudar a otros también.

Leer el resto de esta entrada »

Meditación: 10 Motivos y Método de 10 Pasos

Posted on

clip_image002

Meditación: 10 Motivos y Método de 10 Pasos

Por David Murray

Diez Motivos para la Meditación

  1. Detiene el pecado: Si escondemos la Palabra de Dios en nuestro corazón detendrá el pecado en su raíz (Salmo 119: 11.).
  2. Comienza Bien: la meditación en las exhortaciones prácticas y los mandamientos de la Biblia nos recuerdan nuestros deberes cristianos. Lo que pensamos es lo que eventualmente haremos (Prov. 23: 7).
  3. Orienta y refresca la oración: La meditación en los versículos de la Escritura abre nuevos temas y áreas para la oración.
  4. Vuelve el insomnio en bendición: El salmista convirtió las horas "perdidas" de insomnio en una fiesta enriquecedora del alma (Sal. 63: 5-6).
  5. Utiliza bien el tiempo: Es un mucho más provechoso que, por ejemplo, ver la televisión. También te hará más feliz (Sal. 1: 1-3)
  6. Te prepara para ser testigo: Al llenar nuestros corazones con Dios y Su Palabra estaremos mucho más preparados para dar una respuesta a cada hombre que demande razón de la esperanza que tenemos (1 Pedro 3:15.).
  7. Le ayuda en la comunión: puede edificar a otros en comunión porque usted puede proponer un versículo para la discusión y dar algunos pensamientos sobre ello.
  8. Aumenta la comunión con Dios: Dios se encuentra con Su pueblo a través de las Escrituras. Una persona que nunca piensa en las Escrituras nunca conocerá y caminará con Dios.
  9. Revive la vida espiritual: Ocuparse de la carne es muerte; pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz (Romanos 8:6).
  10. Tiene muchos precedentes y ejemplos bíblicos (Sal 19:14; 39: 3; 77:12): Mi meditación de él será dulce: me alegraré en Jehová (Salmo 104:34.).

Método de Meditación de Diez Pasos

  1. Límite: Aparte no más de 5-10 minutos para empezar, y comience con un versículo corto o parte de un versículo.
  2. Varíe: Algunos días escoja un versículo teológica, otros un texto práctico o devocional.
  3. Escriba: Escriba el texto en una pequeña tarjeta de índice, y colóquelo en un lugar que usted encontrará con regularidad (bolso o bolsillo?).
  4. Memorice: Memorice el texto en 2-3 bloques de palabras diciéndolo en voz alta. Establecer horarios específicos en el día para recordar (tiempos café / comida) el versículo.
  5. Enfoque: Escoja las palabras clave y búsquelas en un diccionario (Español o la Biblia). Sustituya unas palabras con significados paralelos o incluso significados opuestos.
  6. Pregunta: Interrogue el versículo (quién, qué, dónde, cuándo, por qué, cómo?).
  7. Explique: Piense en cómo explicarías el versículo a un niño o alguien sin formación cristiana.
  8. Ore: Use el versículo en la oración (adoración, confesión, gratitud, petición).
  9. Revisión: Archive las tarjetas y todos los domingos léalos y ponga a prueba su memorización de ellos.
  10. Hágalo: No sólo un ejercicio intelectual, sino deje que lo lleve a la práctica (creer, arrepentirse, esperanza, amor, etc.).