Día: 25 septiembre 2015

Las Doctrinas de la Gracia: por Su Gracia y para Su Gloria

Posted on

clip_image002

Las Doctrinas de la Gracia: por Su Gracia y para Su Gloria

Por Steven Lawson

“Aquellos que han recibido la salvación lo deben atribuirlo solo a la gracia soberana, y darle toda la alabanza a Él, que los hace diferenciarse de los demás.” —Jonathan Edwards

Las doctrinas de la gracia se llaman así porque estos cinco encabezados principales de la teología, a menudo identificados como los cinco puntos del calvinismo bíblico, contienen la expresión más pura de la gracia salvadora de Dios. Cada uno de estos cinco doctrinas radicales depravación, elección soberana, la expiación definida, llamado irresistible, y la gracia perseverante – muestran la gracia soberana de Dios. Estos cinco rubros están juntos como una declaración exhaustiva de los efectos salvíficos de Dios. Por esta razón, en realidad sólo hay un punto a las doctrinas de la gracia, a saber, que Dios salva a los pecadores por su gracia y para Su gloria. Estas dos realidades –la gracia y la gloria de Dios – están inseparablemente unidos. Aquello que más magnifica la gracia de Dios más magnifica Su gloria. Y aquello que más exalta la gracia de Dios es la verdad expresada en las doctrinas de la gracia.

Leer el resto de esta entrada »

La Diferencia Entre Judas y Pedro

Posted on

clip_image001

La Diferencia Entre Judas y Pedro

Por RC Sproul

La intercesión de nuestro Gran Sumo Sacerdote es el fundamento de nuestra confianza cuando se trata de nuestra perseverancia. También nos ayuda a dar sentido a los relatos de Pedro y Judas, dos de los discípulos de Jesús que experimentaron una caída grave. La caída de un discípulo le alejándole de Cristo es vista como la obra final y completa de la apostasía, mientras que la caída del otro discípulo no es definitiva y completa porque es restaurado. Y vemos que su crimen contra Cristo fue muy similar. Judas traicionó a Jesús. Y esa misma noche, Pedro negó a Cristo.

Leer el resto de esta entrada »

¿Por qué los Protestantes No Tienen un Papa?

Posted on

clip_image002

¿Por qué los Protestantes No Tienen un Papa?

Por Kevin DeYoung

Esta es una de mis historias favoritas de URC.

De regreso a nuestro viejo edificio situado en una calle muy transitada y justo enfrente de la MSU –personas que se estacionan en nuestro estacionamiento sin permiso. Si bien tratamos de ser bondadosos y tan lentos como sea posible, a veces tenemos que remolcar los vehículos estacionados en nuestra propiedad. En una ocasión, un joven entró en el edificio en busca de su coche. Nuestro administrador del edificio con amabilidad y paciencia le informó que de acuerdo con las señales en la playa de estacionamiento, su auto había sido remolcado. El hombre no estaba feliz. Nuestro gerente de edificio continuó explicando con calma la situación, pero este hombre no le estaba sirviendo nada de eso. A pesar de que vio la señal que indica claramente que su coche sería remolcado, él simplemente no podía creer que una iglesia haría esto. Por último, abruptamente salió de nuestro edificio y le dijo a nuestro administrador del edificio exactamente lo que estaba en su mente: "¡Chicos, ustedes no son muy buenos católicos"

Leer el resto de esta entrada »

¿Cómo Surgió el Papado?

Posted on Actualizado enn

clip_image001

¿Cómo Surgió el Papado?

Por Alberto Solano

A mediados de este año, el papa Francisco visitó Ecuador, Bolivia y Paraguay. Como suele suceder cada vez que la cabeza del Vaticano llega a un país, causó gran alboroto, sin duda dado que la mayor parte de la población profesa la fe católica. Lo mismo fue el caso en Cuba la semana pasada. Actualmente el papa se encuentra en los Estados Unidos, causando la misma respuesta.

Su visita y la alegría del pueblo acogedor ha hecho que algunos se pregunten: ¿Cómo surgió la idea de un papa? ¿Acaso la Biblia enseña que deberíamos tener un papa? ¿Cómo deberíamos responder al papado como cristianos?

La respuesta simple es: no. El papado de la iglesia católica romana no es la cabeza de la iglesia de Cristo, no tiene autoridad para regir como viceministro de nuestro Señor y por lo tanto como creyentes no tenemos ninguna obligación para acogerle. A continuación respondo a las preguntas previamente mencionadas.

Leer el resto de esta entrada »