Por Qué No Hay Tal Cosa Como Un Cristianismo Africano

Posted on Actualizado enn

ESJ-2018 0418-001

Por Qué No Hay Tal Cosa Como Un Cristianismo Africano

Por Conrad Mbewe

Cada generación tiene vientos filosóficos que atraviesan el paisaje de una nación o incluso de todo un continente. Estos vientos a menudo comienzan desde un epicentro de sufrimiento y producen una forma diferente de ver la vida. África ha tenido su parte justa de estos vientos, y como resultado los esfuerzos misioneros aquí han tenido que lidiar con ellos. Una pregunta que combina los vientos filosóficos que soplan en África con el mundo de las misiones es esta: “¿Somos cristianos o cristianos africanos en África?”

¿Qué quiero decir con esto? Cuando la primera generación de líderes indígenas toma el poder denominacional de los misioneros occidentales, tiende a haber una reacción exagerada. Los líderes enfatizan tanto su origen étnico que alguien que los escuche pronto puede comenzar a pensar que la nueva agenda en la iglesia debería ser deshacerse de todo lo que huele a Occidente. Ahora debemos ser verdaderamente africanos.

Esto es peor cuando la entrega del poder de la iglesia tiene lugar mientras un país está experimentando un cambio político del colonialismo occidental. El banjo de una sola cuerda que se juega una y otra vez es que los africanos tienen su propia forma de adoración y deben volver a ella. Lo que hemos heredado es el cristianismo occidental, y ahora debemos deshacernos de él. Eso se convierte en el grito popular: “Somos cristianos africanos”.

UNA FE, UNA IGLESIA

Lamentablemente, los misionólogos de todo el mundo a veces capitulan ante esta forma de pensar. Ellos hacen un gran problema de la etnicidad de las personas a quienes se envían misioneros de largo y corto plazo. No me sorprendería que se agregue un nuevo curso en los colegios bíblicos occidentales: “Cristianismo africano: lo que necesita saber”. Estrictamente hablando, no existe el cristianismo africano o el cristianismo asiático o el cristianismo occidental. La fe cristiana es una, y está representada para nosotros como tal en las Escrituras.

Una de las peleas más grandes llevadas a cabo por los apóstoles fue asegurar que los judíos y los gentiles adoraran juntos en la misma iglesia a pesar de ser diferentes de muchas maneras. No estaban dispuestos a ceder a la presión de dos culturas religiosas divergentes que se habían establecido en concreto. Había un solo evangelio, “un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, 6 un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, por todos y en todos.” (Efesios 4:5-6). Por lo tanto, debía haber una sola iglesia: la iglesia cristiana.

“pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús. Porque todos los que fuisteis bautizados en Cristo, de Cristo os habéis revestido. No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús.” (Gálatas 3:26-28). ¿También puedo agregar que, en Cristo, no hay ni africanos ni asiáticos ni caucásicos?

Todo lo que traiga abismos en el cuerpo de Cristo debe ser desafiado sobre la base de la Escritura. Somos una iglesia

¿EXISTE ALGUNA DIFERENCIA?

No me malinterpretes. No estoy sugiriendo que no haya diferencias entre la cultura occidental y africana. Existen. Sin embargo, convertir estas diferencias culturales en gritos de guerra en la iglesia de Cristo está mal. Recuerde, hubo serias diferencias entre las culturas judía y gentil, pero no encuentra que eso sea alentado en la iglesia del Nuevo Testamento.

En su lugar, encuentras a los apóstoles enseñando a la iglesia primitiva a trabajar consciente y amorosamente hacia una iglesia incluyente. Una de las principales diferencias culturales entre judíos y gentiles era su dieta. Los gentiles comían una gran variedad de alimentos, mientras que los judíos se sentían restringidos por una conciencia informada por el Antiguo Testamento. Los apóstoles persuadieron a los gentiles a restringir amorosamente sus hábitos culinarios públicos por el bien de la unidad de la iglesia:

“Por consiguiente, ya no nos juzguemos los unos a los otros, sino más bien decidid esto: no poner obstáculo o piedra de tropiezo al hermano. Yo sé, y estoy convencido en el Señor Jesús, de que nada es inmundo en sí mismo; pero para el que estima que algo es inmundo, para él lo es. Porque si por causa de la comida tu hermano se entristece, ya no andas conforme al amor. No destruyas con tu comida a aquel por quien Cristo murió. Por tanto, no permitáis que se hable mal de lo que para vosotros es bueno. Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo. Porque el que de esta manera sirve a Cristo, es aceptable a Dios y aprobado por los hombres. Así que procuremos lo que contribuye a la paz y a la edificación mutua. No destruyas la obra de Dios por causa de la comida. En realidad, todas las cosas son limpias, pero son malas para el hombre que escandaliza a otro al comer. Es mejor no comer carne, ni beber vino, ni hacer nada en que tu hermano tropiece. La fe que tú tienes, tenla conforme a tu propia convicción delante de Dios. Dichoso el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba. Pero el que duda, si come se condena, porque no lo hace por fe; y todo lo que no procede de fe, es pecado. Así que, nosotros los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno para su edificación.” (Romanos 14:13–15:2)

TRES APLICACIONES

¿Cómo aplicamos esto a la fe cristiana hoy, especialmente con respecto a “cristianos africanos o cristianos en África”?

  1. Debemos negarnos a unirnos a aquellos que tienen la agenda de hacer del “cristianismo africano” el tema para luchar en la iglesia. En cambio, debemos insistir en luchar por la pureza del evangelio en cualquier cultura. Ese debería ser nuestro grito de batalla. No deberíamos tener miedo de cuestionar la llamada adoración que está degenerando en nada más que aplausos y danzas sin sentido mientras se repiten algunas clichés, simplemente porque se etiqueta como “adoración africana”. Enseñemos la adoración de Dios como se enseña en las Escrituras.
  2. Debemos especializarnos en la predicación expositiva en nuestras iglesias. De esa manera, encontraremos muy poco que funcione para mejorar una etnia contra otra. La pesadilla de la predicación temática ha sido la dieta perenne servida desde muchos de nuestros púlpitos africanos, y los resultados no han sido alentadores.
  3. Deberíamos alentar a los predicadores visitantes de otras culturas a exponer las Escrituras como lo hacen en su país de origen. Quizás el área principal de la que deberán ser conscientes debe estar en las ilustraciones que usan. ¡El béisbol y el fútbol americano son tan extraños para África como los camellos, leones, guepardos y elefantes para América!

Pero la diferencia entre los pastores estadounidenses y africanos es muy superficial, lo que ha quedado demostrado por la popularidad de los sermones de Paul Washer, John Piper y John MacArthur entre muchos jóvenes de África. Ellos descargan sus sermones en decenas de miles de Internet, y por lo que parece, parecen entender bastante bien a estos predicadores.

CONCLUSIÓN

Deje que el mundo emprenda sus luchas culturales y étnicas. No tenemos un terreno en común. Sin embargo, que vean algo totalmente diferente cuando entren a la iglesia cristiana. Permítales encontrar un evangelio que ha derribado todas nuestras barreras, un evangelio que hace que los creyentes trabajen en amor hacia la edificación mutua en lugar de crear otra zona de guerra con el pretexto de reconocer nuestra etnia, que puede o no haber sido previamente reprimida.

Hermanos y hermanas, somos cristianos que somos africanos, no africanos que somos cristianos. ¡Hagamos que el énfasis bíblico sea correcto!


Conrad Mbewe es pastor de la Iglesia Bautista Kabwata en Lusaka, Zambia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s