Día: 26 abril 2018

Dos Extremos Que Deben Evitarse En La Predicación

Posted on

ESJ-2018 0426-004

Dos Extremos Que Deben Evitarse En La Predicación

Por Brian G. Najapfour

Extremo no. 1: Predicar como si todos en la congregación se salvasen.

Hace años recibí un correo electrónico de un miembro de cierta congregación. Esta persona, a quien no conocía personalmente en el momento en que recibí el correo electrónico, se preguntaba por qué su pastor predicaba como si todos en su iglesia fuesen salvos. Y debido a que su pastor veía a todos en las bancas como regenerados, no vio la necesidad de llamar a su congregación para que se autoexaminaran. En otras palabras, dado que en la mente de este predicador todos en su iglesia local fueron salvos, él solo entregó mensajes que se dirigen a los creyentes. En sus sermones, no hubo un llamado directo para que los incrédulos se arrepientan de sus pecados y crean en el Señor Jesucristo para su salvación. Leer el resto de esta entrada »

Esperanza Para Hoy, A Causa del Mañana

Posted on

ESJ-2018 0426-003

Esperanza Para Hoy, A Causa del Mañana

Cuando despertaste esta mañana, ¿qué te dio esperanza? Tal vez una mejor manera de hacer la misma pregunta es: ¿Cuándo despertaste esta mañana, dónde buscaste la seguridad?

Para muchos seguidores bien intencionados de Jesús, erróneamente hemos construido nuestras casas de esperanza en la arena movediza. Sin siquiera saberlo, cargamos toda nuestra esperanza de vida en nuestro cónyuge, hijos, carrera, hogar, cuenta de jubilación, estado social o vocación ministerial.

Ahora, no hay nada intrínsecamente incorrecto en apreciar personas, posesiones o posiciones. Pero estas cosas temporales nunca fueron diseñadas para ser una fuente de esperanza. Esperar en cosas temporales es esperar en lo que no puedo controlar y lo que no se me garantiza.

Creo que puedes predecir a dónde voy con esto: cuando vivimos con la eternidad a la vista, encontramos una esperanza inquebrantable para este mundo destrozado por el pecado.

Pero espere: hay una diferencia que cambia la vida entre entender esto conceptualmente y abrazarlo en la práctica. He descubierto que muchos de nosotros hemos seccionado esta verdad en el área “teológicamente interesante pero básicamente irrelevante” de nuestro cristianismo. La eternidad suena bien, pero no hace mucha diferencia en nuestra vida cotidiana.

Entonces, una vez más, los invitaría a meditar sobre la eternidad. Si vives con el Mañana a la vista, cambiará todo sobre la forma en que inviertes tu vida.

Escucha a los santos que pasaron al otro lado. No hablan sobre los maravillosos placeres temporales que experimentaron en la tierra. Tan apropiado como es ser agradecido por todas estas cosas, ahora tienen un sentido claro de lo que es más importante.

Lo resumen con una frase: “La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.” (Apocalipsis 7:10b)

Ahora en la eternidad, tienen sus valores correctos. Y a través del don de la Escritura, se nos da un vistazo de lo que ellos consideran central, así que no tenemos que esperar hasta que nos unamos a ellos mañana para lograr tener nuestros valores correctos hoy.

Pero confesamos: gran parte de nuestra existencia es un intento frenético de construir un paraíso en un mundo roto. La casa nunca está del todo bien. Los niños nunca parecen estar a la altura. Nuestro cónyuge nunca puede agradarnos. Nuestros amigos nunca son lo suficientemente leales. Las finanzas nunca son lo suficientemente seguras. ¡Ni siquiera podemos cumplir nuestras propias expectativas para nosotros mismos!

¡No es de extrañar que estemos frustrados, desanimados y agotados! Estamos tratando de encontrar la esperanza en un mundo físico terriblemente roto por el pecado.

Algún día, tú y yo estaremos del otro lado. Mientras tanto, ¿le seguirás demandando a la gente, a las circunstancias y a las cosas que hagan lo que nunca fueron diseñados para hacer? ¿Hay formas en que miras a este mundo caído para convertirte en tu paraíso personal?

O bien, ¿encontrarás esperanza para el día de hoy a causa del mañana? ¿Estás escuchando a la eternidad y dejando que la eternidad forme tus valores en la tierra? ¿Estás descansando en la promesa de que Cristo pondrá a todos sus enemigos bajo sus pies?

Si nuestra fe no tiene sentido sin eternidad – “Si hemos esperado en Cristo para esta vida solamente, somos, de todos los hombres, los más dignos de lástima.” (1 Corintios 15:19) – entonces debemos recordarnos a nosotros mismos y a otros a vivir con ello a la vista todos los días!

Dios les bendiga

Paul David Tripp

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN

· ¿Por qué personas, posesiones o puestos estás agradecido? ¿Cómo puedes estar más agradecido por los dones terrenales que Dios provee?

· ¿Cómo has experimentado recientemente la frustración de un mundo destrozado por el pecado? ¿Te recordó eso que no debes intentar crear un paraíso en la tierra?

· ¿Cuáles son algunas formas prácticas para que medites regularmente en la promesa de la eternidad?

· Piensa en una situación o relación en la que estás en el medio ahora mismo. ¿Cómo cambian tus respuestas si ignoras la eternidad y si vives a la luz de la eternidad?

Una Respuesta Bíblica Para La Unidad Racial – Reseña De Libro

Posted on

ESJ-2018 0426-002

Una Respuesta Bíblica Para La Unidad Racial – Reseña De Libro

Por Eric Davis

El tema de la raza ha experimentado un gran revuelo en los últimos días. Es por esa razón que estoy agradecido por el libro recientemente publicado, A Biblical Answer for Racial Unity [Una Respuesta a la Unidad Racial] , por Kress publishers.

El libro es el resultado de nueve exposiciones bíblicas y una encuesta biográfica sobre el tema de la conferencia La Verdad en Amor celebrada en la Iglesia Bautista Fundadores en Spring, Texas, hace aproximadamente un año. Los autores incluyen a Richard Caldwell, HB Charles Jr., Danny Akin, Juan Sánchez, Jim Hamilton, Owen Strachan, Carl Hargrove y Christian George. Leer el resto de esta entrada »

3 Razones Por Las Cuales El Domingo No Es El Día De Reposo

Posted on

ESJ-2018 0426-001

3 Razones Por Las Cuales El Domingo No Es El Día De Reposo

Por Jesse Johnson

Aquí hay tres razones por las cuales enseño que los cristianos no están bajo la ley del Sábado del Antiguo Testamento, y que no es prudente llamar al domingo “el Sábado Cristiano”.

Soy Un Dispensacionalista

Las restricciones del sábado se encuentran en el Antiguo Testamento y son parte de la ley dada a Israel cuando entraron a la Tierra Prometida. El cuarto mandamiento deja en claro que la ley del sábado se aplica a cualquier persona en Israel, independientemente de sus propias convicciones personales sobre la legitimidad del Pacto. En otras palabras, en el Israel del AT, solo porque una persona no creía en Yahweh, no significaba que podían quebrantar el sábado. Era un componente básico de la Ley israelita dada a los miembros del Antiguo Pacto por su tiempo en la Tierra Prometida. Leer el resto de esta entrada »