La Iglesia: El Templo de Dios

Posted on

ESJ-blog 20210218_02

La Iglesia: El Templo de Dios

“Fundamentos de la Adoración Corporativa”

Por Scott Aniol

Hasta ahora en esta serie he establecido la importancia de fundamentar nuestra teología y práctica de la adoración en la suficiente y autoritativa Palabra de Dios. Entonces, el resto de esta serie abordará la siguiente pregunta natural: ¿Cuál es esa teología y práctica de la adoración que la Biblia prescribe? Y en esta entrada comenzaré a abordar la primera pregunta teológica importante, según las Escrituras, ¿cuál es nuestro objetivo en la adoración corporativa?

Para algunos hoy en día, el propósito principal para el que nos reunimos es el evangelismo; cada servicio está diseñado para traer a los buscadores y moverlos hacia la conversión. Para otros, el propósito de nuestras reuniones es el reavivamiento o el compañerismo. Otros ven el objetivo de nuestras reuniones para expresar alabanza al Señor, otros quieren una experiencia emocional, y para algunos, la reunión es simplemente un deber que cumplir. Entonces, ¿cuál es la meta central de nuestras reuniones corporativas como iglesia, según la Palabra de Dios?

Un pasaje de la Escritura que, en mi opinión, ilustra maravillosamente la intención de Dios para su iglesia es Efesios 2:11-22 .

11Recordad, pues, que en otro tiempo vosotros los gentiles en la carne, llamados incircuncisión por la tal llamada circuncisión, hecha por manos en la carne, 12recordad que en ese tiempo estabais separados de Cristo, excluidos de la ciudadanía de Israel, extraños a los pactos de la promesa, sin tener esperanza, y sin Dios en el mundo. 13Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros, que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido acercados por la sangre de Cristo. 14Porque Él mismo es nuestra paz, quien de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, 15aboliendo en su carne la enemistad, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un nuevo hombre, estableciendo así la paz, 16y para reconciliar con Dios a los dos en un cuerpo por medio de la cruz, habiendo dado muerte en ella a la enemistad. 17Y vino y anunció paz a vosotros que estabais lejos, y paz a los que estaban cerca; 18porque por medio de Él los unos y los otros tenemos nuestra entrada al Padre en un mismo Espíritu. 19Así pues, ya no sois extraños ni extranjeros, sino que sois conciudadanos de los santos y sois de la familia de Dios, 20edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular, 21en quien todo el edificio, bien ajustado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor, 22en quien también vosotros sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

En esta porción de la carta de Pablo a los Efesios, describe la naturaleza del evangelio, de la que hablaremos más adelante, pero observe en el objetivo del evangelio al final de este pasaje: Pablo dice que cuando las personas llegan a la fe en Jesucristo, se acercan a él y son edificadas en un templo, una morada para Dios.

Esta metáfora del templo no es una coincidencia; la iglesia reunida del NT es la morada del Espíritu de Dios en esta época, de la misma manera que el templo de Israel era la morada de Dios en la economía del AT. La Biblia también enseña que cada creyente individual es un templo del Espíritu Santo (1 Cor 6:19 ), pero en este pasaje la atención se centra en la iglesia colectiva; observe en el versículo 21: “en quien todo el edificio, bien ajustado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor.”

Y esta forma de describir la naturaleza de la iglesia no es exclusiva de Efesios 2. Pablo dice en 1 Corintios 3:16 , “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” De nuevo, es importante reconocer que en este versículo los pronombres son plurales: todos ustedes son el templo de Dios, y esto es en el contexto de la discusión de la iglesia. Pablo dice lo mismo en 2 Corintios 6:16 -nosotros, la iglesia, "somos el templo del Dios vivo", y Pedro dice en 1 Pedro 2:5 que los cristianos en plural "están siendo edificados en una casa espiritual para ser un sacerdocio santo, ofreciendo sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo".

Ahora, ¿por qué el Nuevo Testamento utiliza esta imagen de un templo para describir la iglesia reunida? Bueno, ¿qué sucede en un templo? ¿Qué es lo que más naturalmente viene a la mente cuando alguien usa la imagen de un templo? Verán, Pablo está usando deliberadamente esta metáfora para hablar de nuestro propósito central como iglesia reunida: en este templo, construido por el Espíritu de Dios y habitado por él, tiene lugar la adoración. Así que eso reduce un poco la respuesta a nuestra pregunta inicial; la iglesia reunida, como el templo de Dios, está destinada a adorarle.

Pero todavía tenemos que explorar un poco más para discernir cuál debe ser la naturaleza de este adoración. Podemos reconocer que nuestro propósito cuando nos reunimos es adorar, pero ¿qué es eso exactamente? ¿Es la adoración un mero deber que cumplir? ¿Es la adoración simplemente una expresión de alabanza a Dios? ¿Es la adoración una experiencia emocional?

Bueno, si Pablo está usando deliberadamente la imagen de un templo para describir a la iglesia reunida, tomemos un momento para ver qué era exactamente el templo del Antiguo Testamento (y antes, el tabernáculo).

Santuario

En primer lugar, Dios llama al tabernáculo y al templo en el AT su santuario. Le dijo a Moisés en Éxodo 25:8, "hazme un santuario, para que yo habite en medio de ellos". Llamarlo santuario comunicaba la idea de algo consagrado y apartado para proteger la santidad de Dios de la impureza de la vida cotidiana. Ninguna persona incircuncisa o impura podía entrar en el santuario. Dios dio instrucciones muy claras y específicas sobre cómo debía construirse su santuario, cómo debía cuidarse y qué se requería para que alguien entrara en él. El santuario y todos sus elementos debían ser limpiados regularmente por los sacerdotes; los adoradores pecadores debían ofrecer sacrificios de expiación para poder entrar en el santuario de Dios. Y Dios ordenó específicamente en Levítico 19:30, “mi santuario tendréis en reverencia. Yo Jehová.”

Esta idea de ser- apartada se extiende entonces a la iglesia como templo de Dios, por lo que Pablo llama a la iglesia en Efesios 2:21 "un templo santo en el Señor". Pablo dice en 1 Timoteo 3:15 que hay una manera particular de "comportarse" en la iglesia porque está apartada de otras reuniones; de hecho, indica que todo el propósito de escribir a Timoteo es para que "sepas cómo hay que comportarse" en la iglesia reunida. Hay algo en la iglesia reunida que requiere un comportamiento particular que se aparta del comportamiento en el resto de la vida. Así, mientras que un cristiano individual es el templo del Espíritu de Dios y debe comportarse de manera que le sea agradable, la iglesia reunida es, de una manera especial y distinta, el santuario de la presencia de Dios, en el que el pueblo de Dios se comporta en el culto de manera diferente que en cualquier otra circunstancia. Y es por eso que, como vimos en el último capítulo, el comportamiento en la iglesia debe ser regulado por las claras instrucciones de Dios de una manera más explícita que para el comportamiento fuera de la iglesia. Sí, como templo individual del Espíritu Santo, puedes adorar a Dios en cualquier momento y en cualquier lugar, ya sea que comas o bebas o lo que sea que hagas, pero hay una adoración especial, apartada y necesaria que tiene lugar cuando nos reunimos como iglesia. No se trata de un edificio o de un lugar particular, se trata de un pueblo reunido, la iglesia, el templo santo de Dios.

Casa de Dios

Esta descripción del templo significa el peso y la importancia de lo que hacemos cuando nos reunimos para adorar, pero también debemos reconocer otra importante descripción del templo en el Antiguo Testamento. Varios pasajes del AT llaman al tabernáculo la "casa de Dios". El mismo término se utiliza para describir el templo. Segunda Crónicas 3:3 dice que Salomón construyó "la casa de Dios", al igual que muchos otros pasajes del AT (Sal 52:8 , Esdras 4:24 , Neh 13:11 ). Una vez más, la pregunta que hay que plantear aquí es ¿qué significa esta imagen de una casa sobre el templo y sobre la adoración que tiene lugar allí? Como casa de Dios, el templo es el lugar donde Dios habita con su pueblo; por eso Jacob llamó al lugar donde se reunía con Dios "Betel", que literalmente significa "casa de Dios" (Gn 28:10-22 ); una casa es el lugar donde te reúnes con alguien, habitas con él, tienes comunión con él. En otras palabras, esto enfatiza el hecho de que el templo de Israel no era simplemente un lugar donde realizaban rituales o tenían algún tipo de experiencia; el templo era donde se reunían con Dios.

Y no es sorprendente que el NT también se refiera a la iglesia como la casa de Dios. En 1 Timoteo 3:15 , Pablo llama a la iglesia "la casa de Dios", y dice en Gálatas 6:10 que los cristianos son "la casa de la fe". Hebreos 10:21 también llama a la iglesia "la casa de Dios" y subraya en el versículo 25 que no debemos dejar de reunirnos. Jesús dijo a sus discípulos en Mateo 18:20 , en el contexto de hablar de la naturaleza de la iglesia, que cuando la iglesia se reúne, Cristo está "en medio de ellos". Y también encontramos ese mismo lenguaje en Efesios 2; justo antes de que Pablo llame a la iglesia templo santo de Dios, dice en el versículo 19 que los creyentes son "miembros de la familia de Dios", y en el versículo 22 describe a la iglesia como "una morada para Dios".

Así que a partir de estas dos imágenes, santuario y casa de Dios, podemos reconocer un poco más claramente la naturaleza de lo que somos y lo que debemos hacer como iglesia reunida: somos una morada santa y apartada para Dios, y cuando nos reunimos, no nos limitamos a realizar tareas, expresar alabanzas o tener una experiencia; cuando nos reunimos como iglesia, nos encontramos con Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s