El Reino de Dios en Lucas (3a. Pte.)

Posted on

ESJ-blog 20200527_01

El Reino de Dios en Lucas (3a. Pte.)

Por Paul Henebury

Lucas 18 devuelve el enfoque del eschaton a la época de Jesús[1], pero hay uno o dos versículos que son pertinentes. Después de ilustrar la importancia de la persistencia en la oración, Jesús añade,

Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” – Lucas 18:8.

           Esta referencia a su venida está precedida por palabras sobre el juicio: "Os digo que pronto les hará justicia” (Lc. 18:8): "Les" son los que piden a Dios justicia. El regreso de Cristo será ese juicio rápido. Esto asegura a los santos que, aunque tengan que esperar hasta la aparición de Cristo, sus súplicas fueron escuchadas. Su Reino será justo.

Las referencias escatológicas al Reino continúan en Lucas 18, primero con la advertencia de que hay que recibirlo "como un niño pequeño" (paidion) si se quiere "entrar" en él (Lc. 18:16-17), lo que supone que cualquier entrada está por delante. A esto le sigue la historia del [joven] rico (Lucas no da su edad) al que se le promete un "tesoro en el cielo" (Lc. 18:22) si abandona todo y sigue a Jesús. No hay duda de que esto es futuro, pero ¿es este "tesoro en el cielo" lo mismo que el Reino? Es decir, ¿es el Reino de Dios una realidad celestial y no terrenal? Al ver al hombre alejarse[2], Jesús dice a sus discípulos lo difícil que es para un rico entrar en el Reino de Dios (Lc. 18:24-25). La futuridad del Reino está de nuevo clara, pero ¿qué hay de su ubicación?

La Ubicación del Reino en Lucas

La respuesta puede construirse en parte a partir de los versículos circundantes. La pregunta del joven se refería a la herencia de la vida eterna, que sin duda equiparaba con el futuro Reino[3]. Lucas ya se había referido al tesoro en el cielo en Lucas 12:31-33, donde es algo que se puede almacenar. El evangelista no dice mucho sobre la ubicación del Reino, pero creo que es posible reunir sus alusiones para demostrar que se supone la ubicación terrenal.

Antes de este acontecimiento crucial, el Señor había dicho a sus discípulos: “Pero os digo en verdad, que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios.” (Lc. 9:27). Lo que Pedro, Santiago y Juan vieron fue la gloria del Señor en un escenario terrenal con Moisés y Elías; a este último se le predijo que regresaría a la tierra para anunciar la venida del Señor. Más tarde, el propio Pedro parece entender este acontecimiento como un anuncio de la segunda venida del Señor (2 Pe. 1:16). Habría tenido más sentido que Jesús hubiera sido levantado de la tierra si la intención era crear la impresión de un reino celestial. Luego, en los capítulos centrales del Evangelio encontramos a Jesús empleando la frase "el reino de Dios se ha acercado a vosotros" (Lc. 10:9, 11; 11:20[4]; cf. 17:21). Estas frases tienen un contexto del mundo similar al pasaje "entre vosotros" de Lucas 17:21.[5]

Lucas 13:28-29 son importantes aquí:

Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.

No habría razón para que alguien viajara desde cualquier punto de la brújula si no pudiera encontrar el Reino de Dios aquí en la Tierra. Además, este Reino terrestre es el que está relacionado con el pacto con Abraham, Isaac y Jacob. Una vez más, el énfasis de Lucas recae en el Reino futuro.

La Recompensa del Reino y la Predicción de la Pasión

Después de la partida del gobernante rico, Pedro comenta que lo han dejado todo para seguir a Jesús (Lc. 18:28), a lo que recibe la respuesta de que todos los sacrificios que han hecho por Él, van a “recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna.” (Lc. 18:30). No es una respuesta fácil de digerir, pues ¿qué quiere decir Jesús con las recompensas "en este tiempo"? Creo que la respuesta hay que buscarla en la idea de acumular tesoros que acabamos de leer en la perícopa anterior (Lc.18:18-27, especialmente el v. 22). Los sacrificios en esta vida se contabilizan en nuestra cuenta y se magnifican "muchas veces… en el siglo venidero" (Lc. 18:30). Estos dones vienen a los santos además del don de la vida eterna. Tendremos que relacionar la vida eterna con el Reino más adelante en este libro, pero está claro que las diferencias en las recompensas apuntan a una sociedad estratificada en el eschaton.

Lo que viene inmediatamente después de la enseñanza de las recompensas es la predicción de Jesús de su propio sacrificio posterior; un concepto que los discípulos no podían entender (Lc. 18: 34). Como hemos visto, esta necesidad era conocida por Jesús, y la expresará claramente en el siguiente capítulo. Lucas comenta que, a pesar de que Jesús redactó la noticia de la manera más inequívoca, “esta palabra les era encubierta, y no entendían lo que se les decía.” (Lc. 18:34).

Lucas 18 termina con la inserción por parte del autor del relato de la sanidad del ciego (Lc. 18:35-43). El ciego proclama la verdadera identidad de Jesús como "hijo de David" a los que ven. Sin pretender leer en el texto, Lucas, tan interesado en el Reino, podría estar aludiendo a esta idea a través del contexto de este ciego que relaciona las sanidades de Jesús con su mesianismo.


[1]  Lo mismo vemos en Lucas 20 y 22 después de las enseñanzas escatológicas de Lucas 19 y 21. Dado que la pasión de Cristo tiene que ser registrada, esto es inevitable, pero muestra el peso que Lucas dio a la escatología y al Reino de Dios.

[2]  Lucas no registra la salida del hombre.

[3] Craig A. Evans, Luke, 275.

[4] “reino de Dios ha llegado a vosotros.”

[5] Si los consideramos como tales, no enseñan otra cosa que el Reino estaba presente cuando Jesús estaba presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s