Orando Por La Muerte De Terroristas

Posted on

ESJ-2018 0315-001

Orando Por La Muerte De Terroristas

Por Steven Ingino

Es hora de que cada nación amante de la paz se una para eliminar a todos los grupos terroristas de la faz de la tierra.

Si esta oración resulta grosera o áspera, quiero mostrarte que representa el tipo de respuesta bíblica que debemos tener frente al mal. En mis próximos mensajes, quiero examinar: ¿Es Dios un pacifista? ¿Dios ordena asesinar? ¿Dios trabaja de manera diferente y da diferentes órdenes para las naciones y los individuos? ¿Cómo debe vivir un cristiano a la luz de la justicia y la misericordia de Dios? ¿Cómo puede Dios ordenar a Israel que mate, sino también decirnos que amemos a nuestros enemigos y oremos por aquellos que nos persiguen? Cuando vemos el mal y el terrorismo en el mundo, ¿cómo debemos orar? ¿Para que Dios destruya terroristas o salvarlos? ¿Nos enfocamos en la justicia o la misericordia?

Para tener una base adecuada para responder a las preguntas anteriores, primero debemos entender quién es Dios. Entonces en este post, vamos a ver el carácter de Dios y cómo Dios ve el pecado y el mal en este mundo.

Nuestra perspectiva de Dios debe basarse en la palabra de Dios, y no en nuestras personalidades, preferencias, presuposiciones o parcialidad política. Es en la palabra de Dios que vemos a Dios como el guerrero justo. Moisés declara, “Canto al Señor porque ha triunfado gloriosamente; al caballo y a su jinete ha arrojado al mar…. El Señor es fuerte guerrero; el Señor es su nombre.” (Éxodo 15:1, 3). Dios es un poderoso guerrero que lucha por Su pueblo y destruye a Sus enemigos en la guerra. Moisés está feliz, agradecido incluso, de que Dios lo rescató milagrosamente a él y a los israelitas. Israel se regocija exactamente porque Dios es un guerrero todopoderoso que derrotó a sus enemigos. Moisés también le dijo al pueblo: “El Señor peleará por vosotros” (Éxodo 14:14). Cuando Israel estaba a punto de tomar la Tierra Prometida, Moisés también le dijo al pueblo: “El Señor vuestro Dios, que va delante de vosotros, El peleará por vosotros” ( Deut 1:30 ).

Tanto los egipcios como los cananeos fueron destruidos porque Dios fue delante de Israel y luchó por ellos. Está claro que al mirar el carácter, los atributos y los títulos de Dios, él se revela como un guerrero airado que hace guerra. Él destruye naciones. Él mata a los malvados. Dios nunca aparece retratado en las Escrituras como alguien que tolera todo y no condena a nadie. No hay nada en el carácter de Dios que sugiera ser un pacifista. No, Dios es fuerte y poderoso, poderoso en batalla y lucha por, junto a, y a través de Su pueblo.

Entonces, ¿cuál es el marco para entender cómo Dios puede ser un guerrero que destruye enemigos?

Todos los mandamientos de Dios y su participación directa en el asesinato de personas y naciones se deben finalmente a la pecaminosidad del pecado. Dios mata a los pecadores porque es justo y el pecado es injusto. Dios es un guerrero justo porque el pecado es la peor forma de traición divina. El pecado es mucho peor y merece un castigo mucho peor de lo que cualquiera de nosotros podría imaginar. El pecado merece la muerte. Muerte eterna Dios es infinitamente santo y justo. Y el único acto justo que Dios debe hacer por cada persona pecaminosa es castigarlos por toda la eternidad. Entonces la pregunta es ¿cómo puede Dios destruir naciones? La pregunta apropiada es por qué Dios no destruyó a todos? El destino de los cananeos, egipcios y amorreos es el destino que todo pecador merece.

Nuestra respuesta ante el mal y el pecado debería ser la misma que la de Dios. Debemos tener un odio justo por todas las formas de maldad y pecado en este mundo porque todo está en contra de nuestro Dios santo. Debemos anhelar que la justicia gane y que la justicia prevalezca. Israel se regocijó cuando Dios destruyó a sus enemigos. También debemos desear que todas las formas de maldad sean destruidas y que la justicia reine. Si realmente entendemos cuán santo y justo es nuestro Dios, y si realmente entendemos la atrocidad del pecado, deberíamos anhelar que todas las formas de maldad sean destruidas, incluso pidiéndole a Dios que pare en seco a aquellos que desean dañar a las personas.


El Dr. Steven Ingino ha pastoreado durante diez años en Tucson, Arizona. Obtuvo su D. Min. de The Master’s Seminary y su Th.M. del Seminario Teológico de Dallas. Actualmente sirve en un ministerio internacional de apologética. Steve está casado con Bridgett y tienen tres hijos.

6 comentarios sobre “Orando Por La Muerte De Terroristas

    Angélica Frias escribió:
    18 marzo 2018 en 11:00 pm

    Que raro análisis de la justicia y misericordia de Dios!!!! Creo que está fuera de contexto todo lo que dice esta persona….perdón, pastor…☀️

    Angélica Frias escribió:
    18 marzo 2018 en 11:07 pm

    “y si realmente entendemos la atrocidad del pecado, deberíamos anhelar que todas las formas de maldad sean destruidas, incluso pidiéndole a Dios que pare en seco a aquellos que desean dañar a las personas.“
    Creo que las palabras de nuestro Señor de “líbranos del mal” y orar por nuestros enemigos, son suficientes para ir delante de Él en oración por misericordia por el pueblo que no le conoce… Cristo es nuestro ejemplo de cómo ser delante de aquellos que hacen maldad… definitivamente debemos orar por el deseo de orar pidiendo que mueran “ciertas personas” …. creo que el enfoque sería en las palabras de nuestro Señor en el evangelio y en Su persona…

    Angélica Frias escribió:
    18 marzo 2018 en 11:11 pm

    Me parece muy extraño este post, pareciera que la persona que lo escribió no comprende la Teología … porque me imagino que antes de que el Señor le mostrara a este pastor Su gracia , él estaba en el mismo nivel de pecaminosidad de aquellos que quiere que mueran…. El Señor es imparcial…

    En Defensa De La Pena De Muerte « escribió:
    27 marzo 2018 en 8:14 am

    […] semana pasada escribí un post argumentando que es bueno orar para que Dios termine con el terrorismo al quitarle la vida justamente a aquellos que buscan matar a los inocentes. Esa publicación […]

    Amando A Los Terroristas: Un Equilibrio Práctico « escribió:
    3 abril 2018 en 3:54 pm

    […] los últimos dos mensajes ( Orando Por la Muerte de Terroristas y En defensa de la pena de muerte ) hemos visto cómo Dios odia el pecado y castiga con rectitud a […]

    […] los últimos dos mensajes ( Orando Por la Muerte de Terroristas y En defensa de la pena de muerte ) hemos visto cómo Dios odia el pecado y castiga con rectitud […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s