El Día De La Reforma Debe Ser El Día De Apreciación De La Biblia

Posted on

ESJ-2018 1030-002

El Día De La Reforma Debe Ser El Día De Apreciación De La Biblia

Por Jordan Standridge

El 31 de octubre debe ser el día de apreciación de la Biblia.

Mientras los niños del mundo aprecian los dulces y los disfraces, los cristianos debemos apreciar a los que derramaron su sangre para que podamos sostener la Biblia.

¡Ojalá Wycliffe, Hus y Tyndale pudieran haber visto una visión de mi iPhone cuando fueron asesinados por su duro trabajo! Habrían visto las docenas de traducciones que tengo en mi aplicación Bible Gateway, o en mi aplicación Logos, que me permite tener acceso a tantas herramientas, ¡incluso la capacidad de analizar palabras griegas en un abrir y cerrar de ojos!

Creo que es correcto que pasemos un poco de tiempo mañana, agradeciendo a Dios por su Palabra, y por alentar a los hombres y mujeres a estar dispuestos a morir por la posibilidad de tener nuestras Biblias.

También es imperativo que te des cuenta de las ramificaciones de sus acciones. La Iglesia Católica Romana odia el hecho de que tienes tu Biblia.

Lo dejaron muy claro cuando desenterraron los huesos de John Wycliffe para quemarlos y dispersarlos en el río Swift. Su traducción de la Biblia dejó tal impacto que la Iglesia Católica Romana necesitaba hacer una declaración pública sobre su odio hacia él.

Lo demostraron de nuevo cuando quemaron a Jan Hus por traducir la Biblia al checo. La historia cuenta que estaban tan entusiasmados con su muerte que cientos de prostitutas se dirigieron a su ejecución, y cientos murieron de fiesta en el lago local.

Mantuvieron su tradición fuerte cuando mataron a William Tyndale por su trabajo de traducción al inglés, estrangulándolo y luego quemando su cuerpo. Si dependiera de la Iglesia Católica Romana, todos seríamos analfabetos bíblicos siguiendo nuestro camino al cielo a través de indulgencias.

Creo que es apropiado hoy agradecer al Señor por la Biblia que tienes en tus manos.

Mientras considera la Biblia (o las Biblias) que conserva, oro para que las siguientes tres cosas sean ciertas acerca de usted. Estos tres hombres murieron para que hicieras tres cosas.

Leerla

Hombres y mujeres murieron mientras la traducían porque querían que la leyeras. No es suficiente ir a una iglesia que la predica o pasar tiempo con otras personas que la leen. Necesitas ser alguien que la lea regularmente. ¡Que la Palabra de Dios sea más importante para ti que la ropa que usas y el agua que bebes!

¡Que el Salmo 119:97 sea verdadero en tu vida!

“¡Cuánto amo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.”

Compártela.

Hombres y mujeres murieron para que compartieras la Biblia con otros. Regala la Biblia a la gente; pero, lo más importante, habla de ella con los demás. Puede mostrar agradecimiento a Dios por la Biblia que tiene al hablar con las personas que lo rodean. Su pecado es vasto, pero no pueden verlo a menos que Dios abra sus ojos a través de Su Palabra. Él lo ha hecho para que solo Su Palabra pueda abrir sus ojos, y solo a través de Sus mensajeros que compartan fielmente esa Palabra con otros.

“¡Que siempre recuerdes Romanos 10:17!”

“Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo.”

Apóyala

Encuentra hombres y mujeres que están dando su vida a la traducción de la Biblia y apóyalos. Si no tienes mucho dinero, considera orar por ellos. La mayoría de ellos arriesgan sus vidas por la traducción de la Biblia. Hay una sala en el museo de la Biblia aquí en DC que muestra todos los diferentes idiomas del mundo con una Biblia completa. Lamentablemente, ¡menos de la mitad de los idiomas del mundo tienen una Biblia completa en su idioma! El trabajo que Wycliffe, Huss y Tyndale iniciaron no está completo, así que ¡considera dar tu vida por llevar la Biblia a los no alcanzados!

¡Que nos anime hacer lo que el Salmo 96:3 nos pide que hagamos!

“Contad su gloria entre las naciones, sus maravillas entre todos los pueblos.”

Cada año, en el Día de la Reforma, tenemos una oportunidad increíble para recordar la gracia incomprensible de Dios al permitirnos conocerlo. Deberíamos estar en el infierno y, sin embargo, a través de Su maravillosa gracia, Él nos dio hombres y mujeres a quienes transformó a través de Su Palabra. Hombres y mujeres que estaban dispuestos a sufrir por nuestro bien, para que nosotros también experimentemos la obra transformadora de Su palabra. Este es nuestro día para estar agradecidos, y este es nuestro día para renovar nuestro compromiso de leerla, compartirla y apoyarla.

¡Feliz día de la reforma!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s