Día: 7 abril 2020

La Impecable Soberanía de Dios

Posted on

ESJ-2020 0407-002

La Impecable Soberanía de Dios

Romanos 9:1–22

POR JOHN F. MACARTHUR

Pocos capítulos de la Biblia suscitan tanta controversia como Romanos 9. El tema de la elección de Dios para redimir a una persona en lugar de otra, basado únicamente en su elección soberana, es una afrenta absoluta a la mayoría de las sensibilidades modernas de la justicia y la equidad. Pero al apóstol Pablo no le molestaban esas objeciones. De hecho, usó la verdad de la soberanía de Dios para repudiarlas y reafirmar la justicia y la rectitud impecable de Dios. Leer el resto de esta entrada »

La Soberanía De Dios En La Salvación

Posted on

ESJ-2020 0407-001

La Soberanía De Dios En La Salvación

Juan 3:2-10

Por JOHN F. MACARTHUR

El evangelio llama a los pecadores al arrepentimiento y a la fe en el Señor Jesucristo. ¿Pero eso significa que la salvación comienza cuando un pecador responde al mensaje? ¿Depende de que ejerza su fe?

Encontramos una respuesta interesante en Juan 3. Un hombre llamado Nicodemo vino a ver a Jesús. Era un importante líder religioso de los judíos y un formidable maestro entre los fariseos. Las Escrituras dicen que vino de noche, y suponemos que fue porque quería mantener su encuentro con Jesús en secreto para sus compañeros líderes religiosos. Le dijo a Jesús: “Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces si Dios no está con él” (Juan 3:2). Comprendió el verdadero propósito de los milagros de Jesús, que eran una evidencia de su divinidad. Pero Jesús ignoró lo que dijo Nicodemo y fue directo a la pregunta que verdaderamente estaba en su corazón (cf. Juan 2:24). Jesús siempre supo lo que la gente pensaba, y sabía lo que preocupaba a Nicodemo. La pregunta que le preocupaba en su corazón era, “¿Cómo puedo entrar en el reino de Dios?” Y antes de que Nicodemo pudiera poner su pregunta en palabras, Jesús respondió: “En verdad, en verdad te digo que a menos que uno nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3). Leer el resto de esta entrada »