La Ignorancia Deliberada De William Lane Craig

Posted on

ESJ-2020 0523-001

La Ignorancia Deliberada De William Lane Craig

Por Dan Starcevich

Una vez que alguien se compromete con una creencia, hay una tendencia a negarse a reconocer cualquier hecho contrario. Esta selección de realidades contrarias se llama ignorancia voluntaria. A menudo la ignorancia voluntaria tiene consecuencias desastrosas. La ignorancia deliberada, por ejemplo, fue la causa del desastre del transbordador espacial Challenger en 1986. En el informe sobre este incidente se citaba la ignorancia deliberada en relación con un pequeño componente del transbordador como causa de la explosión. Incluso hay un libro interesante sobre los peligros de la ignorancia voluntaria. Se trata de Willful Blindness: Why We Ignore the Obvious at our Peril”. [Ceguera Voluntaria”: Por Qué Ignoramos Lo Obvio A Nuestro Propio Riesgo.]

Así que, cuando recientemente me encontré con un video de William Lane Craig afirmando confiadamente que el rapto de la iglesia nunca se enseñó en la iglesia primitiva, sólo sacudí mi cabeza ante otro ejemplo de ignorancia voluntaria. En los últimos años libros como “Dispensacionalismo Antes de Darby“, y “Verdad Dispensacional Antigua” han demostrado que los padres apostólicos tenían el rapto en sus mentes. Consideremos sólo un ejemplo. He aquí a Ireneo (ca. 130-202), “Y por lo tanto, cuando al final la Iglesia sea arrebatada repentinamente de esto, se dice: “Habrá tribulación como no la ha habido desde el principio, ni la habrá”[1] Es un ejemplo particularmente interesante. Había aprendido la fe cristiana de su mentor Policarpo. Policarpo había sido discípulo del apóstol Juan. Así que no sólo Ireneo escribe sobre el rapto, sino que podemos rastrear su comprensión hasta los apóstoles.

Creo que la ignorancia deliberada de William Lane Craig es lamentable. Ha sido un notable apologista cristiano. Aunque no comparto su enfoque evidencialista de la apologética, estoy agradecido de que tenga una plataforma prominente para abordar las objeciones agnósticas y ateas al cristianismo. Sin embargo, cuando dice cosas voluntariamente ignorantes, daña su credibilidad. Nada peor que un apologista que no puede ser creído.


[1] Irenaeus of Lyons, “Irenæus against Heresies,” en The Apostolic Fathers with Justin Martyr and Irenaeus, ed. Alexander Roberts, James Donaldson, and A. Cleveland Coxe, vol. 1, The Ante-Nicene Fathers (Buffalo, NY: Christian Literature Company, 1885), 558.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s