No se Incluyen Baterías 2ª. Pte.

Posted on

ESJ-2020 0630-001

No se Incluyen Baterías 2ª. Pte.

Por Clint Archer

Su fuente de poder espiritual

La semana pasada vimos que cada batería necesita dos terminales para generar energía… …y en este caso, los terminales son nuestra responsabilidad y la energía de Dios. Vimos que tenemos que…

1. ACEPTAR NUESTRA RESPONSABILIDAD – somo salvos “para buenas obras” (Ef 2:10 ). Dios nos ha dado dones y hay mucho trabajo por hacer en el reino. Pero también admitimos que no podemos hacer este trabajo con nuestras propias fuerzas.

Hoy consideraremos nuestra necesidad de…

2. ACEPTAR NUESTRA DEPENDENCIA

Colosenses 1:29 Con este fin trabajo y lucho fortalecido por el poder de Cristo que obra en mí.

Hay una fascinante paradoja en la descripción del trabajo de los cristianos. Dios nos da un trabajo para hacer, pero también nos dice que no podemos hacerlo solos.

Estas son las palabras de Jesús – Juan 15: Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí. 5 »Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada.

Jesús le decía a sus discípulos: “No busco gente que pueda arreglárselas sin mí”. La descripción del trabajo de un cristiano no incluye “capaz de trabajar de forma independiente”. No estamos diseñados para funcionar sin Jesús. De hecho, la lección de Jesús es “Aparte de mí no puedes hacer nada. Pero eso está bien. Quédate cerca de mí y mi poder trabajará dentro de ti”.

Esta es la desconcertante tensión en la vida cristiana: Dios exige tu esfuerzo y exige tu dependencia. Incluso el apóstol Pablo lo sabía cuando dijo: “Pero por la gracia de Dios soy lo que soy….. he trabajado mucho más que todos ellos, aunque no yo, sino la gracia de Dios en mí.“. (1 Corintios 15:10 )

Pero… ¿es una excusa para la inactividad? ¿Usted dice: “No soy bueno para el evangelismo, pero está bien porque Dios me hizo incompetente, y si quiere que ese tipo se salve, tendrá que hacerlo sin mi participación en absoluto”?

No, en absoluto. Efesios 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas..

Estamos diseñados y creados por Dios con el propósito de realizar las obras que Dios ha preparado para nosotros: servir a los santos, edificar la iglesia, evangelizar a los perdidos, ser sal y luz, todo para glorificar a Dios.

¡Estamos hechos para ser máquinas de ministerio, listos para ser liberados en nuestras comunidades y en el mundo entero! Pero …si mira de cerca la caja en la que vinimos verán las palabras: baterías no incluidas.

Eso es lo que significa “Aparte de mí nada podéis hacer”.

Tenemos que mirar a Jesús para todo. Tenemos que pedirle ayuda antes de cada tarea. Necesitamos orar por sabiduría antes de cada decisión. Necesitamos leer su palabra para pedirle consejo sobre las relaciones y la familia y el trabajo y todo.

No sé si te has dado cuenta, pero la vida es dura.

El trabajo, las relaciones, el ministerio, están llenos de problemas y batallas. ¿Por qué? Porque vivimos en un mundo maldito por el pecado.

Pero esa comprensión debería hacernos aún más dependientes de Cristo en todo.

Jesús a menudo le dijo a la gente que hiciera tareas imposibles. Luego proveyó el poder. ¿Recuerdas que les dijo a sus discípulos que alimentaran a la multitud? Ellos sabían que nunca podrían hacer eso. Pero entonces Jesús intervino y llenaron 12 canastas con la lección objetiva que les quería dar: mi poder es suficiente en su debilidad.

¿Sientes que tu vida es imposible? ¡Lo es! No puedes hacer lo que Dios te dice que hagas. Pero Dios te da poder para hacer lo que necesita que hagas. Así que aprende la lección y acude a Jesús. Jesús quiere que dependamos totalmente de él.

Pero, ¿qué aspecto tiene eso?

Dios nos da recursos que deben ser utilizados. La oración, la Biblia, la edificación de los santos, el estímulo. Los llamamos los medios de gracia. Estos son los músculos que llevan nuestra carga.

1. Oración: Mateo 7:7-9 7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 8 Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 9 ¿O qué hombre hay entre vosotros que si su hijo le pide pan, le dará una piedra,

Si su hijo pequeño pide un poco de pan, no le da una piedra, ni siquiera una bolsa de harina y algunos huevos. ¿Por qué? Porque eso no satisface su necesidad.

En la oración le pedimos a Dios que satisfaga nuestra necesidad y él la satisfará. La oración es la tarjeta de acceso a la gracia que necesitamos para nuestro ministerio y vida diaria.

2. Palabra: Sal. 119:105 Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino.

Necesitamos un tiempo regular con el Señor en la oración y el estudio de su palabra, para que aprendamos su voluntad y sus caminos. Sin este tiempo regular de recarga, somos como una de esas calculadoras solares que ha estado atascada en el cajón durante demasiado tiempo. Inútiles. Así que lean la Biblia, estúdienla, siéntense bajo una buena predicación de la palabra.

3. Sabiduría: Santiago 1:5 Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Dios nunca nos reprocha que pidamos sabiduría. Nunca dice, “Seguramente puedes hacer esto por tu cuenta”. Le encanta cuando nos damos cuenta de que es más sabio que nosotros, y siempre nos da la sabiduría que necesitamos. ¿Por qué se frustra tratando de encontrar soluciones más allá de su nivel de sabiduría? Para llegar a la sabiduría de Dios todo lo que tienes que hacer es preguntar. Recuerda que las baterías no están incluidas. Sólo él tiene el poder.

4. Compañerismo y estímulo: Hebreos 10 24 y consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, 25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca.

Cuando te sientes agotado espiritualmente lo peor que puedes hacer es saltarte la iglesia. Esperemos que esta temporada en el desierto cortesía de COVID-19 te haya convencido de la necesidad y la dulzura de la comunión cara a cara.

CONCLUSION

Utilice los medios de gracia como conductos a tu fuente de energía. Deja de hacer de náufrago en una isla desierta. Vives en la casa de Dios. Tienes una responsabilidad y tienes privilegios. Es hora de ponerse a trabajar. Deje de confiar en sus propios esfuerzos y más bien trabaje, luchando con toda su energía, que él trabaja poderosamente dentro de usted.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s