Sumisión Para Dummies

Posted on

ESJ-2020 0720-001

Sumisión Para Dummies

Por Clint Archer

Cuando estaba en la universidad tenía dos tendencias conflictivas. Poseía una insaciable curiosidad por todo, quería saber todo lo que pudiera sobre todo lo que pudiera. Pero mi otra tendencia era, digamos, una inercia crónica, una falta de impulso, o el diagnóstico de mi madre: estaba ocioso de los huesos.

Estaba condenado a ser perpetuamente curioso sobre el mundo que me rodeaba, pero demasiado perezoso para andar a hurtadillas por un libro denso e investigar el tema, como el perezoso de Proverbios que entierra su mano en un cuenco, pero es demasiado perezoso para llevarse la cuchara a la boca. Pero entonces sucedió.

La Editorial Wiley vino al rescate de curiosos perezosos de todo el mundo creando una prolífica serie de libros de instrucción destinados a condensar temas complejos en porciones no intimidantes del tamaño de un bocado. El formato incluye caricaturas, fuentes amigables y simpáticas cabezas parlantes que cubren una variedad de temas. Llamaron a la serie For Dummies, una guía simplificada para ayudar a cualquier persona a aprender cualquier cosa que quiera saber con el mínimo esfuerzo. Cuando aparecieron por primera vez yo estaba trabajando en una librería y cada vez que tomaba un descanso para el café devoraba un panecillo y un libro de For Dummies de una sola vez.

Trabajé sistemáticamente de la A a la Z. Esto me llevó a algunas combinaciones interesantes. Una noche leí “Vampiros para Dummies” y “Vegetarianismo para Dummies” en la misma noche, en otra ocasión aprendí los beneficios de Educar En Casa A Mis Hijos y de Elaborar Mi Propia Cerveza.

La serie es una gran manera de meter en la cabeza lo básico sin comprender completamente el material, por lo que debe utilizarse como un suplemento, no como un sustituto de la lectura amplia y la investigación en profundidad.

El texto de hoy no es un sustituto de un estudio en profundidad de las cuestiones que implica someterse a la autoridad. Pero sí sirve como guía de estudio de los hechos más destacados, una especie de “Ser Un Buen Testigo Para Los Dummies“.

1 Pedro 2:17 Honrad a todos, amad a los hermanos, temed a Dios, honrad al rey

4 PUNTOS CONCISOS PARA PONER EN PRÁCTICA EL GOBIERNO

1. HONRAR A TODOS

Como una red de pescador, Pedro lanza este mandato para atrapar todo sobre todas nuestras relaciones.

“Horad” se refiere al respeto en su actitud y acciones. “Todos” significa más o menos eso. Pedro dice que los creyentes le deben a cada persona el respeto y la cortesía básica, incluso a los no creyentes.

Algunos cristianos exudan una sutil actitud de superioridad hacia los no creyentes. “Somos hijos de Dios, tú ni siquiera crees en Dios, así que hay algo malo en ti.” Nunca lo dirías, pero tu actitud se te escapa. Como si tu salvación tuviera algo que ver contigo de todas formas. Así que, Pedro lo resume todo para Dummies: Honrar a todos. Sí, incluso a los no creyentes.

Hay 3 razones para mostrar respeto a las personas: 1) Dios nos da un ejemplo al bendecirlos, 2) Todos están hechos a imagen de Dios, y 3) Dios quiere usar tu testimonio para salvarlos.

2. AMAR LA HERMANDAD

Uno puede malinterpretar la orden de Pedro de honrar a todos. No quiere decir que haya que tratar a todos exactamente igual.

Debes respetar a todos, pero los creyentes deben ser tratados de manera diferente. Tienes un vínculo de amor con los creyentes que en sí mismo es un gran testimonio para los no creyentes. Así que honra a todos y ama a la hermandad – la iglesia universal – todos los cristianos.

Debes preocuparte por el cuerpo de Cristo en todo el mundo. ¿Oras por la iglesia en Austria o Zimbabwe? ¿Te alegras cuando una congregación local de tu comunidad tiene éxito en un evento de alcance? No estamos en competencia con otras iglesias. Y no sólo las respetamos, las amamos.

A veces necesitamos corregir la enseñanza errónea, o necesitamos tomar una posición diferente en la teología, pero los forasteros siempre necesitan ser capaces de discernir que nos amamos.

Juan 13: 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os amáis los unos a los otros.

La palabra es ágape, no sólo amor fraternal. Es una emoción de servicio, sacrificio y afecto.

Como testigo de los incrédulos, el amor que nos tenemos los unos a los otros es un poderoso testimonio.

3.    TEMER A DIOS

El temor es una respuesta emocional a la amenaza de un peligro real o percibido. Temer a Dios es considerar a Dios a la luz de la realidad de que existe, y que es infinitamente superior a ti en todos los sentidos, y es consciente de cada uno de tus pensamientos y acciones, y ha demostrado que está dispuesto y es capaz de castigar a aquellos que rechazan a su Hijo.

Heb 10:31 Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo.

Como un surfista experimentado que ama el océano, pero tiene un sano temor a su poder, un cristiano ama a Dios, pero tiene un sano temor a su santidad.

Prov 9:10 El principio de la sabiduría es el temor del Señor, y el conocimiento del Santo es inteligencia.

El temor y el conocimiento están en paralelo. La única vez que usted no tiene ningún temor, ninguna reverencia, ningún temor de Dios, es cuando usted no lo conoce muy bien.

La gente que conoce bien a Dios, no lo trata como a un igual. Lo conocen como un potentado.

Cuando Isaías vio la visión de Dios, dijo Is 6:5 “¡Ay de mí! Porque perdido estoy, pues soy hombre de labios inmundos y en medio de un pueblo de labios inmundos habito, porque han visto mis ojos al Rey, el Señor de los ejércitos.”

Dios se ha vuelto demasiado domesticado en nuestro mundo actual. Es como un genio de bolsillo, que es muy hábil para encontrarnos lugares de estacionamiento, y aliviar nuestras conciencias con la gracia gratuita que se dispensa a pedido como una máquina expendedora bien surtida. Pero eso es una ilusión.

Pedro nos recuerda simplemente: ¡Temed a Dios!

4.    HONRAD AL EMPERADOR

Parece que Pedro está repitiendo esta orden del versículo 13… así que esto tiene que ser importante para nuestro testimonio. Recuerden quién era el emperador, Nerón, el que menos posibilidades tenía de ganar el premio del pueblo al monarca más respetado. Nos enteramos de sus travesuras en la Cadena De Mando: La Sumisión Al Gobierno.

Entonces, ¿nuestro presidente necesita ser una persona honorable, para que le obedezcamos? No.

¿Necesita tener alguna apariencia de dignidad, o al menos competencia? No.

Entonces, ¿por qué nos sometemos a su liderazgo?

Porque el cargo es designado por Dios.

CONCLUSION

Lo ideal sería que cada cargo de autoridad en el mundo fuera ocupado por alguien moralmente digno de ello. Y creo que ese ideal se realizará algún día en el reino del milenio, cuando Cristo reine en la tierra. Cristo viene a juzgar a los vivos y a los muertos. Traerá justicia y sanidad y pondrá las cosas en su sitio. Toda rodilla se doblará… Pero hasta entonces, ofrecemos nuestra sumisión a él como una herramienta para ser usada para salvar almas, para su gloria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s