Día: 13 julio 2020

John Frame: A los 80 Años, Soy Más Consciente Del Misterio

Posted on

ESJ-2020 0713-002

John Frame: A los 80 Años, Soy Más Consciente Del Misterio

POR JOHN FRAME

Aunque he disfrutado de una carrera de 50 años exponiendo razones para la fe, siempre he tenido un profundo sentido de la “incomprensibilidad de Dios”. No importa cuán claros sean nuestros conceptos y convincentes nuestros argumentos, Dios es, al final, un ser trascendente, por encima y más allá de nosotros, uno que no podemos dominar ni por la fuerza física ni por la habilidad mental. Su inmanencia es importante también, su entrada en la historia para revelarse y redimirnos en Cristo. Pero, incluso en su más íntima cercanía, sigue siendo Dios. Leer el resto de esta entrada »

No Destinados Para Ira

Posted on

ESJ-2020 0713-001

No Destinados Para Ira

POR MARK HITCHCOCK / ED HINDSON

Porque no nos ha destinado Dios para ira, sino para obtener salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,. 1 TESALONICENSES 5:9

Las Escrituras predicen la llegada de un tiempo único del derramamiento de la ira de Dios en los tiempos finales. Este período de tiempo es llamado por muchos nombres: la tribulación, la Gran Tribulación, el Día del Señor, la septuagésima semana, y el tiempo de angustia de Jacob. En cuanto a la ira de Dios durante la Gran Tribulación o el Día del Señor, todos los puntos de vista principales sobre el tiempo del rapto, excepto el punto de vista del rapto parcial, coinciden en que los creyentes de la era de la iglesia están exentos de la ira de Dios. [1] Todas las opiniones también concuerdan en que la protección de la ira divina durante el Día del Señor no significa que la iglesia esté exenta de todo sufrimiento, pruebas, persecución y problemas. Jesús dijo a sus seguidores: “En el mundo tendréis aflicción” (Juan 16:33). El apóstol Pablo nos advirtió: “Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios” (Hechos 14:22). Muchos otros pasajes refuerzan esta verdad (Juan 15:18-20; 1 Tesalonicenses 3:3; 2 Timoteo 3:12; 1 Pedro 4:12-16). Leer el resto de esta entrada »