Las Responsabilidades De Las Autoridades Gobernantes Para Con Dios

Posted on

ESJ-2020 0925-001

Las Responsabilidades De Las Autoridades Gobernantes Para Con Dios

POR ERIC DAVIS

Dios es soberano sobre el gobierno (Rom. 13:1-2 ). Por esa razón, los que están en posiciones de autoridad gobernante tienen una responsabilidad hacia él. Es algo peligroso estar en tal posición porque inherente a ella hay altos estándares.

Ya sea un rey, juez, gobernador, presidente, congresista, senador, alcalde, o similares, Dios tiene requerimientos para todas las autoridades civiles. En un reciente sermón, John MacArthur sacó estos requerimientos de la palabra de Dios.

1. Adoración del verdadero Dios

“Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; Admitid amonestación, jueces de la tierra. Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían.” (Sal. 2:10-12 )

Como en toda la humanidad, la primera responsabilidad de una autoridad gobernante es adorar al Dios de la Biblia. “Todos los reyes se postrarán delante de él; Todas las naciones le servirán.” (Salmo 72:11). Esto fue ilustrado de una manera sobria con el rey pagano, Nabucodonosor. Fue castigado durante siete años a la luz de su orgullo manifestado en la adoración de sí mismo por mandato del estado (Dan. 3:7 , 4 ). A partir de entonces, cumplió con su deber de adorar a Dios (Dan. 4:34-37 ). Todos los líderes deben adorar a Dios o el juicio caerá. Si rechazas al Hijo de Dios, enojarás a Dios, y su ira caerá eventualmente sobre ti.

2. Rectitud

“El Dios de Israel ha dicho, Me habló la Roca de Israel: Habrá un justo que gobierne entre los hombres, Que gobierne en el temor de Dios.” (2 Sam. 23:3 ).

Los líderes civiles están obligados a vivir de acuerdo a la justicia de Dios. Los Proverbios tienen mucho que decir sobre el mandato de una autoridad civil de gobernar con rectitud. “Es abominación para los reyes cometer iniquidad, porque el trono se afianza en la justicia.” (Prov. 16:12 ). “Cuando los justos aumentan, el pueblo se alegra; pero cuando el impío gobierna, el pueblo gime.” (Prov. 29:2 ).

Debemos orar por nuestros gobernantes; por la salvación y el correspondiente gobierno justo.

3. Justicia

“El rey con la justicia afianza la tierra, pero el hombre que acepta soborno la destruye.” (Prov. 29:4)

“Abre tu boca por los mudos, por los derechos de todos los desdichados. Abre tu boca, juzga con justicia, y defiende los derechos del afligido y del necesitado.” (Prov. 31:8-9 ).

Al igual que la rectitud, las autoridades civiles deben gobernar con justicia. Deben gobernar con justicia sin imparcialidad. Si un gobernante masacra a inocentes bajo su gobierno, pagará. Esto nos recuerda que algunos de los más inocentes de todos son bebés no nacidos.

4. Sabiduría

“Es gloria de Dios encubrir una cosa, pero la gloria de los reyes es investigar un asunto. Como la altura de los cielos y la profundidad de la tierra, así es el corazón de los reyes, inescrutable. Quita la escoria de la plata, y saldrá un vaso para el orfebre; quita al malo de delante del rey, y su trono se afianzará en la justicia.” (Prov. 25:2-5 ).

Las autoridades gobernantes deben ejercer la sabiduría de Dios mientras gobiernan. Los reyes deben resolver problemas difíciles por medio de la sabiduría dada por Dios. Sin embargo, deben caminar con rectitud para ejercer su máxima sabiduría. La sabiduría sólo viene de Dios (Dan. 2:20-23 ).

5. Honestidad

“No convienen al necio las palabras elocuentes; mucho menos al príncipe los labios mentirosos.” (Prov. 17:7 ).

“Lealtad y verdad guardan al rey, y por la justicia sostiene su trono.” (Prov. 20:28 ).

Las mentiras de la gente en el poder cansan a los ciudadanos de una nación. Dios requiere que los líderes civiles sólo digan la verdad.

6. Moralidad

“Palabras del rey Lemuel, oráculo que le enseñó su madre. … No des tu vigor a las mujeres, ni tus caminos a lo que destruye a los reyes. No es para los reyes, oh Lemuel, no es para los reyes beber vino, ni para los gobernantes desear bebida fuerte; no sea que beban y olviden lo que se ha decretado, y perviertan los derechos de todos los afligidos.” (Prov. 31:1 , 3-5 ).

Los líderes civiles deben estar libres de vicios como la inmoralidad sexual, la embriaguez, el exceso de indulgencia y la indiferencia. Dios requiere que las autoridades gobernantes vivan moralmente rectas.

7. Humildad

“Y el Señor habló a Manasés y a su pueblo, pero ellos no hicieron caso. Por eso el Señor hizo venir contra ellos a los comandantes del ejército del rey de Asiria, que capturaron a Manasés con garfios, lo ataron con cadenas de bronce y lo llevaron a Babilonia. Cuando estaba en angustia, imploró al Señor su Dios, y se humilló grandemente delante del Dios de sus padres.” (2 Cron. 33:10–12 ).

Como con todas las personas, Dios requiere humildad de las autoridades gobernantes. La humildad implica la voluntad de reconocer el pecado, arrepentirse y volverse antes de que sea demasiado tarde. Dios espera eso de los gobernantes malvados. Debemos llamar a los líderes malvados a arrepentirse, caer ante Dios, y clamar por el perdón y la misericordia a través de Jesucristo.

8. Protección

“Abre tu boca por los mudos, por los derechos de todos los desdichados. Abre tu boca, juzga con justicia, y defiende los derechos del afligido y del necesitado” (Prov. 31:8-9 ).

“¡Ay del que edifica una ciudad con sangre y funda un pueblo con violencia!” (Hab. 2:12 ).

Los gobernantes están obligados por Dios a proporcionar protección imparcial a su pueblo. Las autoridades gobernantes deben proporcionar protección a los inocentes bajo su gobierno. Una vez más, no hay nadie más inocente y necesitado de protección que los bebés no nacidos.

9. Valor

“Solamente sé fuerte y muy valiente; cuídate de cumplir toda la ley que Moisés mi siervo te mandó; no te desvíes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que tengas éxito dondequiera que vayas. Este libro de la ley no se apartará de tu boca, sino que meditarás en él día y noche, para que cuides de hacer todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino y tendrás éxito’” (Josue 1:7-8).

La forma de ser valiente es seguir la palabra de Dios. Debemos tener la resolución de ser fieles a ella. El valor será el producto de hacerlo. El Señor Dios estará con un gobernante que se apega a las Escrituras.

Conclusión

El Dios de la Biblia es el verdadero y único Dios. Estos son sus requisitos para todas las autoridades gobernantes. Para dirigir una nación que Dios bendecirá, un líder debe adorar al verdadero Dios y dirigirlo en consecuencia. Aquellos con poder deben ser muy cuidadosos con ese poder. Lo primero que deben hacer con el poder es honrar a Dios y a la iglesia del Señor Jesucristo. Debe someterse a los mandatos de Dios. Las normas de Dios son la única manera de distinguir un buen gobernante de uno malo. Mientras lo hace, Dios bendecirá a ese gobernante.

En todo esto, entendemos que todos los gobernantes humanos se quedarán cortos de la norma de Dios. Pero un día, ese no será el caso. Cuando los pies del Señor Jesús lleguen a esta tierra, tendremos un gobernante perfecto, que cumpla perfectamente los requisitos de Dios para los gobernantes. Nuestra esperanza está en él:

“Tus ojos contemplarán al Rey en su hermosura, verán una tierra muy lejana. Tu corazón meditará en el terror, y dirá: ¿Dónde está el que cuenta? ¿Dónde está el que pesa? ¿Dónde está el que cuenta las torres? No verás más al pueblo feroz, pueblo de habla incomprensible, que nadie entiende, de lengua tartamuda, que nadie comprende. Contempla a Sión, ciudad de nuestras fiestas señaladas; tus ojos verán a Jerusalén, morada de quietud, tienda que no será plegada, cuyas estacas no serán arrancadas nunca, ni rotas ninguna de sus cuerdas. Porque allí, el Majestuoso, el Señor, será para nosotros lugar de ríos y de anchos canales, por donde no andará embarcación de remos, ni nave potente por él pasará. Porque el Señor es nuestro juez, el Señor es nuestro legislador, el Señor es nuestro rey; Él nos salvará.” (Isa 33:17-22).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s