¿Apuntan Las Señales Actuales A Un Cumplimiento Profético?

Posted on

ESJ-blog 20201223_04

¿Apuntan Las Señales Actuales A Un Cumplimiento Profético?

POR RON RHODES

Una señal de los tiempos es un evento de importancia profética que apunta al final de los tiempos. En cierto modo, las señales de los tiempos que se encuentran en las páginas de la Escritura constituyen la "inteligencia avanzada" de Dios con respecto a cómo se verá el mundo en los tiempos finales. Las Escrituras especifican bastantes señales (por ejemplo, véase Mateo 24-25; 1 Timoteo 4:1-2; 2 Timoteo 4:3-4).

Este es siempre un tema favorito de discusión en las conferencias de profecía en las que hablo. Al dialogar con la gente en las conferencias, a menudo surgen dos puntos de vista extremos. Algunas personas ven casi todo lo que sucede en el mundo como una señal de los tiempos. Otras personas descartan el significado de las señales de los tiempos. El mejor principio es buscar el equilibrio.

Señal, Señal, En Todas Partes Una Señal

Los que ven señales de los tiempos en casi todas partes son a menudo sensacionalistas. Sin duda, la segunda venida de Jesucristo será sensacional. Pero eso es diferente a tener una mente sensacionalista mientras esperamos el desarrollo de los tiempos finales.

Algunos sensacionalistas dan una consideración aparentemente implacable sobre quién en el mundo podría ser el anticristo (los presidentes de EE.UU. son a menudo candidatos). Cada vez que ocurre un gran terremoto o tsunami u otro desastre natural, se inclinan fuertemente a pensar que estos eventos presagian el final. Especulan que los predicadores de radio que establecen fechas específicas para el rapto pueden ser correctos.

El experto en profecía Mark Hitchcock ofrece esta útil advertencia: “El problema es que cuando todo se convierte en una señal, entonces nada es una señal.” [1] La gente puede categorizar tantas cosas en el mundo como señales, que las verdaderas señales pierden su significado.

Debemos tener cuidado de no caer en la exégesis de los periódicos. El experto en profecía Arnold Fruchtenbaum, en su útil libro Las Huellas del Mesías, comentó que "los eventos actuales nunca deben ser el medio de interpretar las Escrituras, pero las Escrituras deben interpretar los eventos actuales". [2] De hecho, "al considerar las señales de los tiempos, debemos asegurarnos de que vemos los eventos actuales a la luz de la Biblia y no al revés." [3]

Cuando decimos que las Escrituras deben interpretar los eventos actuales, queremos decir que nuestro primer objetivo es estudiar las Escrituras para averiguar lo que Dios ha revelado sobre el futuro. Luego, para discernir con precisión los tiempos -algo que Cristo claramente desea que hagamos (Mateo 16:1-3; Lucas 21:29-33)- medimos los eventos actuales contra la Biblia para considerar cuidadosamente si hay una correlación legítima. Si llegamos a la conclusión de que la hay, podemos alegrarnos del control soberano de Dios sobre la historia humana y, al mismo tiempo, resistir la tentación de fijar fechas, reconociendo que es algo que Dios prohíbe (Hechos 1:7). Mientras tanto, evitamos el sensacionalismo porque Cristo llama a Sus seguidores a vivir con sobriedad y alerta mientras esperan Su segunda venida (Marcos 13:32-37).

Burlarse De Las Señales De Los Tiempos

En el otro extremo, algunas personas tienden a burlarse de las señales de los tiempos. Un autor cristiano que conozco (un preterista parcial, cree que la mayoría de las profecías del libro del Apocalipsis ya se han cumplido) dijo que se estaba cansando de cómo algunos cristianos creen que ven una señal de los tiempos cada vez que alguien hace ruido en el Medio Oriente. Él y otros en su campo parecen pensar que no sólo es injustificado, sino incluso tonto, considerar las señales del fin de los tiempos.

Estoy convencido de que una perspectiva tan negativa es escrituralmente miope. Considere las palabras de Jesús en Mateo 16:1-3:

Entonces los fariseos y los saduceos se acercaron a Jesús, y para ponerle a prueba[a] le pidieron que les mostrara una señal del cielo. Pero respondiendo Él, les dijo: Al caer la tarde decís: «Hará buen tiempo, porque el cielo está rojizo». Y por la mañana: «Hoy habrá tempestad, porque el cielo está rojizo y amenazador». ¿Sabéis discernir el aspecto del cielo, pero no podéis discernir las señales de los tiempos?”

¡Esto fue una gran reprensión para estos líderes religiosos! Se suponía que estos tipos, la élite religiosa de la época, conocían las enseñanzas de las Escrituras, pero eran completamente incapaces de discernir correctamente los tiempos. Los fariseos y saduceos habían estado rodeados de señales espirituales relacionadas con la persona de Jesucristo y los habían extrañado a todos. Estaban cegados a la realidad de que el Mesías estaba en medio de ellos. Los milagros de Jesús (los ciegos que ven, los sordos que oyen, los cojos que caminan…) eran señales claras de su identidad divina, al igual que las nubes oscuras del cielo son señales de una lluvia inminente. Estos milagros habían sido profetizados del Mesías en el Antiguo Testamento (Isaías 35:5-6), y los fariseos y los saduceos – expertos en el Antiguo Testamento – deberían haber visto que Jesús cumplía estos versículos mesiánicos. Pero en su ceguera, no pudieron "interpretar las señales de los tiempos". Si ignoramos las señales del fin de los tiempos hoy en día, seremos tan proféticamente ciegos como los fariseos y los saduceos.

Jesús también instó: “ Y de la higuera aprended la parábola: cuando su rama ya se pone tierna y echa las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, sabed que Él está cerca, a las puertas.” (Mateo 24:32-33). Jesús indica en este versículo que Dios ha revelado ciertas cosas para que la gente que conoce la Biblia pueda entender que se está cumpliendo una profecía (o que se está preparando el escenario para que una profecía se cumpla finalmente). Así pues, Jesús está instruyendo a sus seguidores para que se conviertan en observadores precisos de los tiempos, de manera que reconozcan el cumplimiento de las profecías bíblicas (véase también Lucas 21:25-28).

Un Requisito

Debo ser cuidadoso al enfatizar que no hay señales que precedan al rapto de la iglesia. Las Escrituras revelan que el rapto es un evento inminente. El término inminente significa literalmente "listo para ocurrir" o "latente". Nada debe cumplirse proféticamente antes de que ocurra el rapto (ver 1 Corintios 1:7; 16:22; Filipenses 3:20; 4:5; 1 Tesalonicenses 1:10; Tito 2:13; Hebreos 9:28; Santiago 5:7-9; 1 Pedro 1:13; Judas 21). El rapto es un evento sin señal que puede ocurrir en cualquier momento.

Esto contrasta con la segunda venida de Cristo, que es precedida por muchos eventos en el período de tribulación de siete años (ver Apocalipsis 4-18).

Las señales que estamos viendo en el mundo hoy en día anticipan los eventos que ocurrirán después del Arrebatamiento en anticipación del regreso de Jesús. Las profecías de la Biblia sobre el fin de los tiempos se refieren al período de tribulación de siete años y presagian la segunda venida de Cristo para gobernar y reinar. Pero ninguna señal presagia el Rapto. Las señales son para el regreso de Cristo, no para el rapto de la iglesia. [4]

¿Significa eso que las señales de los tiempos son irrelevantes para nosotros que vivimos antes del momento del rapto? No, en absoluto. Actualmente estamos siendo testigos de muchos acontecimientos en el mundo que claramente están preparando el escenario para el cumplimiento de las profecías durante el futuro período de tribulación. Este es mi punto. Cualquier escenario que indique que el período de tribulación puede estar acercándose es una indicación de que el rapto está aún más cerca.

El Dr. John F. Walvoord, uno de mis antiguos mentores en el Seminario Teológico de Dallas, dio una ilustración que nos ayuda a entender esto. Walvoord comparó el rapto con el Día de Acción de Gracias y la segunda venida de la Navidad. Hay todo tipo de señales de que la Navidad se acerca: anuncios en la televisión, en la radio, en el periódico, escenas de pesebre, luces y decoraciones navideñas… las señales están por todas partes. Pero el Día de Acción de Gracias puede acercarse sigilosamente. Realmente no vemos señales obvias de que el Día de Acción de Gracias se está acercando. Pero una cosa es segura. Si el Día de Acción de Gracias aún no se ha celebrado, y aún así vemos señales claras de que la Navidad llegará pronto, automáticamente sabemos que el Día de Acción de Gracias está muy cerca. Por analogía, al ser testigos del escenario que se está preparando hoy para los eventos que ocurrirán durante el período de tribulación en anticipación a la segunda venida de Cristo, podemos saber que el rapto está mucho más cerca.

Creo que, al igual que los temblores (o presagios) suelen producirse antes de los grandes terremotos, también están surgiendo manifestaciones preliminares de algunos de estos señales, que preparan el terreno para el período de tribulación. Alguien dijo que las profecías proyectan sus sombras ante ellos. Creo que esto es cierto. Las profecías que se relacionan específicamente con el período de tribulación están proyectando sus sombras ante ellos. El escenario se está preparando para su cumplimiento.

Acontecimientos Importantes De La Actualidad

Algunos cristianos continuarán burlándose de las señales de los tiempos (particularmente los cristianos del campo preterista), pero aquellos de nosotros que buscamos seguir el mandato de Jesús de ser observadores precisos de los tiempos tenemos nuestros ojos puestos en algunos eventos clave del mundo. He aquí una muestra de algunos de los acontecimientos más significativos.

El Renacimiento De Israel

El nacimiento del moderno estado de Israel en 1948 como nación autónoma comenzó un cumplimiento real de las profecías bíblicas específicas sobre un encuentro internacional de los judíos en la incredulidad antes del juicio de la tribulación. Esta reunión se llevaría a cabo después de siglos de exilio en varias naciones del mundo.

En Ezequiel 36:10 Dios prometió, “Multiplicaré hombres en vosotros, toda la casa de Israel, toda ella; y las ciudades serán habitadas, y las ruinas reedificadas.” Dios prometió: “Porque os tomaré de las naciones, os recogeré de todas las tierras y os llevaré a vuestra propia tierra.” (versículo 24). Israel volvería a ser próspero, pues Dios prometió: “Y multiplicaré el fruto de los árboles y el producto del campo, para que no recibáis más el oprobio del hambre entre las naciones.” (versículo 30).

En la visión de los huesos secos en Ezequiel 37, el Señor milagrosamente junta los huesos en un esqueleto, el esqueleto está envuelto en músculos y tendones y carne, y Dios entonces respira vida en el cuerpo. Este capítulo habla sin duda de Israel: “estos huesos son toda la casa de Israel” (versículo 11). Así que este capítulo retrata a Israel como una nación viva, que respira, traída de la muerte, por así decirlo.

Por lo tanto, 1948 es un año para recordar. El telón de fondo es que en el año 70 d.C., Tito y sus guerreros romanos destruyeron Jerusalén, terminando definitivamente con la existencia de Israel como entidad política (ver Lucas 21:20). Desde entonces, los judíos han estado dispersos por todo el mundo durante muchos siglos. En el año 1940, nadie podría haber adivinado que en una década Israel sería una nación de nuevo. Y sin embargo, sucedió. Israel alcanzó la condición de estado en 1948, y los judíos han estado regresando a su tierra natal desde entonces.

Israel actualmente permanece en la incredulidad. Pero de acuerdo con Joel 2:28-29, Israel experimentará un día un despertar espiritual. El Armagedón parece ser el contexto histórico en el que Israel finalmente se convierte (Zacarías 12:2-13:1).

Mientras tanto, incluso mientras escribo a principios de 2014, el pueblo judío sigue regresando a Tierra Santa. ¡Todos los ojos están puestos en Israel!

La Escalada De La Apostasía

La palabra apostasía viene de la palabra griega apostasia y significa "caer". La palabra se refiere a una determinada y deliberada deserción de la fe, un abandono de la misma.

Las Escrituras profetizan claramente una escalada de la apostasía en el final de los tiempos. Por ejemplo, 1 Timoteo 4:1-2 advierte, “Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, mediante la hipocresía de mentirosos que tienen cauterizada la conciencia.” De la misma manera, 2 Timoteo 4:3-4 advierte: “Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos.” ¿Quién puede dudar de que estas palabras tienen aplicación en nuestros días?

La apostasía puede incluir una negación de…

· Dios (2 Timoteo 3:4-5)

· Cristo (1 Juan 2:18)

· El regreso de Cristo (2 Pedro 3:3-4)

· la fe (1 Timoteo 4:1-2)

· la sana doctrina (2 Timoteo 4:3-4)

· moral (2 Timoteo 3:1-8)

· autoridad (2 Timoteo 3:4)

He sido testigo de cada una de estas negaciones en la iglesia cristiana durante la última década. Es triste decir que algunos líderes y autores cristianos famosos han comunicado herejía en algunas de sus enseñanzas. Estos son días de engaño.

El Anhelo De Paz En El Oriente Medio

Todo el Oriente Medio ha sido un escenario de conflicto durante más de 60 años. Considere esta lista de guerras en la región.

· la Guerra de la Independencia, o Primera Guerra Árabe-Israelí (1947-1948)

· la Guerra de Suez, la Campaña del Sinaí, o la Segunda Guerra Árabe-Israelí (1956)

· la Guerra de los Seis Días (1967)

· la Guerra de Desgaste (1968-1970)

· la Guerra del Yom Kippur, o Guerra de Octubre (1973)

· la guerra civil libanesa (1975-1976)

· la guerra entre Irán e Irak, o la primera guerra del Golfo Pérsico (1980-1988)

· la primera guerra del Líbano (1982-1985)

· la Guerra del Golfo Pérsico (1991)

· la guerra con Iraq (1991-2003)

· la Guerra contra el Terrorismo (2001 hasta el presente)

Muchos se preguntan si alguna vez habrá paz en el Medio Oriente.

La gente clama hoy por un líder que pueda tomar el control de las crisis mundiales y resolver el problema de Oriente Medio. Este anhelo está preparando el escenario para lo que está por venir. Las Escrituras profetizan que el anticristo, el líder de un imperio romano revivido, los "Estados Unidos de Europa", firmará un pacto con Israel. Para asombro de todos, parecerá haber resuelto el dilema del Medio Oriente.

Un Imperio Romano Revivido

La idea de un resurgimiento del Imperio Romano del fin de los tiempos se basa en Daniel 7, que hace referencia a cuatro bestias. Estas bestias representan reinos que juegan un papel importante en la profecía bíblica.

La primera, dice Daniel, era "como un león y tenía alas de águila", pero "sus alas fueron arrancadas" (versículo 4). Esta imagen representa aparentemente el poder y la fuerza de Babilonia.

Daniel entonces ve "otra bestia, una segunda, como un oso" (versículo 5), un animal de gran fuerza. Este reino es Medo-Persia, que era bien conocido por su fuerza y fiereza en la batalla.

La tercera bestia era "semejante a un leopardo que tenía sobre su dorso cuatro alas de ave; la bestia tenía cuatro cabezas, y le fue dado dominio” (versículo 6). Esta imagen representa a Grecia bajo Alejandro Magno, y las cuatro cabezas son los cuatro generales que dividieron el reino tras la muerte de Alejandro.

La cuarta bestia era una bestia mestiza compuesta de partes de un león, un oso y un leopardo, y era más aterradora y poderosa que las tres bestias anteriores.

«La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, que será diferente de todos los otros reinos; devorará toda la tierra, la hollará y la desmenuzará. Y los diez cuernos de este reino son diez reyes que se levantarán, y otro se levantará después de ellos; él será diferente de los anteriores y subyugará a tres reyes. Y él proferirá palabras contra el Altísimo (versículos 23-25).

Estas imágenes salvajes se refieren al Imperio Romano. Roma existió en la antigüedad, pero se vino abajo en el siglo V d.C. Sin embargo, será revivido en los últimos tiempos, aparentemente compuesto por diez naciones gobernadas por diez reyes. Un cuerno más pequeño, el undécimo (el anticristo) emerge de esta confederación de diez naciones. Aparentemente comienza de manera insignificante pero crece lo suficientemente poderoso como para desarraigar (o superar) tres de los cuernos existentes (o gobernantes). Finalmente llega al poder y al dominio sobre este imperio revivido.

Roma nunca ha consistido en una confederación de diez naciones con diez co-gobernantes. Esto significa que esta profecía debe tratar con el futuro.

Relacionado con esto, en Daniel 2 leemos de un sueño profético que tuvo Nabucodonosor. En este sueño, este Imperio Romano del final de los tiempos fue representado como una mezcla de hierro y arcilla (versículos 41-43). Daniel, el gran intérprete del sueño, vio esto como el significado de que este Imperio Romano de los últimos días sería fuerte como el hierro. Pero así como el hierro y la arcilla no se mezclan naturalmente entre sí, este Imperio Romano de los últimos días tendría algunas divisiones. No estaría completamente integrado.

Muchos intérpretes bíblicos modernos ven a la Unión Europea como la principal perspectiva para el cumplimiento final de esta profecía. Una moneda monetaria común es el primer paso en lo que eventualmente será una entidad política común y unificada. Tal vez el escenario está siendo preparado incluso ahora para el cumplimiento de Daniel 2 y 7.

Globalismo

En nuestros días, estamos siendo testigos de grandes pasos hacia el globalismo. Vemos políticas globalistas que surgen en la economía, la banca, el comercio y la comercialización, los negocios, la administración, la manufactura, el ambientalismo, el control de la población, la educación, la religión, la agricultura, las tecnologías de la información, el entretenimiento, las publicaciones, la ciencia, la medicina y el gobierno. El libro del Apocalipsis nos dice que el anticristo dirigirá en última instancia una unión global antiDios (ver Apocalipsis 13). Será una unión política, económica y religiosa.

Teniendo en cuenta los múltiples problemas en cascada a los que se enfrenta actualmente la humanidad -incluida la disminución del suministro de petróleo, el conflicto del Oriente Medio, el terrorismo, la superpoblación, el hambre, la contaminación, la delincuencia nacional e internacional, la guerra cibernética y la inestabilidad económica- es probable que cada vez más personas crean que esos problemas sólo pueden resolverse a nivel mundial. Pueden pensar que la única esperanza para la supervivencia humana es un gobierno mundial fuerte y efectivo.

A medida que el peligro continúa creciendo en el mundo, la gente en todo el mundo anhela un líder que pueda tomar el control y arreglarlo todo. La economía global se tambalea, la gente sufre, y hay un sentido de urgencia por un líder poderoso que pueda finalmente trazar un claro curso global hacia una estabilidad duradera. Tal líder está llegando, y puede que ya esté vivo en el mundo. Las Escrituras lo identifican como el anticristo.

La tecnología que hace posible un gobierno mundial – medios de comunicación mundiales instantáneos a través de la televisión, la radio, Internet, etc. – ya está en marcha. La tecnología ha engrasado los patinazos para el surgimiento del globalismo en nuestros días.

Conclusión

Siempre debemos tratar de evitar dos extremos cuando se trata de las señales de los tiempos: ver señales por todas partes y burlarnos de las señales. Nuestra mejor norma es primero conocer a fondo lo que la Escritura enseña sobre el fin de los tiempos (incluyendo las señales de los tiempos). Sólo entonces estaremos en posición de observar las correlaciones legítimas entre los eventos mundiales actuales y las profecías bíblicas. Cuando las correlaciones legítimas se hacen obvias, no hay nada malo en entusiasmarse con la "inteligencia avanzada" de Dios, pero también debemos buscar permanecer sobrios y no sensacionalistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s