¿Qué Se Considera Persecución Religiosa?

Posted on

ESJ-blog 20210224_03

¿Qué Se Considera Persecución Religiosa?

Por Ben Edwards

Puede que hayas oído hablar del pastor de Alberta, James Coates, que ha sido arrestado recientemente en relación con la reunión de su iglesia para la adoración (sin máscaras ni distanciamiento), lo que viola las restricciones actuales del gobierno. Puedes ver algunos detalles (y perspectivas ligeramente diferentes) aquí y aquí. Mi objetivo aquí no es determinar si Coates y su iglesia tomaron o no la decisión correcta o más sabia (aunque eso podría ser una discusión valiosa). Más bien, quiero considerar un debate que ha surgido en relación con ella: ¿es legítimo decir que Coates se enfrenta a una persecución religiosa?

Algunos críticos han argumentado que es engañoso o erróneo llamar a esto persecución religiosa, y su conclusión parece descansar en uno (o más) de tres argumentos. Quiero considerar estos argumentos y cómo podrían aplicarse a las cuestiones recientes y potencialmente próximas de conflicto entre los cristianos y el gobierno en cuestiones de sexualidad y género. Por ejemplo, ¿cómo se aplicarían estos argumentos a un panadero cristiano que cree que estaría mal hacer un pastel para una boda gay, o a un operador cristiano de un refugio para mujeres sin hogar que se negara a admitir a un hombre biológico, o a un consejero cristiano que no quiere abogar por terapias de afirmación de transición, sino ayudar a la persona a aceptar el cuerpo que Dios le dio?

No se trata de una persecución religiosa porque el gobierno no se dirige específicamente a las religiones/personas religiosas.

Algunos creen que es un error ver este asunto desde una perspectiva religiosa en lugar de una cuestión más amplia de libertades civiles. Las restricciones gubernamentales se aplican a otros tipos de reuniones/instituciones/organizaciones, y alguien podría enfrentarse a las mismas consecuencias si violara la orden que el propietario de un restaurante, el gerente de una bolera o el operador de un casino.

Pero este mismo argumento se aplica a las otras situaciones: El gobierno no se dirige específicamente al panadero porque sea cristiano; un musulmán, un judío o incluso una persona laica que se oponga al matrimonio homosexual se enfrentaría a las mismas consecuencias. No importa si su refugio para personas sin hogar es cristiano o no; si su organización está diseñada para mujeres, entonces debe incluir a hombres biológicos que se identifiquen como mujeres. A todos los consejeros se les pide que aboguen por las terapias de afirmación de transición, y no se les ataca por ser cristianos.

No se trata de una persecución religiosa porque el pastor/la iglesia podría haber encontrado otras formas de ajustarse a las restricciones del gobierno.

Otros afirman que no se trata de una persecución religiosa porque el pastor o la iglesia podrían haberse ajustado o acomodado a las restricciones. El gobierno no está diciendo específicamente que no puedes reunirte; sólo especifica que hay que establecer límites de capacidad y otras medidas, y la iglesia podría haberse ajustado para cumplir con esas restricciones.

¿Pero podría aplicarse este argumento a nuestros ejemplos? Considere lo siguiente: El panadero podría haber decidido no diseñar pasteles para bodas, o subcontratar el trabajo a otra persona. El centro de acogida para mujeres sin hogar podría convertirse en un centro de acogida no específico para el género, simplemente diseñado para alojar a cualquier persona. La consejera no tiene por qué abogar por las terapias de afirmación de transición, aunque no se le permita abogar contra ellas. Podría simplemente guardarse su opinión para sí misma y dirigir a la persona a otra que la afirmara.

No es persecución religiosa porque se equivocan al llegar a la conclusión que tienen, es decir, no es un comportamiento que un cristiano esté obligado a hacer y, por tanto, no puede ser persecución cristiana.

Este último argumento está relacionado con un punto importante: no todas las dificultades a las que te enfrentas son realmente persecución. De hecho, es posible que simplemente esté enfrentando las consecuencias de sus propias decisiones equivocadas (1 Pedro 2:19-20; 4:14-16). Los que hacen este argumento afirman que el pastor/la iglesia se equivoca al concluir que necesitan reunirse como un solo cuerpo (al menos en este momento o en estas circunstancias), por lo que las penalidades que enfrentan no deben ser vistas como persecución.

¿Cómo se aplica este argumento a nuestros ejemplos? He visto a algunos argumentar que un panadero cristiano (o florista, fotógrafo, etc.) debería simplemente servir a cualquier persona que solicite sus servicios. Está perfectamente bien que un cristiano haga un pastel para una boda gay, así que negarse a hacerlo debería tener consecuencias. Se podría argumentar que un refugio cristiano para mujeres sin hogar puede tener una gran oportunidad de intentar ayudar a un hombre biológico que se identifica como mujer, por lo que sería un error que pensaran que no pueden admitir a esa persona. Algunos cristianos profesantes creen que es perjudicial impedir que alguien haga transición, así que para amar al prójimo un consejero cristiano debería intentar ayudar a alguien en el proceso de transición.

Para que quede claro, no estoy necesariamente apoyando ninguno de los argumentos anteriores. (Tampoco importa ahora mismo si se puede estar de acuerdo o no con alguno de ellos). La cuestión que se está considerando es si una persona tiene que tener realmente razón en su posición (o indiscutiblemente razón) antes de que podamos creer que la reacción que enfrenta es una persecución religiosa. Creo que este argumento pasa por alto una parte de la enseñanza bíblica sobre la conciencia.

En Romanos 14, Pablo señala que hay ciertas convicciones que un cristiano puede sostener que no son en realidad un mandato bíblico (por ejemplo, no comer carne, observar los días sagrados). Se equivocan al llegar a la conclusión que tienen. Pero Pablo también señala algo significativo: si realmente creen que Dios no quiere que hagan algo (o viceversa), entonces sería pecaminoso que no actuaran de acuerdo con esa creencia (Rom 14:5, 14, 22-23). Por lo tanto, si alguien está convencido de que Dios quiere que actúe de una manera determinada (y no hay un mandato claro en contra, por ejemplo, no robar), la persona debe actuar de esa manera particular.

Creo que eso se aplicaría a todas las situaciones anteriores. Tengan o no razón, si un cristiano está convencido de que la iglesia debe reunirse en conjunto para adorar (incluso en este momento o en estas circunstancias), de que un cristiano estaría pecando al utilizar sus habilidades artísticas para participar en una boda gay, de que sería pecaminoso admitir a un varón biológico en un albergue para mujeres sin hogar, o de que un cristiano no puede respaldar de ninguna manera las terapias de afirmación de transición, entonces debe actuar de acuerdo con esas creencias.

En resumen, es legítimo considerar si una persona sufre o no "como cristiano" (1 Pe 4:16). Pero eso no lo determina el hecho de que los que provocan la dificultad lo hagan explícitamente porque la persona es cristiana o si cualquier cristiano podría estar de acuerdo con tomar un camino diferente. La pregunta es: ¿la persona que se enfrenta a esta dificultad está actuando de una manera que está convencida de que debe actuar para honrar adecuadamente a Cristo? Si es así, entonces están sufriendo "como cristiano." La mayoría de los evangélicos conservadores considerarían que las multas, las sanciones y los arrestos del panadero cristiano, del operador cristiano de un refugio para mujeres sin hogar o del consejero cristiano contra las terapias de afirmación de transición son una persecución religiosa. ¿Por qué deberíamos ver la situación de James Coates de manera diferente?

Un comentario sobre “¿Qué Se Considera Persecución Religiosa?

    Carlos Barreda escribió:
    24 febrero 2021 en 1:33 pm

    Para mi, es claro que la persecusión vendrá, por el simple hecho de ser luz y sal en este mundo de tinieblas. Jesus dijo que por seguirlo dejando todo, recibiríamos 100 veces mas eso que dejamos y persecusiones. El seguirlo obviamente significa obedecer su palabra completa, incluyendo por supuesto Romanos 13 (mas en medio de la prueba en la que nos encontramos), de lo contrario:

    1 Pedro 2:19-21
    Reina-Valera 1960
    19 Porque esto merece aprobación, si alguno a causa de la conciencia delante de Dios, sufre molestias padeciendo injustamente.

    20 Pues ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Mas si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios.

    21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s