Sólo los Evangélicos Pueden ir al Cielo

Posted on

ESJ-blog 20200706_01

Sólo los Evangélicos Pueden ir al Cielo

Por Jordan Standridge

Es una afirmación bastante radical, ¿no?

A algunos les parecerá odiosa, a otros ignorante, pero debes saber que es absolutamente cierta.

Ahora que tengo su atención es importante definir lo que es un evangélico.

Merriam-Webster define evangélico de tres maneras.

La primera es: como alguien que está de acuerdo con el evangelio cristiano especialmente como se presenta en los cuatro evangelios.

La segunda simplemente: como alguien que se declara protestante.

Y la tercera: como alguien que enfatiza la salvación por la fe en la muerte expiatoria de Jesucristo a través de la conversión personal, la autoridad de las Escrituras y la importancia de la predicación en contraste con el ritual.

Lamentablemente, el mundo se ha apropiado del término.

Al igual que han hecho con muchos otros términos que siempre hemos dado por sentados, como matrimonio, hombre o mujer entre muchos otros, lo han hecho con el término evangélico.

Muchos asocian la palabra con la política. Otros la asocian a los sanadores. Pero la realidad es que, sencillamente, ser evangélico significa que se cree que la salvación se encuentra sólo en las Escrituras, sólo a través de Cristo, sólo por la gracia, sólo por la fe y sólo para la gloria de Dios.

Es imposible entrar en el Cielo si no se es evangélico.

No estoy ofreciendo una solución al problema del secuestro del término.

Pero sí quiero señalar simplemente que el hecho de que un término haya sido secuestrado por el mundo no significa que los cristianos debamos eliminarlo. De hecho, he descubierto que es una herramienta muy útil para la evangelización.

Si alguien me pregunta de qué religión soy, a veces digo que soy evangélico en el verdadero sentido de la palabra. Lo que siempre lleva a mi interlocutor a preguntar "¿cuál es la verdadera definición de esa palabra?".

Es tan sencillo explicar el Evangelio en ese punto porque el Evangelio es la definición. "Un evangélico es alguien que cree…"

Como señalé la semana pasada, es tan importante que definamos los términos, y vayamos más allá de "¿crees en Jesús?". Y así, es tan importante que definamos cuidadosamente lo que significa ser protestante y evangélico.

Porque mucha gente dice ser evangélica y no lo es, y tal vez algunos podrían decir que no lo son, pero sin embargo, podrían serlo.

Realmente es bastante simple.

Si crees que la justificación es instantánea, eres evangélico.

Si usted cree que la justificación es un proceso es imposible que usted sea un cristiano y aún debe nacer de nuevo.

La justificación es el acto que Dios hace en un pecador donde lo declara justo. Los que creen que es instantánea entienden que no pueden contribuir a su salvación, y lo más importante es que entienden que en el día del juicio, si alguien entra en el cielo, que sólo Dios merece la gloria por ello. El pecador no puede merecer para sí el cielo, o robaría la gloria a Dios.

Por otro lado, los que creen en la regeneración incremental son ladrones de gloria. Se imaginan que en el día del juicio Dios verá que son "más buenos que malos" y se les permitirá la entrada en parte (o en su totalidad) basándose en sus méritos. Esto es una blasfemia y cualquiera que crea esto no puede ser salvo. Esta es la mentalidad que Jesús despreció y la razón por la que vino a salvar a las almas condenadas al infierno.

Hay muchos autoproclamados evangélicos que piensan que irán al cielo algún día porque son buenas personas. Estas personas no son evangélicas. Son adoradores de sí mismos y ladrones de gloria. Hay algunos, estoy seguro, que creen en el Evangelio y son verdaderamente nacidos de nuevo, que por cualquier razón rechazan la etiqueta de evangélico. Estas personas, les guste o no, son evangélicas.

Es impopular en esta época decirle a alguien que está equivocado. Especialmente que se equivoca en su identidad. Algunas personas parecen pensar que no hay nada más carente de amor que cuestionar a las personas y con qué se identifican.

Pero como vimos la semana pasada, no hay nada más amoroso que decirle a alguien que está equivocado sobre su destino eterno. O por lo menos, hacer preguntas de sondeo sobre su fe para ver si son verdaderamente salvos.

Si alguien piensa que es transcoreano a pesar de haber nacido británico, entonces su cuerpo sufrirá las consecuencias y probablemente sería amoroso decirle la verdad y conseguirle a ese hombre algo de ayuda. Pero, ¿cuánto más importante es, si alguien piensa erróneamente que estará bien en el día del juicio, no advertirle que el Dios del universo ya ha dicho en su palabra que lo arrojará al infierno si no nace de nuevo? ¡La eternidad está en juego!

Hay dos tipos de personas que parecen perder la etiqueta de evangélicos.

La primera es la gente que rechaza la verdad. Se dan cuenta de la naturaleza exclusiva del Evangelio. Se dan cuenta del hecho de que la Biblia exige santidad, y la rechazan y se rebelan contra ella.

Los segundos son personas que rechazan la etiqueta. Están hartos del bagaje que parece venir con ser evangélico. No quieren alinearse con los partidos políticos y, en algunos casos, con lo que consideran la "iglesia americana". Yo simplemente señalaría que ser evangélico no es un movimiento o un partido, sino simplemente algo que crees en tu corazón. No tiene nada que ver con la política, la nacionalidad o el color de la piel, sino que tiene que ver con el hecho de haber nacido de nuevo y haber recibido un nuevo corazón. Si eres un antievangélico acérrimo, puede que sigas siéndolo, y si aceptas la etiqueta, puede que aún necesites convertirte en uno.

Es posible que un día tengamos que empezar a pensar en nuevos términos para describirnos, y si nos fijamos en estas preocupantes encuestas ese día podría estar ya aquí, pero por ahora he encontrado que "soy un evangélico según la definición real del término" es una declaración adecuada que ha abierto las puertas para explicar el Evangelio de una manera clara y rápida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s