Introducción a la Escatología: Regreso al Futuro, 1ª. Pte.

Posted on

ESJ_BLG_20220711Introducción a la Escatología: Regreso al Futuro, 1ª. Pte.

Por Clint Archer

La Guía del Autoestopista Galáctico, de Douglas Adams, es una de mis series favoritas de ciencia ficción con humor. El segundo libro, El Restaurante Del Fin Del Universo, trata de un restaurante que viaja en el tiempo hasta el fin del mundo. Los clientes pueden ver cómo se desenreda el cosmos hasta el momento en que llega al mirador del restaurante, y luego viaja hacia atrás en el tiempo hasta el momento en que llegó.

Así va a ser esta serie de blogs. Viajaremos hacia adelante en el tiempo para vislumbrar lo que sucederá desde la relativa seguridad del presente.

Digo relativa seguridad porque los últimos años no se han sentido muy estables y seguros. Pero si crees que el COVID y los huracanes y la agitación política dan miedo, ¡todavía no has visto nada! Así que, en cierto sentido, uno de los beneficios de esta serie es que nos demostrará que las cosas no están tan mal, o como mi madre siempre me decía: «Anímate, no es el fin del mundo».

4 PENSAMIENTOS INTRODUCTORIOS QUE PUEDEN PARECER ADELANTADOS A TU TIEMPO…

1. Definición de Escatología

La palabra griega «eschaton» significa el fin. La Escatología es el estudio del fin.

¿El fin de qué?

El fin del mundo tal y como lo conocemos. Todos los cristianos están de acuerdo en que la vida es algo más que este mundo, y que no hay un fin real de todas las cosas. Pero hay un cambio masivo en la naturaleza del universo y hay un final para esta versión del mundo.

Podrías llamar a la próxima versión, «Mundo 2.0» o «Vida, toma 2». Y el reinicio, o desinstalación, del Mundo 1.0, deja a todos muertos. Así que es un gran problema.

Pero hay buenas y malas maneras de atravesarlo.

Algunos términos en las Escrituras que indican el eschaton son: «el día de Dios/el Señor», el «reino/siglo venidero», o «los últimos días», y «los nuevos cielos y la nueva tierra».

2. Desafíos

Un reto importante con el que nos encontraremos es que la interpretación de las profecías futuras es mucho más difícil que la interpretación de lo que dice la Biblia sobre lo que ya ha ocurrido, porque la historia nos ayuda a interpretar las profecías pasadas. Incluso las vagas predicciones del horóscopo pueden tener sentido en retrospectiva.

Por ejemplo, los judíos de la época de Jesús no tenían ni idea de que había dos venidas de Cristo. No es de extrañar que estuvieran tan confundidos por su falta de ambición política para conquistar a los romanos. Pero tan pronto como Cristo ascendió, comprendimos que las profecías sobre la humildad y el sufrimiento se cumplieron en su primera venida, y que todas las profecías sobre la conquista y el reinado están por cumplirse en su segunda venida.

Además, gran parte de las profecías futuras se revelan en forma de simbolismo, que está abierto a la especulación. Esto es deliberado para que los que más necesiten entenderla sean los que la tengan más clara. Como cuando Pedro dijo

1 Pedro 1:10 – 12 10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, 11 escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos. 12 A estos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles..

Del mismo modo, cuando los acontecimientos del fin de los tiempos empiecen a suceder, los que estén familiarizados con la Biblia verán con claridad cristalina lo que todo significa.

3. Peligros

Enseñamos la doctrina de la inminencia, pero el problema con esta doctrina es que no significa «pronto» sino «en cualquier momento a partir de ahora». Así que, el hecho de que Cristo pueda volver en cualquier momento, no significa que vaya a volver en el presente.

Pablo se encontró con personas en Tesalónica que dejaban sus trabajos porque esperaban que Jesús llegara en cualquier momento. He conocido a personas que fijan las fechas del regreso de Cristo, que hacen exegesis del periódico, y he escuchado de aquellos que venden todas sus pertenencias en preparación para el Rapto. Estas personas se centran tanto en el eschaton que no hacen el trabajo que Dios tiene para ellos en la tierra ahora.

Otro peligro del que son presa muchos cristianos, después de intentar dar sentido a Daniel y al Apocalipsis y a otros pasajes, es un sentimiento de resignación. Luchan con estos textos y se dan por vencidos diciendo: «¡Voy a ser simplemente un panmilenialista! Todo se resolverá».

Entonces, ¿para qué estudiar estas cosas?

4. Bendiciones

i) Promesa de bendición

Apocalipsis 22:6- 7 6 Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto. 7 ¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.

ii) Aliento

1 Tesalonicenses 4:16 – 17 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Estas verdades no son sólo para satisfacer nuestra curiosidad, sino para proporcionar paz en tiempos turbulentos. Podemos animarnos unos a otros con estas verdades: saber que Dios conoce el futuro y lo controla es un gran consuelo. Todo está sucediendo exactamente según el calendario de Dios, puede que no sea agradable, pero está exactamente en el calendario – así que no te asustes.

iii) Motivación ética

2 Pedro 3:11 – 12 11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, 12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

Pedro dice – ahora que sabes que el fin vendrá, ¿cómo vas a vivir? ¿Qué vas a hacer con respecto a la santidad personal, a la evangelización? Dios no está jugando, así que tómalo en serio. Dios quiere que cada generación lea esto y se prepare, que se tome en serio las cosas espirituales. El fin se acerca.

CONCLUSIÓN

Si quieres echar un vistazo al reino de Cristo en la tierra, ¡vuelve la semana que viene y volveremos al futuro!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s