La Gran Tribulación: De Regreso al Futuro, 5ª. Pte.

Posted on

ESJ_BLG_20220815La Gran Tribulación: De Regreso al Futuro, 5ª. Pte.

Por Clint Archer

La superpoblación, la sobrepesca, el holocausto nuclear, la contaminación, la deforestación del Amazonas, el calentamiento global, el cambio climático y las pandemias globales son amenazas existenciales que, según los expertos, podrían acabar con el mundo tal y como lo conocemos.

Estas son algunas de las predicciones:

  • Un profesor de Harvard, fundador del Día de la Tierra, dijo en 1970 que los científicos son casi unánimes en que el enfriamiento global destruirá a la humanidad en el año 2000,
  • en 1982 Carl Sagan dijo que para 1995 el 80% de las especies de la tierra se habrán extinguido,
  • en 1985 el New York Times predijo que los casquetes polares habrían desaparecido en el año 2000,
  • en 1989 la oficina de medio ambiente de la ONU dijo que habría naciones enteras bajo el agua en 10 años,
  • en 2002 el UK Guardian dijo que a menos que se revierta el calentamiento global habrá una epidemia de hambre mundial en 2012, y
  • en 2009 el senador John Kerry dijo que los casquetes polares desaparecerían en el año 2013.

Podríamos poner los ojos en blanco ante este alarmismo, pero realmente existe una amenaza existencial para nuestro mundo, que se predice en la Biblia.

Hemos visto algunos pensamientos introductorios sobre la escatología, diferentes puntos de vista sobre el qué y el cuándo del Reino, y hemos discutido algunos pensamientos sobre el Rapto. En términos de la línea de tiempo, actualmente estamos en lo que llamamos la Era de la Iglesia. El próximo evento en el calendario será el Rapto, seguido por la Gran Tribulación.

I. ¿QUÉ ES LA TRIBULACION?

La Tribulación, también llamada el Día del Señor (por ejemplo, Joel 2, Zacarías 14, Isaías 30), el Tiempo de la Angustia de Jacob (Jer 30:7 ), y la 70ª semana de Daniel, se menciona primero en Daniel 9.

Daniel 9:24Setenta semanas han sido decretadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para poner fin a la transgresión, para terminar con el pecado, para expiar la iniquidad, para traer justicia eterna, para sellar la visión y la profecía, y para ungir el lugar santísimo.”

Así que esta profecía es para 70 semanas de la historia futura de Israel. Una semana aquí no es una semana de 7 días, sino de 7 años. Así que 70 semanas de años, 490 años de la historia futura de Israel, aunque no 490 años consecutivos.

En Daniel 9:25 vemos descritos los primeros 49 años:

Daniel 9:25 Has de saber y entender que desde la salida de la orden para restaurar y reconstruir a Jerusalén [es decir, el año 445 a.C. bajo Artajerjes, el rey medopersa, jefe de Nehemías] hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas y sesenta y dos semanas [es decir, los 49 años de la trayectoria de Nehemías]; volverá a ser edificada, con plaza y foso, pero en tiempos de angustia

Luego vemos las siguientes 62 semanas. Luego, durante sesenta y dos semanas [434 años], se construirá de nuevo con plazas y foso, pero en un tiempo problemático. (49+434 totalizando 483 años desde Nehemías hasta la entrada triunfal el 9 de Nisan 30 DC).

Daniel 9:26 Después de las sesenta y dos semanas el Mesías será muerto y no tendrá nada [El Mesías será asesinado], y el pueblo del príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario. [Esto ocurrió en el año 70 DC, por los romanos, por lo que el futuro príncipe será de los romanos, o lo que llamamos italianos, o rumanos, o sicilianos o tal vez el Vaticano] Su fin vendrá con inundación; aun hasta el fin habrá guerra; las desolaciones están determinadas.

Luego, en Daniel 9:27 tenemos la referencia a la última y 70ª semana, que aún no ha llegado.

Y él [el futuro príncipe o anticristo] hará un pacto firme con muchos por una semana [de años, por lo que un período de 7 años], pero a la mitad de la semana [3,5 años, es decir, la mitad de la Tribulación, cf Apocalipsis 11:2 42 meses, 1260 días] pondrá fin al sacrificio y a la ofrenda de cereal. Sobre el ala de abominaciones vendrá el desolador, hasta que una destrucción completa, la que está decretada, sea derramada sobre el desolador

Por lo tanto, hemos tenido 69 semanas (es decir, 483 años) de esta profecía – estos son los 483 años de Nehemías (la reconstrucción de Jerusalén) – hasta Jesús (el ungido siendo cortado.) Y la semana 70 es todavía por venir … pero ¿cuándo?

II. ¿CUÁNDO ES LA TRIBULACION?

Nadie lo sabe, pero aún no ha ocurrido. Comienza con el Rapto y termina con el Armagedón y la venida gloriosa.

III. ¿POR QUÉ HAY UNA TRIBULACIÓN?

La Gran Tribulación es el tiempo para que Dios juzgue al mundo por rechazar a Jesús, y es un tiempo para dar a los judíos una oportunidad de arrepentirse para que todos los judíos vivos en ese momento se vuelvan a su Mesías. Esto se ve en muchos pasajes – ver por ejemplo Zacarías 12-14 y Romanos 11.

IV. ¿CÓMO SERA LA TRIBULACIÓN?

La Gran Tribulación se describe en resumen en Mateo 24 como algo que no ha existido desde el principio del mundo y que nunca existirá, y algo a lo que nadie sobreviviría si no se hubiera acortado. Aquí están algunos de los detalles.

En primer lugar, Siete Sellos (piense en sellos de cera, no en sellos de la Armada ni en mamíferos marinos [nota del traductor: “Seals” también se traduce focas])

1. El éxito del Anticristo – Daniel 7:8 , 20-24 y Apocalipsis 6:2 Miré, y he aquí, un caballo blanco; y el que estaba montado en él tenía un arco; se le dio una corona, y salió conquistando y para conquistar.

2. Tercera Guerra Mundial – Mateo 24:6-7 y Apocalipsis 6:3-4 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente que decía: Ven. Entonces salió otro caballo, rojo; y al que estaba montado en él se le concedió quitar la paz de la tierra y que los hombres se mataran unos a otros; y se le dio una gran espada.

3: Hambre mundial – Mateo 24:7 y Apocalipsis 6:5-6 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente que decía: Ven. Y miré, y he aquí, un caballo negro; y el que estaba montado en él tenía una balanza en la mano. Y oí como una voz en medio de los cuatro seres vivientes que decía: Un litro de trigo por un denario, y tres litros de cebada por un denario, y no dañes el aceite y el vino.

4: La cuarta parte de la tierra muere a causa de la guerra, el hambre, las enfermedades y las fieras – Apocalipsis 6:7-8 7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente que decía: Ven. Y miré, y he aquí, un caballo amarillento; y el que estaba montado en él se llamaba Muerte; y el Hades lo seguía. Y se les dio autoridad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con pestilencia y con las fieras de la tierra.

5: Martirio de los santos de la tribulación – Apocalipsis 6:9-11 Cuando el Cordero abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos a causa de la palabra de Dios y del testimonio que habían mantenido; 10 y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, oh Señor santo y verdadero, esperarás para juzgar y vengar nuestra sangre de los que moran en la tierra? Y se les dio a cada uno una vestidura blanca; y se les dijo que descansaran un poco más de tiempo, hasta que se completara también el número de sus consiervos y de sus hermanos que habrían de ser muertos como ellos lo habían sido.

6: Terremoto y disturbios cósmicos – Apocalipsis 6:12-17 Vi cuando el Cordero abrió el sexto sello, y hubo un gran terremoto, y el sol se puso negro como cilicio hecho de cerda, y toda la luna se volvió como sangre, y las estrellas del cielo cayeron a la tierra, como la higuera deja caer sus higos verdes al ser sacudida por un fuerte viento. Y el cielo desapareció como un pergamino que se enrolla, y todo monte e isla fueron removidos de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los comandantes, los ricos, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían* a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros y escondednos de la presencia del que está sentado en el trono y de la ira del Cordero, 17 porque ha llegado el gran día de la ira de ellos, ¿y quién podrá sostenerse?»

7: Un conjunto de siete juicios más, llamados las Siete Trompetas – Apocalipsis 8:1-4 Cuando el Cordero abrió el séptimo sello, hubo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que están de pie delante de Dios, y se les dieron siete trompetas. Otro ángel vino y se paró ante el altar con un incensario de oro, y se le dio mucho incienso para que lo añadiera a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y de la mano del ángel subió ante Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.

Luego, las Siete Trompetas

1: Apocalipsis 8:7 El primero tocó la trompeta, y vino granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados a la tierra; y se quemó la tercera parte de la tierra, se quemó la tercera parte de los árboles y se quemó toda la hierba verde

2: Apocalipsis 8:8-9 8 El segundo ángel tocó la trompeta, y algo como una gran montaña ardiendo en llamas fue arrojado al mar, y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. 9 Y murió la tercera parte de los seres que estaban en el mar y que[e] tenían vida; y la tercera parte de los barcos fue destruida.

3: Apocalipsis 8:10-11 10 El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre los manantiales de las aguas. 11 Y el nombre de la estrella es Ajenjo; y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y muchos hombres murieron por causa de las aguas, porque se habían vuelto amargas.

4: Apocalipsis 8:12 El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, la tercera parte de la luna y la tercera parte de las estrellas, para que la tercera parte de ellos se oscureciera y el día no resplandeciera en su tercera parte, y asimismo la noche.

5: Langostas de tipo escorpión que atormentan pero no matan – Apocalipsis 9:3-6 3 Y del humo salieron langostas sobre la tierra, y se les dio poder como tienen poder los escorpiones de la tierra. 4 Se les dijo que no dañaran la hierba de la tierra, ni ninguna cosa verde, ni ningún árbol, sino solo a los hombres que no tienen el sello de Dios en la frente. 5 No se les permitió matar a nadie, sino atormentarlos por cinco meses; y su tormento era como el tormento de un escorpión cuando pica al hombre. 6 En aquellos días los hombres buscarán la muerte y no la hallarán; y ansiarán morir, y la muerte huirá de ellos.

6: Ángeles liberados para matar a un tercio de las personas –  Apocalipsis 9:13-15 13 El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz que salía de los cuatro cuernos del altar de oro que está delante de Dios, 14 y decía al sexto ángel que tenía la trompeta: Suelta a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates. 15 Y fueron desatados los cuatro ángeles que habían sido preparados para la hora, el día, el mes y el año, para matar a la tercera parte de la humanidad.

7: Un conjunto de siete juicios más llamados los Siete Copas – Apocalipsis 15:6-7 6 y salieron del templo los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino puro y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. 7 Entonces uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro llenas del furor de Dios, que vive por los siglos de los siglos.

Finalmente, las siete copas de la ira

1: Llagas Apocalipsis 16:2 El primer ángel fue y derramó su copa1 en la tierra; y se produjo una llaga repugnante y maligna en los hombres que tenían la marca de la bestia y que adoraban su imagen.

2: Los mares volviéndose sangre Apocalipsis 16:3 El segundo ángel derramó su copa en el mara, y se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser viviente que había en1 el mar.

3: El agua dulce se convierte en sangre – Apocalipsis 16:4 El tercer ángel derramó su copa en los ríos y en las fuentes de las aguasa, y se convirtieron en1 sangre.

4: Calentamiento global – Apocalipsis 16:8-9 8 El cuarto ángel derramó su copa sobre el sola; y al sol le fue dado quemar a los hombres con fuego. 9 Y los hombres fueron quemados con el intenso1 calor; y blasfemaron el nombre de Diosa que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria.

5: Oscuridad – Apocalipsis 16:10 El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se quedó en tinieblas, y se mordían la lengua de dolor.

6: El último río se seca y un ejército se reúne – Apocalipsis 16:12-16 12 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y sus aguas se secaron para que fuera preparado el camino para los reyes del oriente1d. 13 Y vi salir de la boca del dragón, de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta, a tres espíritus inmundos semejantes a ranas; 14 pues son espíritus de demonios que hacen señales, los cuales van a los reyes de todo el mundo1c, a reunirlos para la batalla del gran día del Dios Todopoderoso. 15 (He aquí, vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela y guarda sus ropas, no sea que ande desnudo y vean su vergüenza.) 16 Y los reunieron en el lugar que en hebreo se llama Armagedón1c.

7: Terremoto y granizo de 100 libras – Apocalipsis 16:17-21 17 Y el séptimo ángel derramó su copa en el airea; y una gran voz salió del templo, del trono, que decía: Hecho está. 18 Entonces hubo relámpagos, voces1 y truenos; y hubo un gran terremoto tal como no lo había habido desde que el hombre está sobre la tierra; fue tan grande y poderoso terremoto. 19 La gran ciudad quedó dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones1 cayeron. Y la gran Babilonia fue recordada delante de Diosc para darle el cáliz del vino del furor de su ira. 20 Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. 21 Y enormes granizos, como de un talento1 cada uno, cayeron*2 sobre los hombres; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo, porque su plaga fue* sumamente grande.

CONCLUSION

Bueno, ¡este no es el blog más alegre que he escrito! Pero para los que amamos al Señor, podemos estar animados. Vivimos en el mejor momento de la historia: estamos más cerca que nunca del fin de todas las cosas, y sabemos que no tendremos que soportar este gran sufrimiento, sino que estaremos a salvo con nuestro Señor, durante la Tribulación y para siempre.

Para aquellos que no son sus hijos – esta es también una buena noticia – ¡no es demasiado tarde para escapar! Invoca a Dios en arrepentimiento, vuélvete a él ahora como tu Salvador. Experimentarás su amor y su perdón y escaparás de la Gran Tribulación y del tormento eterno reservado para los que rechazan su oferta de salvación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s