¿Jesús en Cada Pasaje del Antiguo Testamento? – 1ª. Parte

Posted on

ESJ-2017 1108-001

¿Jesús en Cada Pasaje del Antiguo Testamento? – 1ª. Parte

Por Eric Davis

Cuando era niño, esperaba ansiosamente la Pascua. Pero no porque anticipé haber celebrado el día en que mi Salvador demostró que su sacrificio expiatorio sustituto penal era suficiente para redimir a los elegidos del Padre. En cambio, esperaba con ansia la caza de huevos. Teníamos un gran patio que proporcionaba una entretenida búsqueda de esos huevos evasivos. Algunos estaban a la intemperie, requiriendo poco esfuerzo para encontrarlos. Otros se escondían profundamente, superando las habilidades de IP de este niño de ocho años. Encontrar los huevos siempre fue gratificante.

Si no tenemos cuidado, podemos enfocarnos en estudiar y predicar el Antiguo Testamento como una búsqueda de huevos de Pascua. Partimos en una búsqueda para encontrar a Cristo escondido en lo profundo de la espesa maleza de los textos del Antiguo Testamento. El deseo es probablemente bueno; para contemplar algún ángulo de la gloria de Cristo. Sin embargo, nos corresponde estar seguros de que no hayamos colocado nuestros propios huevos de Pascua para nuestro hallazgo inteligente.

No creo que esté permitido preguntar al Antiguo Testamento: “¿Cómo es que está Cristo en cada pasaje?”. Es una presuposición hermenéutica que mueve a los intérpretes a abordar cada texto del Antiguo Testamento, asumiendo que “Cristo está en algún lugar de este versículo. Depende de mí encontrarlo.” En ese sentido, los lectores enfocan cada texto como una búsqueda cristológica de huevos de Pascua: “así como ese precioso y evasivo huevo de Pascua está presente, pero escondido, así lo es Cristo en cada pasaje. Si soy lo suficientemente inteligente; lo suficientemente persistente, puedo encontrarlo.” Por lo tanto, la declaración puede, si de manera inadvertida, enseñar a los intérpretes que la meta más alta de un texto es encontrar a Cristo en él. Este no debería ser el fin de la interpretación.

Aunque el enfoque del “Cristo en todos los pasajes” (hermenéutica cristocéntrica) del Antiguo Testamento tiene algunos aspectos positivos, tiene más aspectos negativos, y por lo tanto, debe descartarse.

Los Méritos De La Hermenéutica Cristocéntrica

En los últimos años, ha habido un renovado interés entre los evangélicos por estudiar y predicar a Cristo desde el Antiguo Testamento. Hay beneficios al hacerlo. Aquí hay algunos:

  1. Cristo está legítimamente en algunos pasajes del Antiguo Testamento. Las interpretaciones intencionadas del autor revelarán a Cristo en varios textos del Antiguo Testamento. Podríamos citar Isaías 52:13-53:12, Salmo 2 e Isaías 9:6-7, por nombrar algunos.
  1. En la bondad de Dios, existimos en un lugar codiciado en la línea de tiempo redentora. Muchos hombres justos desearon ver lo que nuestros ojos han visto con respecto a la Persona y la obra de Cristo. Las conexiones legítimas con Cristo y las observaciones de Cristo con el autor en el texto del Antiguo Testamento resaltan la gloria de Dios en su funcionamiento culminante. Deberíamos participar plenamente de nuestro privilegio al ver lo que los hombres justos de antaño deseaban ver. La Persona y la obra terminada de Cristo es el climax de la historia redentora. Él es el punto culminante de las obras de Dios en la historia. Queremos que las personas capten estas emocionantes verdades.
  1. Conectar correctamente un pasaje a Cristo ayudará a los oyentes a captar la gloria de Dios en la unidad de la historia redentora. La adoración a Dios se fomenta a medida que descubrimos su brillantez en el plan cohesivo de la redención.
  1. Uno de los objetivos de la vida cristiana es profundizar en el conocimiento de Cristo (Filipenses 3: 8-10). Él realmente está presente en algunos textos del Antiguo Testamento. Donde está, debemos destacarlo en su totalidad. Al hacerlo, aumenta nuestro conocimiento de él. Además, debemos observar conexiones legítimas con Cristo desde el Antiguo Testamento. Hacerlo también fomentará el conocimiento de uno y la redención.
  1. El pueblo de Dios es motivado a vivir una vida que agrade a Dios cuando aprende más de Cristo. El amor de Cristo nos constriñe ( 2 Co. 5:14-15 ). Cuando legítimamente contemplamos a Cristo desde el texto, estamos más motivados por su gloria.
  1. Los cristocentristas (partidarios de la hermenéutica cristocéntrica) tratan de evitar tratar la Biblia como un manual moral de autoayuda o abstracto. En cambio, es el registro inerrante de la gracia de Dios sobre la humanidad indigna a través de la Persona y la obra de Jesucristo.

A pesar de estos méritos, las precauciones son importantes.

Aquí hay nueve advertencias con respecto al enfoque de “Cristo en todos los pasajes” para el Antiguo Testamento :

  1. El enfoque hermenéutico cristocéntrico del Antiguo Testamento corre el riesgo de violar el intento del autor en el texto.

El enfoque “Cristo en todos los pasajes” del Antiguo Testamento impone una presuposición que choca con la intención del autor. En cambio, un método interpretativo debería preguntar: “¿Cuál es la intención del autor de un pasaje?”

¿Pero quién puede decir que el intento de autor debería ser el enfoque gobernante de un texto del Antiguo Testamento o de cualquier texto? Esta es una pregunta hermenéutica que exige una explicación exhaustiva que es un tema propio. Sin embargo, se necesita una breve explicación para justificar las advertencias propuestas en contra de encontrar a Cristo en cada pasaje del Antiguo Testamento.

¿De dónde sacamos los principios hermenéuticos que guían el proceso de interpretación de las Escrituras? La comunicación siempre involucra tres elementos: (1) el hablante o escritor, (2), el mensaje, dado en inteligibilidad humana, y (3) la audiencia.[1] La audiencia puede conocer la intención del autor a través de esa comunicación. En la interpretación, suponemos que Dios es un Dios de lógica, no ilógico. Él desea ser conocido y darse a conocer a través de medios humanos. Además, el hombre busca ser entendido en su comunicación. Roy Zuck escribe: “Los principios para interpretar la Biblia son simplemente descripciones de la forma en que la gente piensa y lee cuando intentan comprender el significado de cualquier escritura.” [2] Por lo tanto, la interpretación objetiva requiere que el lector contemporáneo comprenda la gramática, sintaxis, contexto histórico y contexto de cada pasaje. Por esta razón, la intención del autor es el significado correcto de un pasaje. Por lo tanto, para observar correctamente a Cristo en un pasaje, no debemos violar ese intento de autor.

En lugar de comenzar nuestro viaje diciendo: “Busquemos a Cristo en cada pasaje,” deberíamos decir: “Descubramos el propósito del autor de cada pasaje.” De esta manera, buscamos determinar la interpretación objetiva del texto del Antiguo Testamento. Si Cristo no está en el significado pretendido por el autor, entonces no podemos decir correctamente: “Cristo está en este pasaje.”

¿Significa eso que no podemos decir nada acerca de Cristo en un estudio de ese pasaje del Antiguo Testamento si él no está en la interpretación? No. Aunque Cristo puede no estar en la interpretación correcta de un texto, puede estar en la aplicación de un texto. Sin embargo, como se muestra a continuación, existen riesgos de mover cada sermón del Antiguo Testamento cristocéntricamente.

  1. El enfoque de “Cristo en todos los pasajes” corre el riesgo de devaluar el Antiguo Testamento.

Cuando cada pasaje del Antiguo Testamento termina en un texto del Nuevo Testamento, comunicamos que el Nuevo Testamento establece el valor del Antiguo Testamento. Su valor descansa en otros textos más que en el hecho de que es la palabra misma de Dios (véase 2 Timoteo 3:16). Como algunos han observado, la hermenéutica cristocéntrica corre el riesgo de crear un canon dentro de un canon.[3] Es decir, una porción de la Escritura se convierte en prioridad funcional sobre los demás. Los proponentes probablemente no confiesen que el Antiguo Testamento es inferior al Nuevo. Pero, ¿qué estamos diciendo cuando nos desplazamos a través de la intención del autor de cada texto del Antiguo Testamento para detenernos en una aplicación cristocéntrica? Demuestra una despriorización del Antiguo Testamento. Es una porción opcional e inferior de la Escritura. En lugar de un escaparate de la gloria de Dios, es un trampolín.

  1. El enfoque hermenéutico cristocéntrico del Antiguo Testamento amenaza la perspicuidad de la Escritura.

El enfoque de “Cristo en cada pasaje” no considera que la exposición de un pasaje del Antiguo Testamento sea completa hasta que se haya realizado una conexión cristocéntrica creativa desde el texto.¿Qué dice eso a los oyentes sobre la claridad del Antiguo Testamento? No está claro hasta que hayamos implementado un crescendo creativo cristológico sobre el pasaje; y crescendo que no era aparente desde un enfoque gramatical-histórico a ese pasaje del Antiguo Testamento. Por lo tanto, la hermenéutica cristocéntrica corre el riesgo de comunicar que la perspicuidad en las Escrituras no es verdadera del Antiguo Testamento en sí misma. Por lo tanto, el Antiguo Testamento técnicamente no es una porción predicable de la Escritura hasta que forzamos un molde hermenéutico actualizado, típicamente arraigada en la soteriología del Calvario o del Nuevo Testamento.

  1. Un enfoque de “Cristo en todos los pasajes” del Antiguo Testamento no entiende el proceso del cambio bíblico en el alma.

El apóstol Pablo escribió: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra.” (2 Timoteo 3:16-17). El término “Escritura” incluye el Antiguo Testamento. Esto habla del valor del Antiguo Testamento en términos de transformación del alma. En su sentido más claro, el Antiguo Testamento es valioso y necesario para equipar al hombre de Dios. El pueblo del Nuevo Pacto necesita el Antiguo Testamento para la santificación, en otras palabras.

Los cristocentristas no negarían esto en credo. Sin embargo, en la práctica, se arriesgan a hacerlo. Cuando todos los textos del Antiguo Testamento se ven obligados a culminar en un pasaje del Nuevo Testamento acerca de Cristo, corren el riesgo de extraer la plenitud de ese texto del Antiguo Testamento. En cambio, cada texto del Antiguo Testamento se trata cada vez más acerca de un pasaje del Nuevo Testamento que presenta a Cristo (por ejemplo, una escena en la cruz).

¿Está mal discutir la obra de Cristo en la cruz o en el eschaton mientras se predica un texto del Antiguo Testamento? Por supuesto no. Pero no necesitamos usar cada pasaje del Antiguo Testamento como un vehículo para llegar al Calvario o la Nueva Jerusalén. Un texto bíblico puede tener un valor de valor transformador del alma, aunque no mencione explícitamente la obra terminada de Cristo en el Calvario.

En cambio, podemos usar la hermenéutica gramatical-histórica como un vehículo para descubrir aquello que es provechoso para enseñar, redargüir, corregir y entrenar en justicia en el significado del pasaje del Antiguo Testamento que pretende el autor. Al hacerlo, aseguraremos que estemos equipados toda buena obra. Por lo tanto, un riesgo con el enfoque de “Cristo en todos los pasajes” es que disminuimos todo el poder de la santificación bíblica. La santificación implica más que meditar en el Calvario (véase Filipenses 2: 12-13).

Se puede y se debe decir más sobre la búsqueda de Cristo en cada texto del Antiguo Testamento. En la publicación de mañana, consideraremos cinco precauciones adicionales a este enfoque de estudio y enseñanza.

Referencias

[1] Roy Zuck, Basic Bible Interpretation (Colorado Springs: Victor, 1991), 61.

[2] Ibid., 60. Para demostrar que el enfoque gramatical-histórico de la interpretación está en consonancia con la intención del autor, Zuck escribe: “Cada texto bíblico fue escrito por alguien a oyentes o lectores específicos en una situación geográfica e histórica específica para una propósito específico. Este corolario sugiere que cada porción de la Biblia fue escrita originalmente para dirigirse a cierto lector o lectores que vivían en ciertos lugares y tiempos, y que esa escritura tenía un propósito determinado … la exégesis es descubrir el significado original del texto. En otras palabras, ¿qué transmitieron las palabras a sus lectores iniciales?” (Página 64).

[3] Abner Chou, “A Hermeneutical Evaluation of the Christocentric Hermeneutic,” The Master’s Seminary Journal , 27, No. 2 (Fall 2016), 133.

Un comentario sobre “¿Jesús en Cada Pasaje del Antiguo Testamento? – 1ª. Parte

    […] la publicación de ayer , se propusieron algunos beneficios y precauciones cuando se trata de buscar a Jesús en el Antiguo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s