Cuidado y Protección Soberana

Posted on

ESJ-2019 0208-002

Cuidado y Protección Soberana

Apocalípsis 1:16

John F. Macarthur

¿Cómo evaluaría el estado actual de la iglesia? Muchos creyentes entregarían un informe desesperado. La cobardía, el compromiso y la herejía abundan en el disfraz de las estrategias de crecimiento de la iglesia y la contextualización. Las transmisiones religiosas están llenas de charlatanes y vendedores. Y el monstruo de la corrección política sigue infiltrándose en las congregaciones.

Sin embargo, Jesucristo todavía está edificando su iglesia y ejerciendo un control soberano sobre ella. En Apocalipsis 1:16, Juan ve que Cristo está sosteniendo algo en Su mano: “En su mano derecha tenía siete estrellas.” En el versículo 20, Jesús aclara a quién representan estas estrellas: “Las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias.”

Esa traducción común ha llevado a una confusión y desacuerdo significativos entre académicos y comentaristas. Es cierto que la palabra angeloi puede significar ángeles, pero piense en las implicaciones de esa lectura. ¿Por qué Cristo le daría a Juan un mensaje para ser transmitido a los ángeles que luego lo entregarían a la iglesia? El Señor ciertamente podría encontrar un medio menos tortuoso de comunicación con su hueste celestial. Además, las Escrituras nunca dan a los ángeles autoridad sobre la iglesia. Hebreos 1:14 los describe como siervos ministrantes, no como líderes.

La explicación de Juan en el versículo 20 tiene un sentido mucho más simple y claro si leemos a angeloi como “mensajeros”, tal como se traduce en otra parte (ver Lucas 7:24; 9:52; Santiago 2:25). En ese sentido, entonces, es muy probable que Juan se refiera a pastores o líderes de cada una de las siete iglesias. Es completamente posible que Juan pudiera recibir visitas, y que estos hombres llevaran la Palabra de Dios de regreso a sus iglesias. (Sabemos que alguien realizó esa función. ¿De qué otra manera estaríamos leyendo el Apocalipsis hoy en día?)

Las Escrituras no nos dicen quiénes eran estos hombres específicamente, pero el mensaje de la visión de Juan es claro: El Señor siempre tendrá a Sus pastores escogidos. ¡Qué gran consuelo es que los tenga en la palma de Su mano!

La situación en Asia Menor era sombría. La deserción espiritual estaba muy avanzada en algunas de estas congregaciones. La persecución había llegado: algunos habían huido, y otros se habían comprometido con el mundo. Pero en medio de todo esto, el Señor todavía tenía a Sus hombres fieles sirviendo en Su iglesia.

Lo mismo es cierto en todas las generaciones de la iglesia. Es fácil desanimarse cuando vemos a pastores débiles y necios guiando a sus iglesias por el mal camino, cuando hay una notable ausencia de liderazgo piadoso. Es aún más desgarrador cuando un pastor infiel naufraga en su fe a través de la inmoralidad y la impiedad. Estamos en lo correcto al ser afligidos cuando los asalariados y los falsos maestros se burlan del evangelio. Pero no debemos olvidar que la iglesia está siempre bajo el cuidado soberano de Cristo. Siempre tendrá pastores fieles a los que da, llama y aparta para cuidar de sus ovejas.

Además, Él no ignorará a aquellos que traen una plaga sobre Su iglesia a través de la maldad y las falsas enseñanzas. La visión de Juan continúa en Apocalipsis 1:16 con una ilustración de la protección soberana del Señor para su iglesia. Escribe: “De su boca salió una espada afilada de dos filos”. Esta no es una daga delicada. Esta es la espada devastadora de la verdad de Dios. Más tarde en Apocalipsis, Dios lo desplegará contra los impíos (Apocalipsis 19:15, 21). Pero aquí, el Señor lo está usando en juicio contra enemigos y amenazas dentro de la iglesia. En su carta a la iglesia de Pérgamo, una iglesia plagada de herejías y falsos maestros, Cristo advierte: “vendré a ti pronto y y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.” (Apocalipsis 2:16). Él usa la espada de Su verdad para podar cualquier amenaza a la pureza de Su iglesia.

Hebreos 4:12 nos recuerda la potencia letal de la verdad de Dios: “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón.” Esta es el arma preferida del Señor contra los engañadores, los charlatanes y todo maestro falso que se burla o se mofa de Su evangelio. Él empuña la espada de Su Palabra contra los enemigos de Su pueblo para que nada le impida edificar Su iglesia (Mateo 16:18).

(Adaptado de Christ’s Call to Reform the Church))


Available online at: https://www.gty.org/library/blog/B190208

COPYRIGHT ©2019 Grace to You

Un comentario sobre “Cuidado y Protección Soberana

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    8 febrero 2019 en 10:31 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s