David Huffstutler

El ABC de la Confrontación

Posted on

ESJ_BLG_2021018_03

El ABC de la Confrontación

Por David Huffstutler

El perdón ha sido el tema de mis artículos estas últimas semanas. La semana pasada exploramos cuándo las Escrituras obligan a la confrontación, al arrepentimiento y al perdón. Esta semana es una mirada bíblica y práctica a la confrontación misma. ¿Cómo debe tener lugar? ¿Qué decimos y cómo lo decimos?

Lo que sigue a continuación es un "ABC" que trata de captar cierta sabiduría básica necesaria cuando tiene lugar la confrontación.[1]

Leer el resto de esta entrada »

Cuando el Pecado Obliga a una Confrontación y el Perdón Debe ser Formal

Posted on

ESJ_BLG_2021013_02

Cuando el Pecado Obliga a una Confrontación y el Perdón Debe ser Formal

Por David Huffstutler

La ocasión pasada, vimos que incluso cuando uno es agraviado y gravemente, puede elegir pasar por alto el pecado. Pero hay veces en que pasar por alto un pecado no es una opción. En estas situaciones, la Escritura requiere una confrontación, una disculpa y el perdón para restaurar la relación. Este es un perdón condicional: no podemos perdonar al pecador a menos que se arrepienta de su pecado.

Leer el resto de esta entrada »

He Sido Agraviado. ¿Debo Esperar que mi Agresor me Diga “lo siento”?

Posted on

ESJ_BLG_2021012_02

He Sido Agraviado. ¿Debo Esperar que mi Agresor me Diga “lo siento”?

Por David Huffstutler

A veces nos preocupamos por si una confrontación destrozará o no una relación que parece agrietada y que se desmorona. ¿Cómo discernimos si debemos o no confrontar a alguien por un pecado y pedirle una disculpa?

A continuación se examina las Escrituras para responder a esta pregunta y adapto los pensamientos de otros en mis propias palabras.[1] Se podría decir mucho más de lo que sigue, pero aquí al menos tres preguntas para ayudar a determinar si es necesaria o no una confrontación.

Leer el resto de esta entrada »

Filemón: Un Ejemplo de Perdón

Posted on

ESJ_BLG_202100914_02

Filemón: Un Ejemplo de Perdón

Por David Huffstutler

Durante el encarcelamiento de Pablo en Roma (Filemón 1 ; cf. Hechos 28:30-31 ), un esclavo doméstico llamado Onésimo le robó a su amo Filemón y huyó (cf. Filemón 18-19 ). Si Filemón atrapó a Onésimo durante este tiempo, pudo haberle castigado severamente como resultado. La esposa de Filemón, Apia, y su hijo Arquipo debían estar al tanto de la situación, y la iglesia que se reunía en su casa probablemente también lo sabía (cf. Filemón 2 ). Los pecados de Onésimo afectaron a muchos.

Leer el resto de esta entrada »

El Primer Paso Para Perdonar A Los Demás: Ser Tu Mismo Perdonado

Posted on

ESJ_BLG_202100828_01

El Primer Paso Para Perdonar A Los Demás: Ser Tu Mismo Perdonado

Por David Huffstutler

"Ya no nos hablamos".

"Mi pecado es demasiado grande para que Dios lo perdone".

¿Has escuchado alguna vez declaraciones como estas?

Un pastor observa: "Al principio de mi ministerio pastoral me di cuenta de un hecho interesante: casi todos los problemas personales que llevan a la gente a buscar consejo pastoral están relacionados de alguna manera con el tema del perdón. Los problemas más problemáticos del típico aconsejado se reducirían significativamente (y en algunos casos se resolverían por completo) si se entendiera correctamente lo que dicen las Escrituras sobre el perdón".[1] Explicó su observación aún más: la gente tenía problemas para entender el perdón de Dios o cómo perdonar a los demás. Como resultado, sufrían una culpa personal continua o problemas en sus relaciones2.

Leer el resto de esta entrada »

“La Maravilla Y El Andar De Estar En Cristo”: Una Visión General de Efesios

Posted on

ESJ-blog 20210408_01

“La Maravilla Y El Andar De Estar En Cristo”: Una Visión General de Efesios

POR DAVID HUFFSTUTLER

Antecedentes y Entorno de Efesios

Pablo visitó por primera vez Éfeso hacia el final de su segundo viaje misionero, dejando atrás a Priscila y Aquila (Hechos 18:18-19 ; 51 d.C.). Probablemente evangelizaron en Éfeso, y Apolos también hizo algunos discípulos (cf. Hechos 18:24-19:7 ). Pablo regresó (54 d.C.) para encontrar este núcleo de creyentes (Hechos 19:1-7 ), evangelizó más (Hechos 19:8-10 ), y vio la mano de Dios actuando (Hechos 19:11-20 ; cf. 19:10 , 20 ). Los incrédulos se opusieron en gran medida al evangelio (Hechos 19:21-41 ; 20:19 ), y Pablo se marchó poco después (Hechos 20:1 ). Pablo había vivido en Éfeso durante tres años (Hechos 20:31 ). Se despidió por última vez de los ancianos de Éfeso en Mileto durante sus viajes posteriores (Hechos 20:17-38 ).

Leer el resto de esta entrada »

Soldados Espirituales Firmes: Efesios 6:11-17

Posted on

ESJ-blog 20201201_01

Soldados Espirituales Firmes: Efesios 6:11-17

Por David Huffstutler

Efesios 6:11-17 nos da las órdenes necesarias y el lenguaje pintoresco para prepararnos para la batalla espiritual. Lo que sigue a continuación es un breve resumen de cuatro temas de este pasaje.

Primero, estar listos y firmes en la batalla. Nos preparamos con la armadura de Dios para "estar firmes" (Efesios 6:11 ), "para que puedan resistir" (Efesios 6:13 ), y "para estar firmes" (Efesios 6:13 ).

Leer el resto de esta entrada »

La Vida De Pablo Después De Hechos

Posted on

ESJ-blog 20201102_01

La Vida De Pablo Después De Hechos

POR DAVID HUFFSTUTLER

Lo que sigue a continuación es un intento de averiguar a dónde fue Pablo después de su primer encarcelamiento en Roma.[1] Estos viajes de Pablo se basan en las declaraciones de Hechos y las cartas de Pablo que indican sus viajes previstos o reales en este momento. Especialmente útiles son las Epístolas de la Prisión ya que fueron escritas durante los dos años de Pablo en Roma, 60-62 d.C. (Efesios, Colosenses, Filemón, Filipenses; Hechos 28:30 ), justo antes de su liberación. También son útiles las cartas escritas después de Hechos y durante el tiempo de estos viajes (1 Timoteo y Tito en el 66 d.C., 2 Timoteo en el 68 d.C.). Si Pablo fue liberado en el año 62 d.C. y escribió 2 Timoteo justo antes de su muerte (cf. 2 Timoteo 4:6-8 ), entonces la vida de Pablo después de Hechos continuó durante 5 o 6 años más.

Leer el resto de esta entrada »

Esencial Para Cada Pastor: Ser Un Hombre De La Palabra (Tito 1:9)

Posted on

BLOG20200929_01

Esencial Para Cada Pastor: Ser Un Hombre De La Palabra (Tito 1:9)

POR DAVID HUFFSTUTLER

Tito 1:6-9 es un pasaje clave para determinar quién puede o no ser pastor en una iglesia. Tito 1:6 describe cómo un pastor dirige a su familia, y Tito 1:7-8 describe su carácter. Tito 1:7 enumera cinco rasgos de carácter que un pastor no debe tener, y Tito 1:8 enumera seis que sí debe tener. En el griego, Tito 1:9 continúa la frase de Tito 1:7-8 y asume el verbo imperativo “debe” (dei) para darnos un séptimo requisito positivo para el pastor: “reteniendo la palabra fiel que es conforme a la enseñanza, para que sea capaz también de exhortar con sana doctrina y refutar a los que contradicen.” Leer el resto de esta entrada »

El Tipo De Comportamiento De Los Hijos Que Descalifica A Su Padre Para El Ministerio Pastoral

Posted on

ESJ-2020 0914-001

El Tipo De Comportamiento De Los Hijos Que Descalifica A Su Padre Para El Ministerio Pastoral

Por David Huffstutler

Los hijos de un pastor deben ser mantenidos “sumisos” según 1 Timoteo 3:4 . Deben obedecer a su padre y seguir sus instrucciones en el hogar. Tito 1:6 requiere lo mismo de los hijos, y dependiendo de si se traduce pistos como sustantivo o adjetivo, deben ser “creyentes” o “fieles”. De cualquier manera, deben seguir las enseñanzas de su padre.

Tito 1:6 va más allá, sin embargo, para describir lo que no debe ser característico del comportamiento de estos hijos. No deben estar “no acusados de disolución ni de rebeldía.” (lbla). Este es el tipo de comportamiento de los hijos de un padre que lo descalifica para el ministerio pastoral formal. Lo que sigue a continuación es un intento de explicar exactamente qué tipo de comportamiento es este. Leer el resto de esta entrada »

Una Visión General De Hechos 20:17-38

Posted on

ESJ-2020 0612-001

Una Visión General De Hechos 20:17-38

Por David Huffstutler

El texto de Hechos 20:17-38 tiene una cierta gravedad que ha hecho que sus palabras sean apreciadas por muchos. Contiene las últimas palabras cara a cara de alguien a un grupo de personas (Hechos 20:25 , 38 ), resume lo que debe ser un excelente ministerio (Hechos 20:18-21 , 25-27 ), y muestra una resolución de vivir y morir por el evangelio (Hechos 20:22-24 , 33-35 ). Leer el resto de esta entrada »