El Mas Grande Intercambio, 3ª. Pte. Valorando el Beneficio

Posted on

ESJ-2020 0602-001

El Mas Grande Intercambio, 3ª. Pte. Valorando el Beneficio

Por Clint Archer

Estamos en la tercera parte de esta mini-serie sobre El Mas Grande Intercambio de Todos los Tiempos. La ocasión pasada conocimos a Howie Hubler, quien, en un espectacular error de juicio, perdió 9 mil millones de dólares para su empresa en un solo negocio durante el colapso del mercado inmobiliario en 2007. Podrías simpatizar con Hubler que el alcance y la velocidad del colapso del mercado inmobiliario de 2007 fue una primicia en la historia y por lo tanto imposible de predecir. Lo único es que no fue imposible de predecir. Fue perfectamente cronometrado y explotado por un joven genio del comercio llamado Michael Burry.

El brillante Michael Burry era médico, especializado en cirugía cerebral, pero le pareció demasiado fácil. No consideraba que la rotación de residencia de 16 horas al día y las largas horas de la escuela de medicina fueran lo suficientemente estimulantes, así que, en su tiempo libre, (entre la medianoche y las 3 de la madrugada todos los días), se enseñó a sí mismo a comerciar con acciones, y se convirtió en una autoridad en línea muy solicitada en materia de inversiones.

Finalmente dejó de ser médico, creó un fondo de cobertura, e instantáneamente los principales inversores le confiaron millones. Su fondo, Scion Capital, llamado así por un libro de ciencia ficción que le gustaba, superó a cualquier otro fondo de cobertura del mundo a pasos agigantados año tras año. Hasta 2007.

A principios de 2007, Burry sacó de repente todo el dinero de sus clientes de las acciones regulares y puso todos los huevos en una cesta apostando que el mercado inmobiliario estaba a punto de colapsar.

Sus clientes empezaron a perder beneficios al instante y pensaron que estaba loco. Intentaron retirar su dinero, pero sus contratos le permitían congelar sus fondos si estaba en medio de una operación, así que se negó a devolverles el dinero. Les decía: “Confíen en mí un poco más”. Sus clientes se reunieron y lo demandaron para que les devolviera el dinero. Mientras la batalla legal se libraba en el tribunal, el mercado inmobiliario se hundió tal y como Burry había predicho.

Mientras todos los demás perdían sus camisas, los clientes de Scion Capital eran ridículamente recompensados por la estrategia de Burry. Burry personalmente ganó 100 millones de dólares en ese negocio, y sus clientes ganaron más. Luego les permitió retirar su dinero, lo que hicieron tímidamente. Envió un e-mail a los clientes que lo demandaban con dos palabras: “De nada”.

Los cristianos parecen locos cuando deciden poner todos los huevos en una sola cesta, confiando en cambiar todo lo que nos es caro por la justicia de Cristo. Jesús dice que puedes experimentar una pérdida ahora, pero confía en mí un poco más.

Hemos visto que para hacer el mayor negocio de tu vida, necesitas liberar tu basura y valorar tus ganancias. En las últimas dos semanas he dicho que hay…

5 MANERAS EN QUE USTED SE BENEFICIA DE LA LIBERACIÓN DE SU BASURA Y EL PRECIO DE SU BENEFICIO, y consideramos

1. INTIMIDAD – un profundo CONOCIMIENTO personal de Jesús

2. INOCENCIA – la perfección de la JUSTICIA de Cristo

3. INVIGORACIÓN – PODER espiritual para dar fruto

Así que hoy consideraremos:

4. PARTICIPACIÓN – COMPARTIR en el sufrimiento

Filipenses 3:10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,

Un beneficio que obtienes de tu relación con Jesús es la participación en sus sufrimientos y su participación en los tuyos. Hay una comunión en el sufrimiento, un compartir, una mezcla de experiencias que vienen de ser encontradas en él. “En él” es un concepto favorito que Pablo emplea 75 veces en sus cartas.

Estar en él tiene que ver con su amor por ti y el tuyo por él. Este es un concepto crucial para comprender. Tu destino es inextricable del de Cristo.

Ser cristiano significa que estás involucrado emocional, física y espiritualmente en los efectivos y expiatorios sufrimientos de Jesús.

Es como cuando tu hijo es burlado, o falla en algo, o se lastima. ¿Tu primer pensamiento es “Estoy tan contento de no ser yo”? ¿O es tu primer pensamiento “Me gustaría soportar ese dolor para que no tengan que pasar por él”?

¿Qué es lo que te hace querer sufrir en lugar de tu hijo? Se llama amor. El verdadero amor implica un sacrificio que nace de la conexión que tienes con esa persona.

Bueno, Jesús te ve de esa manera. Sufrió una agonía espiritual peor de lo que puedas imaginar, para que nunca la experimentes. Porque te ama.

Y murió la muerte que te mereces, así que no necesitas hacerlo. Luego venció la muerte, para que tú también puedas vencerla.

Fue pionero en el camino de la muerte eterna y abrió el camino a la vida eterna, y luego fusiona tu destino con el suyo para que estés “en él”.

Cuando se sufre una tentación o una prueba o un desafío o un dolor de cualquier tipo, se puede encontrar consuelo y fuerza al saber que Cristo no está distante en ese sufrimiento, sino que está involucrado en todos los niveles. Y compartes su sufrimiento aprendiendo un poco de lo que él pasó por ti.

Hebreos 4:15-16 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros, pero sin pecado. 16 Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna..

Obtén fuerza de la implicación que tú y Cristo comparten cuando sufren. Esto es algo que los no creyentes nunca sabrán, no pueden saberlo. Pero tú sí puedes, porque cambiaste tu propia bondad, relaciones, posesiones, por Cristo. Este es un beneficio que ganas, que vale la pena valorar, estás “en él”.

5. INVINCIBILIDAD – RESURRECCIÓN de los muertos

Filipenses 3:11 a fin de llegar a la resurrección de entre los muertos..

El beneficio más duradero que obtenemos al convertirnos en discípulos de Jesús es que obtenemos la inmortalidad. Nos volvemos invencibles con la muerte. Eso no significa que no podamos experimentar la muerte, significa que no podemos permanecer muertos.

Todos mueren físicamente, y los que rechazan a Jesús son condenados a la destrucción eterna. Pero para los creyentes, mueres físicamente pero no pereces eternamente. Experimentas la resurrección de los muertos.

La palabra para la resurrección que Pablo usa aquí es única. No se usa en ninguna otra parte del Nuevo Testamento, porque Pablo la inventó. Es ekanastasia tēn ek nekron, o literalmente “la salida de la resurrección de entre los cadáveres”. Esto se refiere a que tu cuerpo regresa físicamente después de tu muerte física.

Romanos 8:11 Pero si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el mismo que resucitó a Cristo Jesús de entre los muertos, también dará vida a vuestros cuerpos mortales por medio de su Espíritu que habita en vosotros.

El punto de Pablo es que hay una muerte que tiene un aguijón, pero para nosotros en Cristo, nunca experimentamos esa muerte. Tenemos que experimentar la muerte en la tierra – pero después de eso somos resucitados a una gloria eterna con el Padre.

CONCLUSION: ¿Adivina en qué está invirtiendo Michael Burry ahora? ¿Qué producto predice que se agotará pronto y causará el próximo cambio masivo en la economía mundial? El agua.

Michael Burry cree que el mundo está a punto de experimentar una devastadora falta de agua limpia y potable. Así que está invirtiendo en los cultivos y productos que requieren más agua, porque su precio se disparará. De nuevo, algunos piensan que está loco. Pero otros están poniendo todo su dinero en lo que sea que Michael Burry esté poniendo su dinero.

Bueno, hay una decisión mucho más importante que tienes que tomar. Pablo invirtió toda su confianza en un lugar: la obra de Jesucristo en la cruz en su lugar.

Algunos piensan que Pablo está loco. Pero para aquellos de nosotros que seguimos su ejemplo y consideramos todas las cosas como una pérdida por el valor superior de conocer a Jesucristo, estoy bastante seguro de que cuando lleguemos al cielo, Pablo nos mostrará una sonrisa y nos dirá simplemente, “De nada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s