Haciendo Un Pacto Con Abraham (2ª. Pte)

Posted on

ESJ-blog 20201209_02

Haciendo Un Pacto Con Abraham (2ª. Pte)

Por Paul Henebury

Todo el episodio del Génesis 15 está resaltado por el sello de tiempo en el versículo 18, "En el mismo día el Señor hizo un pacto con Abram…" Yahvé declara que ya ha dado la tierra a los descendientes de Abram. Por lo tanto, como hemos dicho, el pacto sirve para reforzar y ampliar la clara y sencilla palabra de Dios.

¿Pero qué hay de las dimensiones de la Tierra Prometida? ¿Pueden ser determinadas? Si pueden, ¿podemos decir que los descendientes de Abram lo han recibido todo? ¿Se ha dado el regalo en su totalidad?

La respuesta a la pregunta en parte depende de lo que se quiere decir en el versículo 18 con “desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates.” ¿El río de Egipto es el Nilo? ¿O es un Uadi estacional? El término menos usual nahar para río (de Egipto) persuade a la mayoría de los comentaristas de que el Nilo no está destinado. Además, debemos observar el hecho de que el adjetivo "grande" (gadol) se utiliza sólo para el Éufrates y no para el río de Egipto. Parece, entonces, como si este "río" fuera el Uadi mencionado en Números 34:5; Josué. 15:4, 47 y 1 Rey. 8:65, y es lo que se conoce como el Uadi el-Arabah[1], que conduce al Golfo de Aqaba, circunscribiendo la zona conocida como el Néguev (sur)[2]. Así pues, si tomamos la parte sur de la tierra como el Uadi el-Arabah, y la parte norte como el Éufrates, debemos entonces preguntarnos si esta zona de tierra ha sido realmente heredada por Israel en algún momento de su historia, y si va a serlo en el futuro.

No es de extrañar que los supersesionistas crean que la promesa de la herencia ya se ha cumplido:

Finalmente, bajo Salomón, Israel reclamó la tierra desde el Éufrates hasta la frontera de Egipto, tal como el Señor había prometido originalmente a Abraham (Gen. 15:18; Ex. 23:31; cf. 1 Reyes 4:21; 2 Cron. 9:26).[3]

Si es cierto que Génesis 15:18-21 se cumplió en el pasado de Israel, ¿hay algo más que decir? ¿No se ha cumplido ese juramento de Dios? Hay problemas con tal punto de vista. Una de esas dificultades es lo anticlimático que es todo el asunto. Abraham es llamado a dejar su patria con la promesa de una tierra en la que permanecerá toda su vida. La nación que surge de él pasa cuatrocientos años fuera de la tierra en Egipto. Cuando regresan, rápidamente apostatan y comienzan a dividirse en facciones. Cuando finalmente "heredan" todo el terreno en los días de David y sólo plenamente con Salomón (un máximo de ochenta años), todo termina con una división sin ceremonias de la nación y la tierra en medio de una declinación gradual hasta que los descendientes de Abraham son enviados como cautivos de vuelta a la Mesopotamia pagana en la vergüenza! En la historia de las naciones, esto difícilmente valdría la pena mencionarlo, y mucho menos uno honorable. Si la esperanza del pacto de la tierra se extinguió tan pronto, como Robertson y muchos otros teólogos del pacto piensan, el cumplimiento de la promesa unilateral de Dios a Abram deja poco margen para cualquier esperanza tangible para Israel. Uno de los principales propósitos de este libro es mostrar que esta forma de contar la historia de Israel es fatalmente errónea.

Volviendo a la cuestión de las dimensiones de la tierra, Ronald B. Allen dice que la promesa de la tierra incluye partes de la antigua Aram así como de Canaán. Escribe,

Aunque el período de conquista y las posteriores expansiones bajo Saúl, David y Salomón comenzaron un cumplimiento de la extensión de las promesas, el patrón seguía siendo sólo un cumplimiento parcial.

Citando a Charles L. Feinberg, Allen cree que la tierra prometida en el Génesis 15 abarcaría más de 300.000 millas cuadradas.[4] Esto es considerablemente más grande que la tierra ocupada actualmente por la nación de Israel. Si la estimación de Feinberg era correcta, Dios todavía tendría obligaciones de pacto con respecto a la cobertura de la tierra en sí, sin importar las promesas de perpetuidad incluidas en el pacto.

Como hemos visto, es un acto de interpretación puramente arbitraria dividir la promesa de la semilla de la promesa de la tierra en este capítulo crucial de la Escritura. En cuanto a la historia bíblica ha llegado a este punto, no hay razón para crear tal división en nuestra comprensión de la narrativa. Debemos suspender el juicio sobre lo que creemos saber y permitir que la historia se desarrolle a su propio ritmo, marcando cuidadosamente la elaboración de los pactos de Dios a medida que aparecen y conducen la imagen teleológica y escatológica que se está formando constantemente.[5]

Génesis 16 contiene la historia del nacimiento de Ismael. Ismael nació después de que Abram estuviera en la tierra durante diez años (16:3). No era hijo de Sarai sino de su sierva Agar. Como Adán muchos siglos antes, Abram había escuchado a su esposa en contradicción con la palabra de Dios. La solución pragmática que Sarai ideó todavía se siente hoy en día. Esto debería recordarnos cómo poner nuestro razonamiento por encima de las claras declaraciones de Dios es siempre peligroso. Ha sido la causa de muchos errores teológicos. A pesar de las tentaciones de resolver problemas para Dios, nunca estamos en condiciones de alterar su calendario, ni su significado. La hermenéutica básica debe buscar ser guiada por esta regla.

—————————————————————————————————-

[1] También conocido como Wadi el- Arish

[2] Véase David M. Fleming, “Wadi”, in Mercer Dictionary of the Bible, 951

[3] O. Palmer Robertson, Understanding the Land of the Bible, 9.  No es raro encontrar autores supersesionistas que se saltan los detalles vitales de Génesis 15:8-21 en su argumentación. Vea también Peter J. Gentry & Stephen J. Wellum, Kingdom through Covenant, 423-424.  Un ejemplo de esto es el libro de Sam Storms, Kingdom Come.

[4] Ronald B. Allen, “The Land of Israel”, in Israel: The Land and the People, H. Wayne House, General editor, 24

[5] Para citar a John H. Sailhamer, “Debemos vigilar al autor y seguirlo a lo largo de su obra.” – The Meaning of the Pentateuch, 154

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s