Jay Street

¿Está Romanos 7 Refiriéndose a Un Cristiano Luchando Con El pecado?

Posted on

ESJ-2020 0212-001

¿Está Romanos 7 Refiriéndose a Un Cristiano Luchando Con El pecado?

Por Jay Street

INTRODUCCIÓN: LA PREGUNTA QUE ENFRENTAMOS Y EL ENFOQUE QUE TOMAREMOS

Es difícil encontrar un pasaje de la Biblia más complicado y controvertido en el cristianismo evangélico que el de Romanos 7, especialmente los versículos 14-25. Este es el capítulo en el que el Apóstol Pablo describe lo que parece una intensa lucha personal con el pecado. Para algunos, suena como un cristiano reincidente: Es el momento más oscuro después de la conversión que todo creyente puede enfrentar. Para otros, suena como un incrédulo, porque seguramente ningún cristiano puede luchar con el pecado tan poderosamente como lo hace Pablo en Romanos 7 mientras es salvo.

Pero no sólo es difícil de entender Romanos 7; para muchos, es profundamente personal. Esto es especialmente cierto para aquellos que creen que Pablo está hablando como cristiano, porque la lucha de Pablo puede parecerse mucho a nuestra lucha diaria con el pecado. Es a la vez conflictiva y frustrante. Y así, es un pasaje que a menudo se ve como un refugio de consuelo para el alma agobiada por el pecado. Un cristiano puede razonar, “Si Pablo luchó tan fuertemente con el pecado, entonces sé que mi lucha con el pecado no es tan inusual.” Leer el resto de esta entrada »

¿Qué Significa Que La Mujer “Se Salvará Engendrando Hijos” En 1 Tim. 2:15?

Posted on

ESJ-2020 0206-001

¿Qué Significa Que La Mujer “Se Salvará Engendrando Hijos” En 1 Tim. 2:15?

por Jay Street

No hay nada tan extraordinario como el parto. En el momento en que se toma a un recién nacido por primera vez, el niño se acurruca en un acogedor paño y tus brazos lo envuelven con ternura. Regocija tu corazón y te da una medida indescriptible de alegría que no tiene comparación.

Aún así, el parto es un privilegio único para las mujeres que está tristemente infravalorado hoy en día. Y en una cultura que no sólo tolera el aborto, sino que también lo respalda y defiende, el parto está incluso horriblemente devaluado. Con un vibrante contraste, la Biblia tiene grandes elogios para el parto. Dios mostró la bondad de Lea cuando abrió su vientre para compensar la falta de amor de Jacob hacia ella (Génesis 29:31). Le dio alegría a Ana cuando finalmente le permitió concebir después de años de infertilidad (1 Sam 1:20; 2:1). Le quitó la vergüenza a Isabel cuando le permitió quedar embarazada de Juan el Bautista (Lucas 1:24-25). Leer el resto de esta entrada »

¿Por Qué Pablo Prohíbe a la Mujer Predicar al Hombre? 2a. Parte

Posted on

ESJ-2020 0129-003

¿Por Qué Pablo Prohíbe a la Mujer Predicar al Hombre? – 2a. Parte

Por Jay Street

En esta serie de 2 partes, intentamos responder a la pregunta: “¿Por qué Pablo prohíbe a las mujeres predicar a los hombres en 1 Timoteo 2:12?” En la primera parte, mostré que el libro está organizado en torno a dos actos con un intermedio entre ellos. El acto I nos dice cómo debe ser el ministerio de la iglesia en 1 Timoteo 1:3 – 3:13. El acto II nos dice cómo debería funcionar el ministerio de la iglesia en 1 Timoteo 4:6 – 6:19. Pero el intermedio en 1 Timoteo 3:14 – 4:5 es la parte más importante, porque define tanto el propósito del libro como el propósito de la iglesia misma. Nos centramos, en particular, en los versículos 14-15, donde el apóstol Pablo dice claramente, “Te escribo estas cosas, esperando ir a ti pronto, pero en caso que me tarde, te escribo para que sepas cómo debe conducirse uno en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios vivo, columna y sostén de la verdad.” Pablo enmarca el propósito de la iglesia alrededor de tres títulos que cada uno define un aspecto particular sobre su propósito, pero también forman una declaración de misión compuesta para la iglesia. Leer el resto de esta entrada »

¿Por Qué Pablo Prohíbe a la Mujer Predicar al Hombre?

Posted on

ESJ-2020 0128-001

¿Por Qué Pablo Prohíbe a la Mujer Predicar al Hombre?

Por Jay Street

La Biblia hace algunas afirmaciones bastante inquietantes, como la del Salmo 137:9, “Bienaventurado será el que tome y estrelle tus pequeños contra la peña.” [1]; o tal vez lo que Jesús dice en Mateo 5:29, “Y si tu ojo derecho te es ocasión de pecar, arráncalo y échalo de ti.” Pero hay otra afirmación inquietante que merece más atención en este momento, porque se ha convertido en un importante punto de discusión en el actual mundo evangélico. Viene de 1 Timoteo 2:12, donde el apóstol Pablo dice, “Yo no permito que la mujer enseñe ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que permanezca callada.” Pablo parece prohibir a las mujeres que enseñen o ejerzan autoridad sobre los hombres, y esto ha aumentado la preocupación en nuestra cultura sobre la posición de la Biblia en cuanto a la igualdad de derechos para las mujeres. Leer el resto de esta entrada »