Cómo Ver la Copa del Mundo: Fútbol y Santificación

Posted on

clip_image002Cómo Ver la Copa del Mundo: Fútbol y Santificación

Por Jesse Johnson

Si usted es nuevo en ver fútbol por televisión, puede que no sepa qué es exactamente lo que se supone que están buscando. Usted entiende que el objetivo es goles … pero sin duda hay hay más matices que eso, ¿verdad? Si el juego promedio es 2-1, y luego vas a pasar mucho tiempo viendo algo más que anotar. ¿Qué es exactamente, y cómo lo disfrutas?

Aquí está la explicación más simple a la que puedo llegar, y si usted entiende esto, entonces no sólo va a disfrutar del fútbol, ​​sino que usted será un mejor cristiano también –y sí, he querido escribir eso.

A nivel de la Copa del Mundo, el fútbol es esencialmente un equilibrio entre la defensa y la ofensiva estratégica paciente.

Defensa Paciente

Cuando un equipo gana la posesión de la pelota, quieren mantenerla, y ser pacientes. Quieren construir lentamente sus números, y asegurarse de que no proporcionarles al otro equipo la pelota. En otras palabras, ellos defienden al mantener la pelota. Cuando pierden el balón, llevan sus números de nuevo, y queremos que todos vayan detrás de la pelota, para que el otro equipo no tenga una oportunidad para penetrar y anotar. Está bien si el otro equipo tiene la pelota, siempre y cuando no puedan llegar a través de su meta. Este enfoque es una defensa paciente.

Ofensiva Estratégica

Por otro lado, cuando se posee la pelota están buscando la oportunidad adecuada para penetrar en la defensa contraria. Ellos no sólo arrojan la pelota hacia adelante y ver qué pasa. En su lugar, miran a su alrededor, tratan por diferentes lados, cautelosamente envían algunos jugadores hacia adelante, tal vez golpear la pelota hacia atrás y reiniciar. Durante todo el tiempo que están buscando la oportunidad adecuada para atacar con fuerza y ​​hábilmente. Tal vez el otro equipo era demasiado apresurado en su propio ataque, y ahora está numerada –en ese caso, usted puede rápidamente contar. Tal vez es seguido por una cruz de una larga acumulación cuando encuentran un hombre sin marca. El punto es que ellos quieren ser estratégicos sobre cuándo y cómo atacar. Tienen que ser preciso y agresivos, tomar riesgos apropiados. Si hay una apertura allí, lo toman de manera agresiva. Si no es así, no presionan, sino que buscan otro camino. En resumen, la ofensiva tiene un poco más de sutileza que un juego típico de la NFL.

clip_image003Por qué es importante

Este equilibrio entre la defensa paciente y la ofensiva estratégica no es cierto en los jóvenes o de nivel universitario. No aplican este entendimiento de fútbol de juego al juego de su sobrino la próxima vez que lo vea jugar, porque este grado de conciencia táctica requiere habilidad consumada que sólo los mejores jugadores poseen.

Pero mientras que usted no verá esta combinación de defensa paciente y ofensiva estratégica en el fútbol juvenil, debería ver que en la vida cristiana. Pablo alude a este equilibrio en 2 Corintios 6, aunque (la verdad) el no utiliza el fútbol como un ejemplo. En su lugar, utiliza las imágenes de guerra, y mientras él describe la batalla de la vida cristiana, es obvio que ha estructurado su guerra en torno a estos conceptos de defensa paciente y la ofensiva estratégica.

Defensa: Santidad

Pablo deja claro que él está en una guerra. Él está tomando principados, pensamientos elevados, especulaciones, y toda cosmovisión de los incrédulos (2 Cor. 10:6 ). Está equipado con armas (6:7), y él no tiene miedo de usarlas. Pero primero, antes de ir a la ofensiva, él necesita asegurarse de que su vida está en orden. Por encima de todo, teme permitir descalificar el pecado en su vida, porque entonces los enemigos de Dios tropezarán con el evangelio (1 Cor. 9:27; 2 Corintios 6:3).

El cristiano tiene enemigos. Somos embajadores de Dios, y los que le rechazan, lo hacen al rechazarnos a nosotros, mentir acerca de nosotros, persiguiéndonos, y difundir informaciones falsas (2 Cor 5:20, 6:4 , 5 , 8 ). ¿Cómo respondió Pablo cuando está bajo ataque? El resitió. Se sienta, y permite que su integridad sea su defensa (1 Corintios 4:12, 2 Cor 6:4 ). Él se defiende encomendándose (vs. 4), y lo hace que al ser "santo, puro, paciente, amable" y amoroso. Él resiste todo con paciencia, buscando el momento adecuado para pasar a la ofensiva.

Ofensiva: evangelismo

Pero cuando surge la apertura, Pablo no tiene miedo de regresar el fuego. Sus “armas” son su “conocimiento de la Palabra de la verdad” y “el poder de Dios” que se ve en el evangelio (2 Corintios 6:8). Soportará muchas aflicciones, a la vez listo para contraatacar con el Evangelio, dispuestos a pedir a otros que se reconcilien con Dios (5:20), e instándolos a recibir la gracia de Dios (6:1-2). Él hace esto "en el tiempo aceptable" (v. 2). No explota por todo, por así decirlo. Pero en cambio él guarda su vida, protege su reputación, y cultiva su integridad, todo ello con la meta hacia abalanzarse sobre las oportunidades adecuadas para la evangelización.

Cuando Pablo va hacia la ofensiva, el va con fuerza. El ruega, apelas, insta y manda (5:20, 6:1, 2, 13). Razona, exhorta, y convence. Él utiliza sus armas con el objetivo de destruir las fortalezas y ganar personas para Jesucristo.

El triste caso del empate 0-0

clip_image005Aunque sin duda hay algunos ejemplos de partidos de fútbol que estaban terriblemente emocionantes y aun terminan en 0-0, la triste verdad es que la mayoría de esos juegos son empates sin goles, porque ambos equipos decidieron sentarse y defender, y tampoco tomaron el riesgo adecuado en el ataque . Todo el mundo estaba feliz de no marcar, siempre y cuando ellos no lleguen a anotarles.

Yo conozco a muchos cristianos que viven como si estuvieran jugando con un empate 0-0. Ellos no quieren correr el riesgo de rechazo, por lo que nunca van al ataque. Ellos les importa su red, se preocupan por su propia santidad, olvidando que el punto de guardar su vida es para que puedan -en tiempos estratégicos- ir al ataque. En el fútbol, ​​el 90% de los ataques fallan, y las probabilidades son similares en la evangelización. Desalentados, algunos cristianos se acomodan para el empate. Nadie los rechazará, porque no van a evangelizar. Ellos no anotan, pero también no pierden ningún disparo.

Mañana, cuando los EE.UU. jueguen con Alemania, espero que usted mire y observe la defensa paciente coincide con la ofensiva estratégica. Algunos comentaristas ya predicen que los equipos se instalarán y jugarán para el empate en el cual se beneficiarán mutuamente. Lo dudo. Tienen demasiada clase para eso. Entonces pregúntese: ¿estás jugando para un empate?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s