Día: 20 junio 2014

Pornolescencia

Posted on Actualizado enn

clip_image001

Pornolescencia

Por Tim Challies

Va a tomar tiempo –décadas por lo menos– antes de que seamos capaces de contabilizar con exactitud el costo de nuestra adicción a la pornografía cultural. Pero como cristianos sabemos lo que significa alterar el diseño claro e inequívoco de Dios para la sexualidad: El costo será alto. Debe ser alto.

Todos sabemos que el costo será alto en familias fracturadas y padres, esposos y esposas desconsolados. Ya estamos viendo demasiados de ellos y cada uno es su propia tragedia. Sabemos que el costo será alto en los miles y miles de mujeres que son usadas ​​y abusadas ​​delante de las cámaras para que puedan ser violadas por el placer de los demás. Eso es una tragedia repugnante también. Pero un costo pasado por alto, y que sólo se pondrá de manifiesto en el tiempo, es que la pornografía es el robo de los mejores años de un millón de jóvenes hombres y mujeres cristianos. La Pornografía está dominando la vida durante la adolescencia y los veinte años. Está controlando su vida durante esos años cuando la energía es alta y la responsabilidad es baja, cuando el mundo entero está abierto ante ellos y las posibilidades son infinitas, cuando se están trazando las trayectorias para el resto de sus vidas. Sus sueños y sus habilidades se ven obstaculizados y aplastados por un compromiso imprudente por pecar.

Leer el resto de esta entrada »

La Gentileza Sea Evidente para Todos

Posted on

clip_image001La Gentileza Sea Evidente para Todos

Por Mike Riccardi

La semana pasada, se consideró que el mandato de Pablo para el pueblo de Dios es caracterizarse por un espíritu de gentil, tolerante, de gracia. Había cinco características clave de esa gentileza moldeada por el Evangelio que debe dominar nuestra conducta como seguidores de Cristo. Y he centrado la atención en la aplicación de esas características casi exclusivamente en cómo la gentileza debe manifestarse en la vida de la iglesia. Y eso es de vital importancia.

Pero Pablo lanza un alcance más amplio que la familia de Dios con respecto a este mandamiento. Filipenses 4:5 dice: “Vuestra bondad sea conocida de todos los hombres.” Y así, esta flexibilidad razonable, esta dulzura templada, esta tolerancia paciente, esta entrega voluntaria de nuestros propios derechos, y este contentamiento feliz se manifiesta no sólo a su familia; no sólo a un cierto grupo de amigos cristianos que son muy accesibles para estar con elles; ni siquiera sólo a sus hermanos y hermanas en Cristo. Sino que su espíritu gentil se hará evidente y manifiesto a todas las personas. Y si ese es el caso, eso significa que hemos de manifestar esta delicadeza en todas las esferas de nuestra vida antes los incrédulos. Vamos a considerar algunas de esas.

Leer el resto de esta entrada »