Día: 23 noviembre 2015

Cinco Tesis Sobre la Crisis de los Refugiados de Siria

Posted on

 ESJ-024

Cinco Tesis Sobre la Crisis de los Refugiados de Siria

Por Mark Snoeberger

  1. Los cristianos deben favorecer personalmente a la difícil situación de los que son verdaderamente perseguidos y traumatizados por los efectos de la guerra, especialmente aquellos que son inocentes y vulnerables a las atrocidades de la guerra. Además, los cristianos deben extender personalmente benevolencia, en tanto tengan la oportunidad, a esas personas, dando prioridad a los creyentes (Gal 6:10).
  2. El Antiguo Testamento habla bien de la bondad de los marginados "extraños" o extranjeros (Éxod 22:21; 23:9, etc.). Midiendo este hecho, sin embargo, existen consideraciones dispensacionales relativas al estado teocrático. Mientras que el Antiguo Testamento sin duda no puede ser utilizado para prohibir la benevolencia internacional por naciones soberanas en la era moderna, no podemos usar las Escrituras para demandarlo.
  3. El Antiguo Testamento habla también de la idea de precaución en este tipo de situaciones, también, incluso la aprobación ética holística de la limpieza de la grupos de personaspersistentemente viciosos –incluyendo a sus mujeres y niños (Deuteronomio 20: 16-18, etc.). Parte de la preocupación parece ser que los hijos de los enemigos de Dios muy probablemente crecería para subvertir a la nación judía y echar por tierra su religión predominante (Deuteronomio 7: 1-5). Esto se debe, por supuesto, ser entendido a través de una lente teocrática también, sin embargo, está muy lejos de una mención de tal acción en la era moderna. Esta consideración no puede, sin embargo, ser totalmente desestimada.
  4. Los gobiernos humanos en cada época bíblica han tenido como su obligación bíblica llevar la espada en la defensa y vigilancia de sus propios electores (Gen 9: 6; Romanos 13: 1-5), y no pueden simplemente bajar esta espada ante el sufrimiento.
  5. Los creyentes deben tener sentimientos encontrados acerca de la crisis actual. La situación es demasiado compleja para resolver con argumentos apresuradas ad baculum por un lado o ad misericordiam por el otro.

La Ética Bíblica, el Gobierno y los Refugiados

Posted on

ESJ-023

La Ética Bíblica, el Gobierno y los Refugiados

Por Jesse Johnson

La Revista Relevant corrió recientemente un post llamado "Lo que la Biblia dice acerca de cómo tratar a los refugiados". Para ayudar a entender de dónde están viniendo, recuerde que Relevant parece existir principalmente para comparar la ética cristiana a cualquier causa célebre que haya capturado a los niños en estos días . La lista fue frustrante de leer no debido a lo que dijo, sino lo que omite (para ahorrarle el clic, lo esencial es que los cristianos deben abrir sus fronteras a los refugiados).

Leer el resto de esta entrada »

La Unidad de la Iglesia Mediante la Disciplina de la Iglesia

Posted on

ESJ-022

La Unidad de la Iglesia Mediante la Disciplina de la Iglesia: Mateo 18:12-20

Por William Costello

El pecado es la cosa más devastadora. Cristiano, el pecado es la cosa más devastadora, debido a su poder para destruir tu vida. Hoy en día, el pecado está devorando a la gente a diestra y siniestra. El pecado destruye la unidad, el pecado destruye la paz, el pecado destruye amistades, el pecado destruye matrimonios, el pecado divide los hogares, y el pecado aun divide iglesias y destruye denominaciones enteras. De hecho, cada divorcio, cada hogar destruido, cada adolescente rebelde, cada división de la iglesia, cada división confesional, y cada guerra tiene su raíz en el pecado (Santiago 4:1-2).

Leer el resto de esta entrada »

Conociéndonos a nosotros mismos; Conociendo a Nuestro Dios

Posted on

ESJ-021

Conociéndonos a nosotros mismos; Conociendo a Nuestro Dios

Por Dr. James Benecke

“Pero Moisés dijo a Dios: ¿Quién soy yo para ir a Faraón, y sacar a los hijos de Israel de Egipto?” Éxodo 3:11 (LBLA)

Yo estaba revisando mis notas sobre el encuentro de Moisés con Dios en la zarza ardiente, recordando las dos preguntas que Moisés hizo a Dios: ¿Quién soy yo? ¿Quién eres tu? (Éxodo 3:11, 13). Estas son las grandes preguntas, de hecho, son las preguntas más fundamentales que una persona puede hacer. Una vez que conocemos la respuesta — quienes somos y quien es Dios — podemos empezar a vivir para la gloria de Dios.

Leer el resto de esta entrada »