“En este desierto caerán vuestros cadáveres” Un Juicio De Dios Aleccionador

Posted on

ESJ-2018 0625-001

“En este desierto caerán vuestros cadáveres” Un Juicio De Dios Aleccionador

Por David Huffstutler

“Todas las personas de la casa de Jacob que vinieron a Egipto, eran setenta.” ( Gen 46:27 ). 430 años después (Éxodo 12:40-41; Hechos 7:6 ; Gál 3:17 ), por todas las observaciones interesantes que podrían hacerse acerca del tamaño de los números bíblicos de la población de Israel (véase Exodo 12:37; 38 : 26; Num 1:46 ; 2:32; 26:51), [1] comentaristas conservadores que toman estos números literalmente sugieren que Israel había crecido a una población de entre 1,5 y 2,5 millones de personas. Tal número podría haber significado que la población de Israel se multiplicó aproximadamente 10 veces más de lo que era cada 100 años en Egipto.

Un comentarista explica las matemáticas de cómo llegar a ese número: “Si se toma la cifra de 603,550 hombres reclutados para el ejército israelita [cf. Éxodo 38:26; Núm 1:46 ], que probablemente era solo alrededor del 70 por ciento de la población masculina adulta, y sumar el mismo número (probablemente más) de mujeres, y luego contar con otro 25 por ciento por los hijos, la población total podría haber estado en el rango de 2,0 a 2,5 millones. “[2] Sosteniendo una elevada visión de la Escritura y de Dios mismo, otro comentarista concluye: “Parece mejor tomar los hechos y las figuras literalmente y ver el movimiento y la provisión de este vasto anfitrión como parte de la provisión milagrosa del Señor.” [3]

Dicho esto, el libro de Números habla de mucha muerte en Israel. Usando una estimación baja de la población de Israel de acuerdo con la explicación anterior, la nación podría haber sido aproximadamente de 1,5 millones de personas antes y después de sus 40 años en el desierto (ver Números 1:46 ; 26:51). Después de registrar los números para el segundo censo de Israel, Moisés declaró, “Pero entre éstos no había ninguno de los que fueron contados por Moisés y el sacerdote Aarón, cuando contaron a los hijos de Israel en el desierto de Sinaí. Porque el Señor había dicho de ellos: Ciertamente morirán en el desierto. Y no quedó ninguno de ellos, sino Caleb, hijo de Jefone, y Josué, hijo de Nun.” ( Núm. 26:64 -65). Al unir esta afirmación a las estimaciones de la población de Israel antes y después de sus 40 años en el desierto, aproximadamente 1,5 millones de personas murieron en el desierto. Un promedio de 37,500 personas morían por año, y un promedio de poco más de 100 personas morían por día. En todas partes en que Israel pasaba por el desierto, dejaba un cementerio atrás.

Una mirada a estos números en Números nos advierte contra la falta de fe en el poder de Dios, ya sea en general o solo por un momento, y especialmente en contra de hablar precipitadamente sobre ese momento. Porque los israelitas, dudaron del poder de Dios para traerlos a Canaán y se lamentaron: “¡Ojalá hubiéramos muerto en la tierra de Egipto! ¡Ojalá hubiéramos muerto en este desierto!” ( Números 14:2 ). En respuesta, Dios declaró: ““Vivo yo” —declara el Señor— “que tal como habéis hablado a mis oídos, así haré yo con vosotros.” ( Núm. 14:28 ). Y los cadáveres de toda una generación de israelitas cayeron en el desierto como resultado (véase Números 14:29 -35; Hebreos 3:17).

¡Perseveremos por nuestro temor al juicio de Dios, y que también podamos perseverar por gratitud en que Cristo tomó el juicio de Dios por nosotros!


Acerca de David Huffstutler

David pastorea la Primera Iglesia Bautista en Rockford, IL. David tiene un doctorado en Teología Aplicada del Southeastern Baptist Theological Seminary. Su concentración en Liderazgo Cristiano enfoca sus contribuciones a la teología pastoral y práctica.

  1. Para un panorama de los problemas y soluciones relacionado a estos números véase Timothy R. Ashley, The Book of Numbers (NICOT; Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1993), 60–66; R. Dennis Cole, Numbers (NAC 3B; Nashville, TN: Broadman & Holman, 2000), 78–82; and David M. Fouts, “A Defense of the Hyperbolic Interpretation of Large Numbers in the Old Testament,” Journal of the Evangelical Theological Society 40 (1997), 377–87.
  2. Cole, Numbers, 78.
  3. Eugene. H. Merrill, “Numbers,” in The Bible Knowledge Commentary: An Exposition of the Scriptures (eds. J. F. Walvoord and R. B. Zuck; Wheaton, IL: Victor Books, 1985), 1:217.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s