Andreas Köstenberger

5 Mitos Sobre el Complementarianismo

Posted on

ESJ-2019 0120-002

5 Mitos Sobre el Complementarianismo

Por Andreas J. Köstenberger, Margaret Elizabeth Köstenberger

Individual pero Distinto

La interpretación complementaria de las Escrituras sostiene que el propósito de la creación de Dios para el hombre y la mujer conlleva la igualdad del valor individual pero también roles distintos. Dios estableció esta realidad intrínseca y el orden en la creación como parte de su proyecto para que la misión del hombre y la mujer en la tierra sea vivida juntos para su gloria. De acuerdo con el diseño divino, a los hombres se les asigna la responsabilidad de liderar en el matrimonio y la familia, así como en la iglesia como familia de Dios, mientras que a las mujeres se les asigna el papel de asociarse con sus esposos y apoyarlos, y se les confía la crianza y el cuidado de los hijos para la gloria de Dios, además de ser participantes activos en la misión de la iglesia. A continuación, destacaremos tres mitos impuestos al complementarianismo desde el exterior (es decir, por igualitarios), más dos mitos a veces perpetuados por aquellos en el interior (es decir, los mismos complementarios que expanden erróneamente los límites del diseño de Dios, tal vez para adaptarse a la cultura ). Leer el resto de esta entrada »

10 Cosas Que Usted Debe Saber Sobre la Navidad

Posted on

ESJ-2016 1220-003

10 Cosas Que Usted Debe Saber Sobre la Navidad

por Andreas J. Köstenberger


1. Jesús es la razón de la temporada.

El propósito primordial de observar la Navidad es recordar el nacimiento de Jesús. En Navidad, celebramos el cumpleaños de Jesús, no al niño del tambor o Santa Claus!

2. Jesús preexistió con Dios en el principio antes de que el mundo comenzara.

El nacimiento de Jesús como bebé en un pesebre de Belén no marca el comienzo de su existencia. Más bien, como el Evangelio de Juan enseña explícitamente (Juan 1: 1, 14) y los otros Evangelios implican, Jesús asumió carne humana además de existir eternamente como parte de la Deidad.

Leer el resto de esta entrada »

10 Cosas que Debes Saber de la Enseñanza de la Biblia Sobre Hombres y Mujeres

Posted on

ESJ-015 2016 0803-002

10 Cosas que Debes Saber de la Enseñanza de la Biblia Sobre Hombres y Mujeres

Por Andreas J. Köstenberger y Margaret Elizabeth Köstenberger


1. Fuimos creados varón y hembra por designio divino.

De acuerdo con el relato de la creación del Génesis, Dios creó a la humanidad, hombre y mujer (Gen 1: 26-28). Masculino y lo femenino son creacional, no contractual. Ellos son divinamente instituidos en lugar de socialmente definidos. Por lo tanto nuestra identidad de género no puede simplemente ser renegociada en la forma en que refinanciamos una hipoteca o cambiamos una cita. Dios nos ha creado, y nosotros somos sus criaturas, tanto hombres como mujeres.

Leer el resto de esta entrada »

El Plan de Dios para el Hombre y la Mujer – Andreas J. Köstenberger

Posted on

clip_image001God’s Design for Man and Woman [El Plan de Dios para el Hombre y la Mujer] – Andreas J. Köstenberger y Margaret Elizabeth Köstenberger

El declive que estamos viendo en la sociedad de las bases bíblicas para la familia debe ser motivo de preocupación y a la vez un llamado urgente a los pastores y líderes de las iglesias sanas, de hacer un esfuerzo deliberado en llevar de nuevo a sus iglesias a los fundamentos de la familia. El matrimonio está siendo socavado como simplemente un contrato social por conveniencia. Ya no se ve como una relación que inicia lo que será una familia al concebir hijos. Existe una rebelión en contra de la Palabra a través de la aceptación y practica del homosexualismo, el lesbianismo, el feminismo; y esto no solo del mundo secular sino de muchas ‘iglesias’ que se han desviado y han caído en apostasía. God’s Design for Man and Woman [El Plan de Dios para el Hombre y la Mujer] de Andreas J. Köstenberger Margaret Elizabeth Köstenberger, nos da una mirada de cerca a lo que la Biblia enseña sobre la manera en que Dios ha diseñado la identidad de las relaciones entre el hombre y a la mujer.

Leer el resto de esta entrada »

Reconstruyendo un Modelo Bíblico La Ofrenda

Posted on Actualizado enn

Reconstruyendo un Modelo Bíblico La Ofrenda: Una Discusión de Temas Relevantes Sistemáticos Y Principios del Nuevo Testamento

 

ANDREAS J. KÖSTENBERGER AND DAVID A. CROTEAU

SOUTHEASTERN BAPTIST THEOLOGICAL SEMINARY

En el artículo anterior, los autores examinaron todas las referencias al diezmo en la Escritura y llegaron a la conclusión de que la continuación del requerimiento del diezmo no puede ser adecuadamente apoyada por la exégesis de los textos individuales. En el presente ensayo se evaluará la aplicabilidad del diezmo a la luz de los problemas sistemáticos pertinentes. Tras un debate sobre la relación entre la ley mosaica y el nuevo pacto, las grandes cuestiones sistemáticas que se han utilizado para argumentar a favor de la continuación del diezmo son analizadas y criticadas. El artículo concluye con una revisión de los principios del Nuevo Testamento para ofrendar.

Palabras clave: diezmar, diezmo, Ley mosaica, nuevo pacto, Ley y Evangelio, ofrendar, mayordomía, Pablo, 1 Corintios 9, 1 Corintios 16, 2 Corintios 8-9, Filipenses 4.

Leer el resto de esta entrada »

“¿Robará el Hombre a Dios?” (Malaquías 3:8)

Posted on

clip_image001 “¿Robará el Hombre a Dios?” (Malaquías 3:8):

Un Estudio del Diezmo en el Antiguo y Nuevo Testamento

por

ANDREAS J. KÖSTENBERGER Y DAVID A. CROTEAU

SOUTHEASTERN BAPTIST THEOLOGICAL SEMINARY

¿Es obligatorio el diezmo para los cristianos, es decir, dar el diez por ciento de sus ingresos? Este primero de una serie de dos artículos investiga esta cuestión mediante el estudio de todas las referencias al diezmo en la Escritura. La discusión comienza con referencias en el Antiguo Testamento, el diezmo con anterioridad a la promulgación de la ley mosaica, la ley mosaica, y los libros históricos y proféticos. Esto es seguido por un estudio de los tres principales pasajes del Nuevo Testamento sobre el diezmo. El artículo concluye que ninguno de los pasajes del Antiguo ó del Nuevo Testamento legítimamente se puede utilizar para argumentar a favor de la continuación del diezmo en el período del nuevo pacto.

Palabras clave: diezmar, diezmo, el diezmo levítico, fiesta del diezmo, el diezmo de los pobres, el diezmo del bienestar, la Ley mosaica, nuevo pacto, la ley y el evangelio, Malaquías 3:8, Mateo 23:23, Hebreos 7.

La pregunta ominosa, “¿Robará el hombre a Dios?” Se ha pegado en boletines, sobres de ofrendas, y títulos de sermones, y se ha predicado lo suficiente para hacer parecer de su interpretación bastante sencillo. Es cierto que es un pecado robar a Dios lo que es suyo, y por supuesto tenemos que dar nuestros diezmos y ofrendas. Sin embargo, las cuestiones en juego son bastante más complejas de lo que muchos sermones sobre el tema pueden sugerir. La cuestión de si deben dar o no los creyentes de hoy por lo menos el diez por ciento de sus ingresos involucra temas como la continuidad o discontinuidad entre los dos Testamentos, el grado en que la ley mosaica es aún aplicable a los creyentes en el período del nuevo pacto, la relación entre el antiguo y nuevo testamento en general, y la naturaleza de la revelación progresiva y la historia de la salvación.[i]

Leer el resto de esta entrada »

Hijos de los ancianos: ¿Cuáles son los requisitos?

Posted on

Hijos de los ancianos: ¿Cuáles son los requisitos?
Tomado de Fundamentos Bíblicos

En 1ra a Timoteo 3:4, se estipula que el obispo tenga “a sus hijos en sujeción con toda honestidad.” En Tito 1:6, la exigencia parece ser mayor cuando dice que “el anciano tenga … hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía” (VRV 1960). La pregunta, entonces, es esta: ¿Es suficiente para los hijos de los ancianos ser generalmente obedientes, sean o no creyentes, o deberán ser “creyentes,” es decir cristianos? De ser afirmativa la última pregunta, este principio sacaría de concurso a muchos candidatos calificados para el liderazgo en la iglesia.

La respuesta a la pregunta gira enormemente en torno al significado de la palabra griega pistos, la cual puede significar tanto “fiel” como “creyente.” Mientras que el significado “creyente” es el más común de de los dos, hay sitios en los que en las epístolas pastorales pistos significa “fiel” (1ra a Timoteo 3:11; 2da a Timoteo 2:2, 13; ver además la posible incluso con Tito 1:9: “palabra fiel”). Como siempre, por lo tanto, el contexto debe ser el factor determinante. El contexto de Tito 1:6, incluye tanto el contexto amplio de las enseñanzas de las pastorales como la frase que inmediatamente sigue “que no estén acusados de disolución ni rebeldía.”

Leer el resto de esta entrada »

Mayordomía cristiana y ofrendar como un acto de adoración

Posted on Actualizado enn

Mayordomía cristiana y ofrendar como un acto de adoración

Recientemente, fui citado por el diario neoyorquino de finanzas the Wall Street Journal afirmando que dije que los pastores que enseñan a diezmar el 10% lo hacen debido “muy a menudo a su pragmatismo, tradición e ignorancia.” Mientras que esto representa la esencia de lo que dije durante una conversación telefónica de treinta minutos, me preocupa que al sacar este comentario de su contexto, pueda ser malinterpretado. Como intérpretes de las escrituras, sabemos bien lo importante que es el contexto para comprender el mensaje que alguien intenta comunicar. Al no proporcionar el contexto completo, the Wall Street Journal efectivamente permite que mis comentarios sean malinterpretados. Con optimismo, espero que al presentarle a usted con el trasfondo completo y un amplio contexto pueda mostrarle lo que mi corazón siente al respecto e ilustrar cuan fácil es ser distorsionado de las verdaderas intenciones que uno pueda tener, no importa cuan cauteloso uno pueda ser al lidiar con los medios de comunicación, incluso con publicaciones de tanta reputación como the Wall Street Journal.

Cuando la reportera del Wall Street Journal me llamó poco después del Día de Acción de Gracias diciéndome como se me iba a citar textualmente, de inmediato presenté mis argumentos pidiendo que se cambiara la palabra “ignorancia.” La reportera se opuso de inmediato. Cuando insistí en el cambio, ella dijo que llevaría el asunto al editor, pero que no me podía prometer que el cambio se llevaría a cabo. Al final, la cita fue dejada como estaba. También rechacé la forma como la reportera me presentó como “desafiante ante el diezmo en mis clases de Nuevo Testamento,” pero, de nuevo sin provecho alguno. Tal parece que se necesitaba a un representante del “Anti-diezmo en el aula de clases” (el subtítulo), incluso cuando esta es solo una presentación parcial y tendenciosa de mi práctica mientras enseño.

¿Qué es lo que enseño con respecto a la mayordomía cristiana y las ofrendas? La respuesta es: Yo enseño exactamente lo que dice el documento Baptist Faith and Message 2000 acerca de eso: “Dios es la fuente de todas las bendiciones, temporales y espirituales; y todo lo que tenemos y somos se lo debemos Él. Los cristianos tienen una deuda espiritual con todo el mundo, una oficina de administración santa en el evangelio, y una mayordomía que involucra todas sus posesiones. Están, por lo tanto, bajo obligación de servirle a Él con su tiempo, talentos y posesiones materiales; y debería reconocer todas éstas como confiadas a ellos y para ser usados para la gloria de Dios y para ayudar a otros. De acuerdo con las escrituras, los cristianos deben contribuir con sus posesiones alegre, regular, sistemática, proporcional y liberalmente para el avance de la causa del Redentor en la tierra” (el énfasis es mío).

Note que el Baptist Faith and Message 2000 no usa las palabras “diezmo” o “diezmar” o especifican un porcentaje particular del ingreso. Fija (acertadamente, en mi opinión) dar financieramente dentro de un contexto mayor que el de la mayordomía de uno al de las posesiones, materiales o de cualquier tipo. Muestra que la mayordomía cristiana (incluyendo dar los recursos financieros) es parte de la adoración personal y presenta muchos principios neo testamentarios acerca de cómo uno debe dar: alegre, regular, sistemática, proporcional y liberalmente. Como notó Daniel Akin recientemente en una reciente pieza de BP First Person, estos son los distintivos de lo que él llamó “Dar de gracia.” A la vez, y este era mi punto en responder la pregunta de la reportera, ni el Nuevo Testamento ni nuestro legado confesional hace mención alguna acerca del porcentaje, sea el 10% o algún otro, como obligatorio para los creyentes de hoy.

Así que, ¿es mi enseñanza “anti- diezmos en el aula de clases”? No del todo. Mi enfoque no está basado en como no dar, sino en los principios del Nuevo Testamento para dar que han sido resaltados por el documento de Fe y Mensaje Bautista 2000. Ya que crecí como Católico Romano en Austria en un tiempo en el que un porcentaje prefijado se daba como “impuesto eclesiástico” y que era deducido en la planilla individual de impuestos, he llegado a apreciar el énfasis que el Nuevo Testamento pone en dar voluntariamente. Me preocupa que si estipulamos un porcentaje mínimo para dar como algo que la iglesia requiere, por ejemplo, entonces dar no sería voluntariamente como enseña el Nuevo Testamento. Es verdad, por lo tanto, que si un estudiante en una de mis clases me pregunta si yo creo que el Nuevo Testamento enseña que todos los cristianos deben dar (al menos) el 10% de sus ingresos a su iglesia local, no puedo responder de buena conciencia que “sí” a esa pregunta pero debe clasificarse mi respuesta en muchos aspectos: la actitud del corazón es más importante que la cantidad específica; dar de nuestras finanzas es parte de nuestra mayordomía cristiana y adoración y debería suceder con un espíritu de gracia y no de legalismo.

¿Transmití, por lo tanto, con mis comentarios que los cristianos no necesitan dar, o necesitan dar solamente una pequeña cantidad a su iglesia local? Por su puesto que no. Por el contrario: me parece que en vez de inducir a los creyentes a dar tan poco como les sea posible, la gracia de Dios debe esperar que mueva al agradecido pecador redimido a dar con liberalidad, incluso sacrificadamente, reconociendo que todo lo que él o ella tiene no es suyo, sino de Dios en primer lugar. En este contexto, le dije a la reportera que deberíamos tomar la materia de dar financieramente no en un espíritu de pragmatismo o de temor a que a no ser que diéramos el mínimo 10% requerido la gente no iba a dar, o solamente dar muy poco. En su lugar, deberíamos tener fe en el trabajo de Dios en los corazones de nuestra gente, confiando que él va a moverlos a dar liberalmente así como libremente han recibido.

Si puedo ser tan atrevido en añadir un comentario para los Bautistas del sur que creemos en la Biblia. Las batallas que han sido peleadas sobre la doctrina de la infalibilidad de las Escrituras, y esta doctrina son justamente importantes para nosotros, puesto que de ella fluyen muchas otras doctrinas. Aunque la inerrancia debe ser más que una simple doctrina que afirmamos en términos generales; la inerrancia debe ser practicada cuando enfocamos cualquier asunto dado, incluyendo la mayordomía cristiana. Este era mi punto cuando hablé con la reportera acerca de “la tradición.” Cuando lidiamos con una pregunta, deberíamos preguntarnos: ¿Qué dice la Biblia al respecto?, no simplemente ¿Cuál es nuestra tradición? En este contexto, cuando hablé de “ignorancia,” lo que yo tenía en mente era el hecho que algunos (y de ninguna manera todos) pueden estar insuficientemente familiarizados con las enseñanzas Bíblicas de dar financieramente por parte de los cristianos. Pero si sostenemos que la Biblia es nuestra mayor autoridad en todos los aspectos de fe y prácticas, deberíamos saber y estudiar lo que la Biblia dice. Ciertamente, yo esperaría que como Bautistas del Sur podamos tener discusiones significativas acerca de los que las Escrituras enseñan en un tema determinado, incluyendo las ofrendas financieras cristianas.

Entiendo que este es un asunto particularmente volátil, porque se habla de dinero, y esto golpea muy de cerca de nuestro sustento y seguridad. Pero en esta área, como en todas las demás, deberíamos confiar que el Señor va a proveer para todas nuestras necesidades. ¿Creo yo que todos aquellos que enseñan que se debe dar un diezmo del 10% lo hacen por ignorancia? No del todo. ¿Creo yo que los cristianos no deberían dar o dar tan solo un poquito? ¡NO! Por el contrario, ellos deberían dar tanto como les sea posible, lo cual, en muchos casos, creo que es considerablemente mayor que un 10%. ¿Creo yo que el Nuevo Testamento enseña que dar el 10% es un requerimiento para todos los cristianos? No, y aquí es donde algunos de ustedes no van a estar de acuerdo conmigo, y estoy abierto a mayor discusión en este tema. Confío en que esta pieza sirva al propósito de clarificar y mejorar la comprensión. He aprendido que cuando los eruditos están sujetos a las leyes del periodismo (cuando muy a menudo en el fragmento de una entrevista se permite ceder precisión en sustancia), la verdad total, a menudo se convierte en la víctima. Pero, ¿Quién sabe si tal vez Dios es capaz de utilizar incluso a la reportera del Wall Street Journal con objetivos buenos de ayudarnos a aprender más acerca del cómo y el cuánto deberíamos dar para el crecimiento de su reino? Yo creo que él lo es.

El Dr. Köstenberger es Profesor de Nuevo Testamento y director de estudios de Ph. D. en el Seminario Southeastern Baptist Theological Seminary en Wake Forest, Carolina del Norte y fundador de BIBLICAL FOUNDATIONS (Fundamentos Bíblicos) (www.biblicalfoundations.org). Ha sido el co autor de una serie en dos partes acerca de diezmar en inglés (presione aquí y aquí para mayor información al respecto), así como de una columna digital o blog que reúne sus puntos de vista en este campo, y que están publicados en su página web.