Hijos de los ancianos: ¿Cuáles son los requisitos?

Posted on

Hijos de los ancianos: ¿Cuáles son los requisitos?
Tomado de Fundamentos Bíblicos

En 1ra a Timoteo 3:4, se estipula que el obispo tenga “a sus hijos en sujeción con toda honestidad.” En Tito 1:6, la exigencia parece ser mayor cuando dice que “el anciano tenga … hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía” (VRV 1960). La pregunta, entonces, es esta: ¿Es suficiente para los hijos de los ancianos ser generalmente obedientes, sean o no creyentes, o deberán ser “creyentes,” es decir cristianos? De ser afirmativa la última pregunta, este principio sacaría de concurso a muchos candidatos calificados para el liderazgo en la iglesia.

La respuesta a la pregunta gira enormemente en torno al significado de la palabra griega pistos, la cual puede significar tanto “fiel” como “creyente.” Mientras que el significado “creyente” es el más común de de los dos, hay sitios en los que en las epístolas pastorales pistos significa “fiel” (1ra a Timoteo 3:11; 2da a Timoteo 2:2, 13; ver además la posible incluso con Tito 1:9: “palabra fiel”). Como siempre, por lo tanto, el contexto debe ser el factor determinante. El contexto de Tito 1:6, incluye tanto el contexto amplio de las enseñanzas de las pastorales como la frase que inmediatamente sigue “que no estén acusados de disolución ni rebeldía.”

Leer el resto de esta entrada »

La Mayordomía y la Ofrenda

Posted on Actualizado enn

clip_image001La Mayordomía y la Ofrenda

(Por Jonathan Rourke)

Tomado de Shepherds Fellowship Pulpit Magazine

El post de hoy proviene del capítulo de Jonathan sobre "la Fe, la Fidelidad, y la Libre Empresa" de nuestro libro nuevo Right Thinking in a World Gone Wrong. Para visitar el sitio Web de la editora, haga click.

¿Cómo podemos nosotros, como creyentes, adorar a Dios con nuestros recursos financieros a la vez rechazar las tentaciones que conducen a la idolatría y a la codicia? La respuesta es encontrada en dar para el Señor y Sus propósitos. Cuando damos nuestro dinero a la obra del evangelio, no sólo demostramos nuestro amor sincero hacia Dios (2 Cor. 9:7), también almacenamos para nosotros tesoros en el cielo. (Mat. 6:16-24).

Dar al Señor ayuda a los cristianos a superar la tentación de acaparar sus riquezas (Mat. 6:19-21). Aquellos que tienen éxito en la adquisición de riquezas financieras ceden de  inmediato a la tentación para almacenarla codiciosamente. Dar es contrarrestar esta tentación al considerar las necesidades de otros, en vez de ser consumido por la complacencia por uno mismo. Además, almacenar riqueza es un negocio riesgoso, puesto que las riquezas terrenales se dirigen a desaparecer. Ofrendar, entonces, es también una manera de invertir dinero en cosas eternas, acaudalando un tesoro en cielo que nunca puede perderse. Por consiguiente reposiciona el corazón de enfocarse a las cosas de esta tierra hacia las cosas de Dios.

En segundo lugar, dar al Señor ayuda a los cristianos a superar la tentación de olvidarse de El (Mat. 6:22-24). En Proverbios 30:9 el escritor le pide a Dios que le proteja de tanto las pruebas que asisten a la pobreza extrema y la comodidad engañosa que viene de la riqueza. El peligro en esta última es que él olvidará a Dios y se convertirá demasiado dependiente en sí mismo y de su dinero. En Mateo 6, Jesús nos recuerda que el discernimiento debe ser claro y con una mirada correcta. Si el discernimiento espiritual funciona correctamente, entonces dirigirá al creyente por el camino justo con respecto al dinero. Le hará siempre ver a Dios como el proveedor de la riqueza y el único que debe ser honrado por eso. Puesto que nadie puede servir a Dios y al dinero, el acto de dar dinero regularmente al Señor demuestra quién es nuestro verdadero Amo.

En tercer lugar, dar al Señor ayuda a los cristianos a superar la tentación de estar ser ansiosos, recordándoles que Dios está en control y que Su Reino es su prioridad más alta (Mat. 6:25-34). "Por nada estéis afanosos," decía Pablo a los filipenses, "sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús" (Fil. 4:6-7). Simplemente algunos versículos más tarde, él explicaría que él había aprendido a estar contento no importando qué circunstancias financieras se encontrara (vv. 10-13). A menudo, la ansiedad financiera proviene de intentar vivir más allá de nuestros medios. El que da aprende a estar contento y agradecido cualquiera haya sido el estilo de vida que Dios le haya provisto, aun si es uno modesto (1 Tim. 6:7; Heb. 13:5). Salomón ofrece un número de contrastes vívidos a todo lo largo del libro de Proverbios (Prov. 15:16-17; 16:8, 19; 17:1; 19:1; 28:6), dando a conocer al lector que la pobreza financiera – estando acompañado por el temor a Dios, el amor, la justicia, la humildad, la tranquilidad, y la integridad – es mucho mejor que la riqueza económica acompañada por agitación, odio, injusticia, orgullo, contienda, perversión, y un espíritu deshonesto.

La Visualización y la Sanidad Interior

Posted on Actualizado enn

La Visualización y la Sanidad Interior

(Noviembre de 1996 – Volumen 2, Tema 13)

Gary E. Gilley

El mensaje verdadero del evangelio es que Dios salva a las personas aun cuando son pecadores (Romanos 5:1-11). Sin embargo, El simplemente no los deja en sus pecados, sino más bien, perdona sus pecados e imputa en ellos la justicia de Cristo (Romanos 4). Por la gracia El los introduce en la familia de Dios e inicia el proceso de transformarlos a la imagen de Jesucristo (Romanos 8:28,29).

Uno de los métodos de hoy cada vez más populares que se ocupan de los problemas es la Sanidad Interior (también conocido como la curación de memorias, o sanidad para las emociones dañadas) a través del uso de la visualización. Algunos de los practicantes más conocidos de esta metodología han sido: Agnes Sanford, Ruth Carter, Dennis y Rita Bennett, y entre los carismáticos protestantes, David Seamands. Los libros de Seamands, Healing for Damaged Emotions (La Curación para las Emociones Dañadas) y Healing of Memories (La Curación de los Recuerdos), son quizá los textos estándar sobre el tema. Estos libros vienen altamente recomendables por Gary Collins, James Dobson y la Narramore Christian Foundation, entre otros. Los libros son publicados por Victor Books (una división de Scripture Press) y se han vendido más de seiscientas mil copias desde 1981. A lo largo de este artículo examinaremos las enseñanzas y las técnicas de la Sanidad Interior a la luz de la Escritura.

Leer el resto de esta entrada »

Definiendo el Supersesionismo

Posted on

Definiendo El Supersesionismo

Por Michael J. Vlach, Ph.D.

Tomado de www.theologicalstudies.org

Esta sección intentaremos una definición precisa del supersesionismo. Diversos títulos han sido usados para identificar la perspectiva de que la iglesia ha sustituido definitivamente a Israel en el plan de Dios. Como Marten H. Woudstra observa: “la cuestión de que si es más correcto hablar de una sustitución de los judíos por la iglesia cristiana o de una extensión (continuación) del pueblo de Dios del Antiguo Testamento en la iglesia del NT es diversamente respondida”.[i] La designación más común utilizada en los últimos documentos académicos para identificar esta posición es “supersesionismo”. Comentando sobre este término, Clark M. Williamson escribe: “el ‘Supersessionism’ viene de dos palabras latinas: Super (adelante o en) y sedere (sentarse), como cuando una persona están sentada en la silla de otro, desplazando a este último”.[ii] Además, el título “teología del reemplazo” es a menudo visto como un sinónimo para “supersessionism”.[iii]

Leer el resto de esta entrada »

12 Razones de porque el Supersesionismo No es una Doctrina Bíblica

Posted on

12 Razones de por qué el Supersesionismo / La Teología del Reemplazo No Es Una Doctrina Bíblica

Tomado de www.theologicalstudies.org

Por Michael J. Vlach, Ph.D.

“Creo que no atribuimos suficiente importancia a la restauración de los judíos. No pensamos mucho en eso. Pero ciertamente, si hay algo prometido en la Biblia es esto”.

– Charles H. Spurgeon

“Sostener la opinión de que Dios reemplazó a Israel con la iglesia es apartarse de un enorme cuerpo de evidencia bíblica”.

– Walter C. Kaiser, Jr.

El Supersesionismo es la perspectiva de que la Iglesia Neotestamentaria suplanta, reemplaza, o cumple el papel y el lugar de la nación de Israel en el plan de Dios. Estoy convencido de que la teología del reemplazo/supersesionismo es una doctrina no bíblica que viola las claras afirmaciones tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento que enseñan y afirman una salvación nacional y una restauración de Israel. A continuación hay doce razones de por qué el supersesionismo viola el testimonio bíblico:

Leer el resto de esta entrada »

El Vacío del Sueño Americano

Posted on

El Vacío del Sueño Americano

Viernes, Feb 13, 2009

Tomado de Shepherds Fellowship Pulpit

(Por Tom Patton)

El artículo del hoy es adaptado de nuestro nuevo libro Right Thinking in a World Gone Wrong.

Hasta que los pecadores se sometan a la verdad acerca de Dios, nunca adquirirán lo que verdaderamente buscan. Se vuelven como la mujer samaritana en el pozo, confundiendo el remedio verdadero para la sed espiritual con la satisfacción temporal de una primavera terrenal (Juan 4:14). Tristemente, el incrédulo intenta toda su vida apagar lo inextinguible con algo distinto de Dios. Así que busca la fama, el dinero, el poder, la riqueza, la adaptabilidad, el trabajo, la sabiduría, la educación, el amor, o alguna otra cosa creada que quizá pueda aquietar el grito desesperado de su alma vacía. Pero ninguna de las cosas que él encuentra – ya sea la política, la popularidad, la creatividad o cualquier otra cosa que este mundo ofrece – no pueden responder el llamado de su corazón. Él puede buscar felicidad, pero él nunca la encontrará. Tan pronto como él adquiere un deseo este se convierte en polvo; y así el siguiente, y el siguiente después de este, hasta que la vida finalmente termina en decepción.

Leer el resto de esta entrada »

La Esperanza, la Santidad, y la Homosexualidad

Posted on

La Esperanza, la Santidad, y la Homosexualidad

Miércoles, Feb 11, 2009

(Por John Street)

El post de hoy es adaptado del capítulo del Dr. Street sobre el aconsejar a aquellos en la iglesia que la luchan con la tentación homosexual. El artículo completo puede ser encontrado en nuestro nuevo libro, Right Thinking in a World Gone Wrong.

La identidad debe formarse “en Cristo”.

La comprensión teológica del ser cristiano “en Cristo” es crítica para aquellos que luchan contra la homosexualidad (cf. Gal. 3:26–29; Rom. 8:1; Efes. 1:1; Fil. 1:1; 2 Tim. 1:1). Algunas veces, al principio del discipulado, expresarán en pocas palabras, “soy un homosexual”. Se han convencido por su lucha infructífera con sus debilidades sexuales o por el ritmo implacable del mundo de que son genéticamente de nacimiento así y no pueden cambiar.  Por supuesto, ésta es una mentira cultural que despoja de esperanza a su aconsejado.

Lo que son “en Cristo” debe ser el planeta alrededor del cual todos sus pensamientos y sus acciones giren. Esto es más que simplemente una metáfora, tiene que ver con cómo los cristianos se ven a sí mismos – como pecadores indignos que disfrutan de las provisiones misericordiosas y de la justicia de Cristo con el fin de tener la plena aceptación con Dios Padre. Es fundamental establecer desde el principio el asesoramiento centrado en el evangelio y el discipulado.

Cuando el pensamiento de vida es practicado “en Cristo” trae esperanza y cambio a los pensamientos, los deseos y los comportamientos. Piensan y actúan en nuevos maneras de abandonar el vestido homosexual y afeminado, las palabras y los manierismos. Es especialmente eficaz enseñar fielmente los principios de Romanos 6:1–14 y a la vez recordando el contexto anterior de Romanos 1:24–27. El cómo se ven los cristianos así mismos y a su posición en Cristo afectará enormemente su cambio y crecimiento en la santificación. ¡Un cristiano tentado por los deseos homosexuales (o lesbianos) no es un homosexual, él o ella es un cristiano! Este pensamiento y toda su riqueza teológica es vital para comprender si su aconsejado va a poseer la perseverancia para derrotar a este enemigo.