Tom Buck

La Declaración Sobre Sobre la Justicia Social y El Evangelio Explicada: Artículo 11, Complementarismo

Posted on

ESJ-2018 1113-001

La Declaración Sobre Sobre la Justicia Social y El Evangelio Explicada: Artículo 11, Complementarismo

Por Tom Buck

AFIRMAMOS que Dios creó a la humanidad tanto masculina como femenina con distinciones biológicas y personales inherentes entre ellos y que estas diferencias creadas son buenas, apropiadas y bellas. Aunque no hay diferencia entre hombres y mujeres ante la ley de Dios o como receptores de su gracia salvadora, afirmamos que Dios ha diseñado a hombres y mujeres con rasgos distintivos y que cumplen funciones distintas. Estas diferencias se definen más claramente en el matrimonio y la iglesia, pero no son irrelevantes en otras esferas de la vida. En el matrimonio, el esposo debe dirigir, amar y salvaguardar a su esposa, y la esposa debe respetar y ser sumisa a su marido en todo lo que sea lícito. En la iglesia, solo los hombres calificados deben dirigir como pastores / ancianos / obispos y predicar y enseñar a toda la congregación. Afirmamos además que la imagen de Dios se expresa de manera más completa y bella en la sociedad humana cuando los hombres y las mujeres caminan en obediencia a sus roles ordenados por Dios y sirven de acuerdo con los dones que Dios les ha dado.

NEGAMOS que las diferencias ordenadas por Dios en los roles de los hombres y las mujeres menosprecien la estimación o valor espiritual inherente de uno sobre el otro, ni esas diferencias de ninguna manera impiden que los hombres o las mujeres prosperen para la gloria de Dios.

Cuando era niño, uno de mis segmentos favoritos en Sesame Street se llamaba “Una de Estas Cosas.” Se mostrarían varios objetos como la canción, “Una de estas cosas no es como las demás.” A primera vista, el artículo XI de la Declaración sobre la justicia social y el evangelio puede parecer “una de las cosas que no es como las otras.” ¿Qué tiene que ver la complementariedad con la justicia social? Leer el resto de esta entrada »

La Declaración Sobre La Justicia Social y el Evangelio Explicada: Artículo 5, El Pecado

Posted on Actualizado enn

ESJ-2018 1008-003

La Declaración Sobre La Justicia Social y el Evangelio Explicada: Artículo 5, El Pecado

Por Tom Buck

Artículo 5: El Pecado

AFIRMAMOS que todas las personas están conectadas con Adán tanto de forma natural como federal. Por lo tanto, debido al pecado original, todos nacen bajo la maldición de la ley de Dios y todos rompen sus mandamientos a través del pecado. No hay diferencia en la condición de los pecadores debido a edad, etnia o sexo. Todos son depravados en todas sus facultades y todos están condenados ante la ley de Dios. Todas las relaciones humanas, los sistemas y las instituciones se han visto afectados por el pecado.

NEGAMOS que, además de la conexión previamente establecida con Adán, cualquier persona sea moralmente culpable del pecado de otra persona. Aunque las familias, los grupos y las naciones pueden pecar colectivamente, y las culturas pueden estar predispuestas a pecados particulares, las generaciones posteriores comparten la culpa colectiva de sus antepasados ​​solo si aprueban y abrazan (o intentan justificar) esos pecados. Delante de Dios, cada persona debe arrepentirse y confesar sus propios pecados para recibir el perdón. Además negamos que la etnia de uno establezca cualquier conexión necesaria con un pecado en particular. Leer el resto de esta entrada »

El Peligro De La Deriva Misionera En La Iglesia

Posted on Actualizado enn

ESJ-2018 0924-007

El Peligro De La Deriva Misionera En La Iglesia

POR TOM BUCK

Se ha vuelto común para los líderes en el movimiento actual de justicia social afirmar que su misión es consistente con el ministerio y la enseñanza de Jesús. Uno de esos predicadores citó Lucas 4:18 donde Jesús dijo: “El Espíritu del Señor esta sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y la recuperación de la vista a los ciegos; para poner en libertad a los oprimidos.”

Un examen cuidadoso de Lucas 4:18 demuestra que la interpretación del pastor es exegéticamente incorrecta, como lo explica el Dr. Josh Buice. Además, la interpretación no es consistente con el ministerio de Jesús en el contexto más amplio del Evangelio de Lucas. La misión por la cual Jesús vino no fue para liberar a la gente de la injusta opresión terrenal, sino de la pobreza espiritual, la ceguera y la esclavitud. Su misión era “a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10). No hay mejor ejemplo de esto que la historia en Lucas 12:13-21 sobre un hombre que quería que Jesús ejecutara justicia entre él y su hermano. Leer el resto de esta entrada »