Michael Vlach

Las 7 Categorías de la Teología

Posted on

Las 7 Categorías de la Teología
por Michael J. Vlach, Ph.D.

¿Sabía usted que la teología se puede dividir en varias categorías? A continuación se lista las 7 principales categorías de la teología cristiana:

1. Teología sistemática
Teología sistemática es el tratado ordenado de la doctrina cristiana que utiliza verdades de todas partes de la Biblia y, a veces, de otras fuentes. Una persona que utiliza un enfoque sistemático a una cuestión teológica en particular a menudo utiliza datos de todas partes de la Escritura que se ocupan de esa cuestión.

Hay nueve categorías principales de teología sistemática: la Doctrina de la Revelación/la Doctrina de la Biblia, la Doctrina de Dios, la Doctrina del Hombre; la Doctrina de Cristo, la doctrina del Espíritu Santo; la Doctrina de la salvación, la doctrina de Israel, la Doctrina de la Iglesia y la Doctrina de las Ultimas Cosas.

2. Teología Bíblica
La teología bíblica se centra en la teología de una época o un escritor en particular. La Teología bíblica examina las circunstancias históricas y el desarrollo de las doctrinas. Hay varias características de la teología bíblica. En primer lugar, se centra en las partes de la Escritura. En segundo lugar, se limita a la Biblia por sí sola. En tercer lugar, se centra en el desarrollo de una doctrina. En otras palabras, se centra en la forma en que el progreso de la revelación añade más información sobre la doctrina. Y en cuarto lugar, se enfoca en el papel que una época o escritor en particular tiene en el desarrollo de la doctrina. Ejemplos de categoría de teología bíblica incluyen: (1) Teología de la época Monárquica (Samuel, Reyes, Crónicas), y (2) La teología de Pablo (General, Prisiones, epístolas y pastoral).

3. Teología histórica
La Teología histórica implica el estudio de la evolución histórica de las doctrinas en la historia de la Iglesia. Se analiza cómo las doctrinas de la fe cristiana se han entendido a través de los siglos desde Los tiempos del Nuevo Testamento. Hay cuatro grandes épocas de la historia de la Iglesia: (1) era patrística (AD 100-430), (2) la era medieval (430-1517), (3) Era de la Reforma (1517-1700), y (4) Moderna/postmoderna época (1700-presente).

4. Teología Dogmática
La Teología dogmática es el estudio de cómo ciertos grupos cristianos han comprendido la teología. Ejemplos de la teología dogmática incluyen: (1) Teología Arminiana-una teología que subraya la libertad del hombre en la salvación, (2) Teología del Pacto-una teología que subraya la importancia de dos o tres pactos que dan unidad a las relaciones de Dios con su creación y (3) Teología Dispensacional-una teología que subraya la distinción entre Israel y la iglesia.

5. Teología contemporánea
La teología contemporánea implica el estudio de las doctrinas de grupos cristianos que se han desarrollado desde el siglo XX. Los ejemplos incluyen la teología liberal, teología neo-ortodoxa, la teología feminista, la teología Carismática, la Teología Católica y del Concilio Vaticano II.

6. Teología Filosófica
La teología filosófica básica implica supuestos filosóficos relacionados con la teología, tales como la existencia de Dios, la naturaleza de la realidad, y la posibilidad de no conocer nada acerca de Dios. La teología filosófica implica generalmente los temas de: (a) la metafísica (el estudio de la realidad), (b) la epistemología (el estudio del conocimiento), (c) la ética (el estudio del bien y del mal), y (d) la filosofía de la religión (el estudio de la religión desde una perspectiva filosófica).

7. Teología Práctica
La teología Práctica se refiere a la teología tal y como se aplica a la vida cristiana y al ministerio. Esto incluye las áreas de la predicación, la enseñanza, discipulado, consejería, culto, ética, etc.

Evidencias Bíblicas para un Rapto Pretribulacional

Posted on

Evidencias Bíblicas para un Rapto Pretribulacional
Por
Michael Vlach

Puntos introductorios con respecto al rapto

El Interés en el Rapto, una encuesta de 1994 por el U.S. News and World Report encontraron que el 61 por ciento de los estadounidenses creen que Jesucristo regresará a la tierra, y un 44 por ciento cree en el rapto de la iglesia. (Jeffery L. Sheler, “The Christmas Covenant” U.S. News and World Report, 19 de Diciembre, 1994, pp. 62, 64)
¿De dónde obtenemos el término “rapto”? El término “rapto” no es encontrado en la Biblia, entonces ¿de donde proviene la palabra? El término “rapto” viene de la traducción latina de la palabra griega y traducida “arrebatados” en 1 Tesalonicenses 4:17. Charles Ryrie explica, “la palabra griega de la cual tomamos el término ‘rapto’ aparece en 1 Tesalonicenses 4:17, traducida ‘arrebatados.’ La traducción latina de este versículo utilizó la palabra rapturo. La palabra griega que traduce es harpazo, lo cual quiere decir arrebatar o tomar. En otro lugar se utiliza para describir cómo arrebató El Espíritu a Felipe cerca de Gaza y lo trajo a hasta Cesarea (Hechos 8:39) y para describir la experiencia de Pablo de ser arrebatado hasta el tercer cielo (2 Cor. 12:2-4). De esta manera no puede haber duda de que la palabra es usada en 1 Tesalonicenses 4:17 para indicar la remoción real de las personas de la tierra hacia el cielo”. (Charles Ryrie, Teología Básica, p. 462)

Leer el resto de esta entrada »

Definiendo el Supersesionismo

Posted on

Definiendo El Supersesionismo

Por Michael J. Vlach, Ph.D.

Tomado de www.theologicalstudies.org

Esta sección intentaremos una definición precisa del supersesionismo. Diversos títulos han sido usados para identificar la perspectiva de que la iglesia ha sustituido definitivamente a Israel en el plan de Dios. Como Marten H. Woudstra observa: “la cuestión de que si es más correcto hablar de una sustitución de los judíos por la iglesia cristiana o de una extensión (continuación) del pueblo de Dios del Antiguo Testamento en la iglesia del NT es diversamente respondida”.[i] La designación más común utilizada en los últimos documentos académicos para identificar esta posición es “supersesionismo”. Comentando sobre este término, Clark M. Williamson escribe: “el ‘Supersessionism’ viene de dos palabras latinas: Super (adelante o en) y sedere (sentarse), como cuando una persona están sentada en la silla de otro, desplazando a este último”.[ii] Además, el título “teología del reemplazo” es a menudo visto como un sinónimo para “supersessionism”.[iii]

Leer el resto de esta entrada »

12 Razones de porque el Supersesionismo No es una Doctrina Bíblica

Posted on

12 Razones de por qué el Supersesionismo / La Teología del Reemplazo No Es Una Doctrina Bíblica

Tomado de www.theologicalstudies.org

Por Michael J. Vlach, Ph.D.

“Creo que no atribuimos suficiente importancia a la restauración de los judíos. No pensamos mucho en eso. Pero ciertamente, si hay algo prometido en la Biblia es esto”.

– Charles H. Spurgeon

“Sostener la opinión de que Dios reemplazó a Israel con la iglesia es apartarse de un enorme cuerpo de evidencia bíblica”.

– Walter C. Kaiser, Jr.

El Supersesionismo es la perspectiva de que la Iglesia Neotestamentaria suplanta, reemplaza, o cumple el papel y el lugar de la nación de Israel en el plan de Dios. Estoy convencido de que la teología del reemplazo/supersesionismo es una doctrina no bíblica que viola las claras afirmaciones tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento que enseñan y afirman una salvación nacional y una restauración de Israel. A continuación hay doce razones de por qué el supersesionismo viola el testimonio bíblico:

Leer el resto de esta entrada »

¿Qué es el Premilenialismo?

Posted on Actualizado enn

clip_image002¿Qué es el Premilenialismo?

Por Michael J. Vlach, Ph.D.

Tomado de www.theologicalstudies.org

El Premilenialismo (o Chiliasm) es una posición teológica que trata de ocuparse de la relación de la segunda venida de Jesucristo con el reino prometido de 1000 años que se menciona en Apocalipsis 20:1–6.

En resumen, el Premilenialismo es la perspectiva de que la segunda venida de Cristo ocurrirá antes del establecimiento del milenio (la palabra milenio es latina para “mil años”). El prefijo “pre” quiere decir antes; por tanto, la segunda venida de Cristo tendrá lugar “antes” de que el milenio comience.

Aquellos que son premilenialistas afirman que en los últimos tiempos habrá un Período de Tribulación en el cual un anticristo emergerá y Dios derramará Su ira sobre el mundo. Al final de este Tribulación, Jesús regresará visiblemente y físicamente a la tierra para derrotar a Satanás y al anticristo, y luego él establecerá un reino milenario en la tierra. A esta hora, aquellos que murieron tiempo atrás como creyentes recibirán cuerpos humanos glorificados y reinarán con Cristo. Aquellos creyentes que sobrevivan la Tribulación también reinarán con Cristo. Durante este período, Satanás estará atado y echado al abismo. Al final de los 1000 años Satanás será puesto en libertad y orquestará una rebelión final en contra de Dios. Él será derrotado y enviado permanentemente al lago de fuego.

La mayoría de los premilenialistas miran el reino milenario cubriendo 1000 años literales, pero algunos ven los 1000 años de Apocalipsis 20:1–6 como representando una largo período de tiempo. Todos los premilenialistas, sin embargo, afirman que el milenio es un reino intermedio que dará paso al Reino Eterno (o el Estado Eterno) que será el destino final y condición para todos los creyentes.

A diferencia de otros puntos de vista del milenio como los puntos de vista del Amilenialismo, Postmilenialismo y el Premilenialismo ve el milenio de Apocalipsis 20:1–6 como siendo cumplido en el futuro. La perspectiva de los otros dos puntos de vista ven el Milenio como en cierta forma estando en operación hoy en este período entre las dos venidas de Cristo.

El Apoyo Bíblico para el Premilenialismo

El Premilenialismo se basa en una lectura literal y cronológica del Libro de Apocalipsis. Apocalipsis 19 describe el regreso de Jesucristo para derrotar a Sus enemigos. Apocalipsis 20:1–6 relata el reinado de 1000 años de Cristo. Y luego Apocalipsis 21–22 describe los Cielos Nuevos y la Tierra Nueva que comienza poco después del milenio. Una lectura literal, por consiguiente, señala que un reino milenario viene después de la época presente pero antes del Reino Eterno final.

Aunque el Apocalipsis 20 es el único pasaje en la Biblia que explícitamente menciona un reinado de 1000 años de Cristo antes del Reino Eterno, algunos premilenialistas creen que hay pasajes del Antiguo Testamento que son consistentes con la idea de un reino intermedio después de la época presente pero antes del Reino Eterno. Por ejemplo, Isaías 65:20 dice: “No habrá más allí niño que muera de pocos días, ni viejo que sus días no cumpla; porque el niño morirá de cien años, y el pecador de cien años será maldito.” Este pasaje habla de la longevidad de la vida que no es cierta en el caso de la época actual, pero también menciona la presencia de la muerte que no será cierta en el caso del Reino Eterno tampoco. Así, los premilenialistas entienden tales pasajes como refiriéndose a un reino intermedio del Mesías. Zacarías 14:5–17 es otro pasaje usado en apoyo al de Premilenialismo. Aquí se dice que el Señor será Rey sobre toda la tierra, pero aun queda una rebelión y desobediencia por parte de algunas naciones. Según los premilenialistas, ambas condiciones sólo pueden existir en un reino intermedio entre la edad presente y el Reino Eterno.

Los Premilenialistas también señalan que la función prometida de reinar con Cristo es prueba del Premilenialismo. Apocalipsis 20:1–6 promete que los creyentes reinarán con Cristo por 1000 años, pero en ninguna parte del Nuevo Testamento se manifiesta que los cristianos ya reinan con Cristo. De es amanera, este reinando con Cristo debe ser futuro.

Dos Formas de Premilenialismo

Hay dos formas o variaciones del Premilenialismo – Premilenialismo Dispensacional y Premilenialismo Histórico.

La diferencia principal entre estas dos formas de Premilenialismo es el énfasis que cada uno le da a la nación Israel durante el Milenio. Los Premilenialistas Dispensacionales opinan que la nación Israel será salvada y restaurada a un lugar de preeminencia en el Milenio. De esta manera, Israel tiene una función especial de servicio en el Milenio que es diferente a la de la Iglesia o de los Gentiles salvos.

La mayoría de los Premilenialistas Históricos, por otra parte, sostienen que la nación de Israel experimentará una salvación nacional inmediatamente antes de que el Milenio sea establecido, pero no habrá una restauración nacional de Israel. Así, la nación de Israel no tendrá un papel especial o función que es distinta a la de la Iglesia.

Otra diferencia es que para la mayoría de los Premilenialistas Dispensacionales sostienen que el milenio es de 1000 años literales, mientras que algunos Premilenialistas Históricos afirman que los 1000 años es figurativo de período largo de tiempo.

El Premilenialismo en la Historia de la Iglesia

La doctrina del Premilenialismo tiene un fuerte apoyo en la historia de la iglesia. De hecho, el Premilenialismo fue la perspectiva milenaria predominante por los primeros 300 años de historia de la iglesia. Como el historiador Philip Schaff establece: “El punto más notable en la escatología de la edad ante-Nicena es el chiliasm prominente, o el mileniarismo, esa es la creencia de un reinado visible de Cristo en la gloria sobre la tierra con los santos resucitados por mil años, antes del juicio y la resurrección general (Philip Schaff, History of the Christian Church, 2:614).

En los inicios de la iglesia, el Premilenialismo fue bien representado por Papias, Ireneo, San Justino, Tertuliano, Hipolytos, Metodio, Commodianus, y Lactantius. La creencia de Papías en el Premilenialismo es especialmente significativa puesto que él fue un discípulo de Policarpio que a su vez fue un discípulo del Apóstol Juan que escribió las declaraciones acerca de un reinado de 1000 años de Cristo en su libro del Apocalipsis.

A través de la influencia de padres importantes de la iglesia como Eusebio y Agustín, la creencia en el Premilenialismo disminuyó significativamente alrededor del siglo quinto. Con algunas excepciones, la mayoría en la iglesia cristiana durante las eras Medieval y de la Reforma sostenían el Amilenialismo y la perspectiva de que el milenio estaba siendo cumplido en una manera espiritual en la época actual. Sin embargo, los últimos 150 años han sido testigos de un fuerte auge del Premilenialismo. Mucho de esto puede ser atribuido al aumento de popularidad del Dispensacionalismo que afirma un reinado futuro de 1000 años de Cristo sobre la tierra.

Los Proponentes Modernos

En estos últimos años, muchos teólogos han afirmado el Premilenialismo. Los proponentes de ambas formas de Premilenialismo son encontrados en los escritos de los siguientes hombres:

Premilenialismo Histórico

  • J. Barton Payne
  • Jorge Eldon Ladd
  • Wayne Grudem
  • Millard Erickson

Premilenialismo Dispensacional

  • John Walvoord
  • El Pentecostés J. Dwight
  • Alva J. McClain
  • Charles Ryrie
  • Robert Saucy
  • Craig A. Blaising
  • Darrell L. Bock
  • John S. Feinberg

¿Qué es el Amilenialismo?

Posted on Actualizado enn

clip_image002¿Qué es el Amilenialismo?

Por Michael J. Vlach, Ph.D.

Tomado de www.theologicalstudies.org

El Amilenialismo es una perspectiva teológica con respecto al; reinado de 1000 años de Jesucristo que es mencionado en Apocalipsis 20:1–6. En particular, el Amilenialismo es la perspectiva de que no habrá un reinado de 1000 años literal futuro de Cristo en la tierra. El prefijo latino inseparable a significa “no” y el término “milenio” es latino para “1000 años”. Así, el Amilenialismo literalmente quiere decir “no 1000 años”.

Debería ser notable que el término Amilenialismo es un título reaccionario en lo referente a que niega la presencia de un futuro reinado de 1000 años literal de Cristo en la tierra que los premilenialistas afirman. Sin embargo, los Amilenialistas de hecho creen en un milenio; lo que niegan, sin embargo, es la idea de un reinado literal futuro de 1000 años de Cristo en la tierra después de la segunda venida de Cristo.

Según el Amilenialismo, el milenio de Apocalipsis 20:1–6 se cumple espiritualmente en la época presente antes del regreso de Jesucristo. De esta manera, el milenio o reino de Cristo está en existencia ahora. Los Amilenialistas afirman que el milenio comenzó con la resurrección y/o la ascensión de Cristo y será consumado cuando Jesús regrese de nuevo a establecer el Reino Eterno que es mencionado en Apocalipsis 21–22.

Para los amilenialistas, Satanás está actualmente atado y los cristianos ahora disfrutan los beneficios del milenio. Algunos amilenialistas afirman que el milenio también involucra el reinado de los santos que están ahora con Dios. Los Amilenialistas afirman que el período de 1000 años que es mencionado en Apocalipsis 20:1–6 se refiere a un largo período de tiempo indefinido entre las dos venidas de Cristo y no es un período de 1000 años literal que sucede después del regreso de Jesús. Puesto que los amilenialistas creen que Cristo actualmente reina en el milenio, algunos, como Jay Adams, creen que el título “Milenialismo realizado” es un título más correcto que “Amilenialismo”.

Con relación al de los tiempos, el Amilenialista afirma el siguiente argumento cronológico:

· Cristo ahora gobierna en Su reino mientras Satanás está atado para no engañar a las naciones.

· La tribulación es experimentada en la época presente aun cuando Cristo esta gobernando.

· Jesús regresará de nuevo a la tierra.

· Después de que Jesús regrese habrá una resurrección corporal general de todas las personas justas y un juicio general de todos los incrédulos.

· El Reino Eterno comenzará.

El Amilenialismo en la Historia

El Premilenialismo, y no el Amilenialismo, fue la perspectiva predominante en los primeros 300 años de la historia de la iglesia. Sin embargo, la iglesia primitiva evidenció indicios de qué más tarde se convertían al Amilenialismo. Por ejemplo, Orígenes (185-254) popularizó el enfoque alegórico para interpretar la Escritura, y al hacer esto, colocó una base hermenéutica para la perspectiva de que el reino prometido de Cristo no era espiritual y terrenal en naturaleza. Eusebio (270-340), un asociado del emperador Constantino, miró el reinado de Constantino como el banquete Mesiánico, y él se mantuvo firme en la perspectiva premilenial. Ticonio, un Donatista africano del siglo cuarto, fue uno de los teólogos más antiguos en desafiar al Premilenialismo. Él negó la perspectiva escatológica y futurista de Apocalipsis 20. En lugar de eso, él dijo que el milenio se cumplía en la época presente y que los 1000 años mencionados no eran 1000 años literales. Ticonio también miró la primera resurrección de Apocalipsis 20:4 como una resurrección espiritual la cual era el nuevo nacimiento.

Agustín (354-430), quien es a menudo llamado el ‘Padre del Amilenialismo,’ popularizó los puntos de vista de Ticonio. Agustín abandonó el Premilenialismo debido a que él consideró ser los excesos y carnalidades de esta perspectiva. Él también interpretó Marcos 3:27 que era una atadura presente de Satanás. Agustín fue el primero en identificar a la Iglesia Católica en su forma visible con el reino de Dios. Para él, el reino milenario de Cristo estaba tomando en y a través de la iglesia, incluyendo sus sacramentos y oficios. Su libro, Ciudad de Dios, fue significativo en la promoción y la aceptación del Amilenialismo.

El Amilenialismo de Agustín rápidamente se convirtió en la perspectiva aceptada de la iglesia. Se volvió tan aceptada que el Concilio de Efeso (431) condenó la perspectiva premilenaria tan supersticiosa. El amilenialismo pronto se convirtió en la doctrina predominante de la Iglesia Católica Romana y fue más tarde adoptada por la mayoría de los reformadores protestantes incluyendo a Martín Lutero, y Juan Calvino (algunos Anabautistas se mantuvieron en el Premilenialismo).

Mientras que Premilenialismo ha experimentado un gran auge en los últimos 200 años, el Amilenialismo es ampliamente sostenido por muchas denominaciones cristianas. Es la posición oficial de la Iglesia Católica Romana y es sostenida por muchos luteranos y aquellos en la tradición Reformada.

Los proponentes específicos del Amilenialismo incluyen a B.B. Warfield, Oswald T. Allis, y más recientemente esta perspectiva ha sido defendida por Anthony A. Hoekema y Robert B. Strimple

Los 4 Argumentos Primarios para la Existencia de Dios

Posted on Actualizado enn

clip_image002Los 4 Argumentos Primarios para la Existencia de Dios

Por Michael J. Vlach, Ph.D.

Quizá el tema más candente en toda la filosofía le concierne a la existencia de Dios. De allí la pregunta – “¿existe Dios?”

Nuestra respuesta para esta pregunta hace mella en cómo miramos el mundo, cómo nos comportamos, y lo que esperamos para el futuro.

Si Dios existe, entonces probablemente somos responsables ante este Dios. El universo puede tener significado y propósito. Además, nuestra propia existencia no puede cesar en la muerte física. Si Dios no existe, sin embargo, entonces estamos probablemente aquí por casualidad y no somos responsables para algún ser trascendente. Esta vida puede ser todo lo que tenemos, así es que viva su vida en lo que considere oportuno y disfrútela.

Tradicionalmente, ha habido cuatro argumentos principales para la existencia de Dios: (1) el argumento cosmológico; (2) el argumento teleológico; (3) el argumento ontológico; Y (4) el argumento de la ley moral. Abajo hay explicaciones de cada uno de los argumentos y respuestas comunes hacia ellas.

1. El Argumento Cosmológico

El término “cosmológico” se origina de la palabra griega “cosmos” que quiere decir “mundo”.

El argumento cosmológico para la existencia de Dios es de esta manera: El mundo no podría existir por sí mismo así que debe haber existido una causa primaria que lo hizo existir. Esta causa primaria es Dios. O viéndolo de ora manera, el universo no podía simplemente haber existido por sí mismo – alguien o algo lo debió haber creado. Esta causa del universo es Dios.

Tres críticas del argumento cosmológico han sido ofrecidas. Primero, alguna dicen que es eterno y no carece de una causa primaria. En segundo lugar, algunos dicen: “si todo necesita una causa, ¿qué causó a Dios?” La tercera es, algún dicen que aun cuando fuese verdad que algún ser causó que nuestro universo existiera, éste no prueba la existencia del Dios cristiano. Todo lo que demuestra es que hay algún ser poderoso que creó el universo, pero esto no necesariamente quiere decir que este creador fuese el Dios de la Biblia.

2. El Argumento Teleológico

El argumento teleológico es también conocido como “el argumento del diseño” (La palabra griega “telos” significa “propósito” o “diseño”.). El argumento dice así: El universo evidencia una gran complejidad o diseño; por esto, debe haber sido diseñado por un gran Diseñador o Dios.

El argumento del diseño puede ser comparado a un reloj de mano. Un reloj se hace obviamente por un relojero. El mundo, el cuál es mucho más complejo que un reloj, también tuvo que haber sido diseñado por un gran Diseñador o un Relojero Divino (Dios).

En resumen, el argumento teleológico afirma que el universo evidencia demasiada complejidad para ser el producto de la casualidad. Se sabe que los cuerpos celestes se mueven con exactitud perfecta en sus órbitas. Nuestros cuerpos humanos, también, son increíblemente complicados. Según el argumento teleológico, simplemente en ninguna manera toda esta complejidad podría “simplemente suceder”. Dios debió haber creado todo.

Ha habido tres respuestas para el argumento teleológico. Primero, algunos dicen que el argumento teleológico es culpable de una “analogía débil” porque asume un parecido significativo entre los objetos naturales (ej. rocas, árboles) y los objetos que conocemos que han sido diseñados (ej. relojes, rascacielos). Pero, comparar objetos naturales con objetos que conocemos que han sido creados por humanos es como comparar manzanas y naranjas. La analogía simplemente no funciona. En segundo lugar, algunos dicen que las teorías del Big Bang y la evolución explican mejor la complejidad en el universo. Tercero, algunos dice que aun si la discusión teleológica es verdadera, no prueba la existencia del Dios Cristiano.

3. El Argumento Ontológico

El tercer argumento para la existencia de Dios es el argumento ontológico. Este argumento es diferente a los argumentos cosmológicos y teleológicos en lo referente a que no afirma desde la evidencia en el mundo natural. De esta manera, no es un argumento de “causa y efecto”.

El argumento ontológico puede ser indicado de este modo: “Dios es el ser inimaginable más grande. Uno de los aspectos de la perfección o de la grandeza es la existencia. De esta manera, Dios existe”. O diciéndolo de otra manera – “el hecho de que Dios puede ser concebido significa que él debe existir”.

Este argumento para la existencia de Dios fue desarrollado por el teólogo y filósofo del siglo doce, Anselmo. Se basa en la declaración de Anselmo de que Dios es “aquello que nadie más grande puede ser concebido”.

El argumento ontológico ha sido muy controversial. Aun muchos que creen en la existencia de Dios cuestionan su validez. Un contemporáneo de Anselmo llamado Guanilo respondió a Anselmo. Guanilo dijo que uno podría imaginarse una isla perfecta pero eso no quiere decir que una isla perfecta exista. Otros han dicho que usted puede imaginarse a un unicornio pero eso no quiere decir que los unicornios existan. De esta forma, muchos desafían la idea de que la idea de Dios signifique que Dios existe.

4. El Argumento de la Ley Moral

Otro argumento para la existencia de Dios es el argumento de la ley moral. Este dice así: Sin Dios la moralidad sería imposible. Debe haber un Legislador (Dios) que origine y sostenga la ley moral. Una ley moral universal no puede existir accidentalmente. Debe haber una base detrás de ella – Dios.

Según esta perspectiva, toda persona nace con una comprensión inherente del bien y el mal. Todo el mundo, por ejemplo, comprende que matar a una persona inocente es malo. Todo el mundo comprende que ayudar a una persona a evitar que se ahogue es correcto. ¿De dónde vino esta comprensión interna del bien y el mal? Según a los adherentes del argumento de la ley moral, esta comprensión se origina de Dios. Él lo introdujo en los corazones de toda persona.

Ha habido dos respuestas para el argumento de la ley moral. Primero, algunos niegan que existan verdades universales. Muchos hoy creen que la verdad es subjetiva y relativa. Las sociedades y los individuos determinan cuál es la verdad para ellos, pero no hay Dios que haga esto. En segundo lugar, algunos dicen que la presencia del mal en el mundo alega razones en contrario a un Legislador Moral. ¿Si Dios es omnipotente y todo bueno, cómo puede existir el mal en el mundo?

Los argumentos y los contra-argumentos para la existencia de Dios permanecen controversiales. Los argumentos cosmológicos, teleológicos y de la ley moral permanecen populares con apologistas cristianos hoy. El argumento ontológico no tan bien recibido aunque algunos hoy todavía afirman su validez.

Debería ser notado que la mayoría de los teólogos cristianos y los filósofos creen que Dios nunca intentó que su existencia pudiese sea algo que se probara con el 100% de certeza. Señalan que la fe es un componente importante en comprender a Dios y su existencia.