Evidencias de la Gracia de Dios

Posted on Actualizado enn

clip_image002Evidencias de la Gracia de Dios

Por Tim Challies

No hay mayor desafío en toda la tierra que vivir la vida cristiana. No hay reto más difícil, ninguna búsqueda que exige más de nosotros. Por supuesto, tampoco hay mejor búsqueda y no hay mayor gozo que este: buscar al Señor. En medio de esta tarea que todo lo consume, es prudente preguntar, al menos de vez en cuando, “¿Qué estamos haciendo?” ¿Cuál es el estado de la iglesia cristiana en este momento?

Puede ser difícil de contestar una pregunta como ésta. Tendemos a mirar en el cristianismo desde una perspectiva demasiado terrenal. Sabemos lo que el Señor nos ha llamado a ser, sabemos lo que el Señor nos ha llamado a hacer, y muy a menudo todo lo que podemos ver es nuestros propios defectos y fracasos. El Señor nos ha llamado a llevar el evangelio a todo el mundo y hacerlo con confianza. Sin embargo, estamos aterrorizados a susurrar siquiera esas buenas noticias a nuestro prójimo. El Señor nos ha llamado a vivir una vida recta, de vivir una vida que esté marcada por el Evangelio. Sin embargo, nuestras vidas están marcadas y manchadas por los valores del mundo y los deseos mundanos. Sabemos que Jesús nos ha dicho que no nos preocupemos acerca de lo que vamos a comer y beber, sino que siempre confiemos en la provisión del Señor. Y sin embargo, nos preocupamos, ahorramos, nos amotinamos, nos aferramos a las cosas que sabemos que debemos mantener firmes. Sentimos el peso de todo esto, sentimos la vergüenza de todo esto, la culpa de ello.

Leer el resto de esta entrada »

La Aceptación del “No” Como la Voluntad de Dios

Posted on

clip_image002La Aceptación del “No” Como la Voluntad de Dios

por RC Sproul

Me asombra que, a la luz del registro bíblico claro, cualquiera tendría la audacia de sugerir que no es correcto que a los afligidos en el cuerpo o del alma formulen sus oraciones por la liberación en términos de “Si esa es tu voluntad…”. Se nos dice que cuando viene la aflicción, Dios siempre quiere la curación, que El no tiene nada que ver con el sufrimiento, y que todo lo que tenemos que hacer es reclamar la respuesta que buscamos en fe. Se nos exhorta a clamar el si de Dios antes de que El hable.

Leer el resto de esta entrada »

¿Crees en un Santa Cristo?

Posted on

clip_image001¿Crees en un Santa Cristo?

Pro Nathan W. Bingham

En el libro de Sinclair Ferguson, In Christ Alone , él comparte la triste realidad de que muchos cristianos tienen una cristología que está más informada por Santa Claus que la Escritura. Para muchos, el mensaje de la encarnación ha sido tan torcida o diluida que en realidad han creado para sí mismos un salvador que no es más que un Santa Cristo.

Al leer en oración las palabras de Ferguson, hágase la siguiente pregunta en esta temporada navideña: “¿Creo en un Santa Cristo?”

Leer el resto de esta entrada »

Cuestiones de Dinero: ¿Cuánto doy?

Posted on Actualizado enn

clip_image002Cuestiones de Dinero: ¿Cuánto doy?

Por Tim Challies

Ayer escribí sobre los cristianos y el dinero y traté de dar respuesta a dos preguntas: ¿Tengo que dar algo de mi dinero? y ¿Cuál debe ser mi actitud al dar mi dinero? Hoy quiero continuar con esta pequeña serie de 2 partes haciendo y contestando dos preguntas más: ¿Dónde voy a dar? y ¿Cuánto debo dar?

Leer el resto de esta entrada »

Cuestiones de Dinero: ¿Tengo que dar?

Posted on Actualizado enn

clip_image002Cuestiones de Dinero: ¿Tengo que dar?

Por Tim Challies

La semana pasada escribí un poco sobre el dinero, tratando de señalar cuatro de las maneras en que nosotros, como cristianos, tendemos a pensar sobre el dinero y las posesiones de manera mundana. Hoy quiero seguir con lo que dice la Biblia acerca de ofrendar y diezmar. Dios nos da el dinero y nos dice que debemos ser administradores cuidadosos y fieles del mismo. ¿Es uno de los componentes de nuestra mayordomía dar al menos una parte de ese dinero? Voy a responder esta pregunta haciendo una serie de cuatro más: En primer lugar, ¿Tengo que dar? En segundo lugar, ¿Cómo voy a dar? En tercer lugar, ¿Dónde voy a dar? Y cuarto, ¿Cuánto debo dar?

Vamos a reconocer desde el principio que este es un tema siempre difícil y que genera un buen montón de discusiones y desacuerdos. Tengo la intención de compartir la forma en que lo he planteado en mi propia mente.

Leer el resto de esta entrada »

¿Debo Creer en el Nacimiento Virginal?

Posted on Actualizado enn

clip_image001¿Debo Creer en el Nacimiento Virginal?

Por Clint Archer

El Zoológico Henry Doorly de Nebraska estuvo mostrando tres tiburones hembra bonnethead. El bonnethead es muy atractiva y letal del tipo de martillo. Pero por muy atractivas que estas tres damas sean, ninguna de ellas había estado en una cita. Usted las ve que vivían en un tanque, en un zoológico. Los tiburones machos más cercanos no estaban disponibles. Los tiburones, como los pollos pueden producir óvulos no fertilizados y, a veces lo hacen tal vez en una protesta silenciosa por no habérseles permitido tener citas.

Pero un día la protesta se convirtió en un poco más pronunciada cuando, el 14 de diciembre del 2001, uno de estos tiburones clueca se ponen a parir y por fuera apareció una niña tiburones bonnethead (un martillo ha nacido vivo).

Leer el resto de esta entrada »

Divorcio A Juicio

Posted on

clip_image001Divorcio A Juicio

por Gil Rugh

PRÓLOGO

La Palabra de Dios ofrece la relación de Cristo y la Iglesia como una imagen de la relación que debe existir entre el esposo y la esposa. La Iglesia se representa en las Escrituras como la Esposa de Cristo. Como Cabeza de la Iglesia, El se entregó para ser el Salvador de Su novia. El amor de Cristo fue un amor abnegado, que no mostró limitaciones en la provisión de lo necesario para su bienestar.

Después de describir esta relación, Pablo escribió: “Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus propios cuerpos. El que ama a su esposa sí mismo se ama, porque nadie aborreció jamás su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia” (Efesios 5:28,29). Si los maridos cumplen con sus responsabilidades para con sus esposas de esta manera y si las esposas se someten a sus maridos como la Iglesia se somete a su Cabeza, la imagen de Dios destinada a retratar esta relación va a ser clara. Luego, la relación matrimonial será una de alegría y satisfacción mutua. Desafortunadamente, esto no es siempre el caso.

Leer el resto de esta entrada »