Para: Papá, Con Amor: Tu Hija Adoptiva

Posted on

clip_image001Para: Papá, Con Amor: Tu Hija Adoptiva

Por Chelsea Patterson

Nota del autor: Mi historia comenzó en Rumanía con una chica soltera de 19 años de edad, que no era capaz de cuidar de mí. El Señor escogió soberanamente adoptarme. Soy bendecida de que un hombre y una mujer de los Estados Unidos tomaron una decisión que cambió radicalmente mi vida para siempre cuando viajaban por todo el mundo y me eligieron como su hija. En honor del Día del Padre, comparto esta carta a mi padre adoptivo.

* * * * * *****

Querido papa:

Mientras Estados Unidos hace una pausa para celebrar el Día del Padre este domingo, reconozco la dolorosa realidad de que esta fiesta es difícil para muchos debido a la ausencia de los padres piadosos fuertes.

Pero el Señor ha tenido a bien que de bendecirme con uno de los más grandes hombres que conozco para ser mi papá –¡tú! Mientras que la biología dice que no eres mi padre original, el amor dice otra cosa. La sangre es lo menos que hace una familia. El amor de Dios es la vida real de una familia. Tú me has amado como Dios el Padre me amó. Mucha gente se pregunta si estoy interesado en conocer a mi padre “verdadero.” Lo que quieren decir es, “¿Quieres conocer a su padre biológico?”

Papi, simplemente no parecen entenderlo, ¿verdad?!

Tu eres el que viajó a través del mundo para buscarme. Tú eres el único que renunció a una vida cómoda para darme una vida. Tú eres el que me rescató.

Fui niña huérfana y tu me elegiste para ser tu hija.

Yo era huérfana y tu decidiste ser mi padre.

Pero lo más importante es que tú me has elegido para amarme.

Tu decidiste amarme el día en que me viste y dijiste: “esa niña es mía!” Ella es mi niña ahora!” Y tú elegiste amarme cada día desde entonces. Sé que muchas veces no he sido adorable, pero yo soy tu hija, pero tú te has comprometido a amarme también, aunque yo no lo merezca.

” Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y eso somos.” 1 Juan 3:1

El regalo más preciado en mi vida es el Padre celestial eligiéndome, llamándome suya, y amarme. Tú has hecho exactamente lo mismo. Tua has modelado los efectos del evangelio a mí. A causa de tu elección para adoptarme y amarme, he probado físicamente como es mi adopción espiritual.

Más importante que adoptarme y amarme, me has enseñado el Evangelio con tus palabras y lo has ilustrado con tus obras, y como resultado de mi eternidad estaré con nuestro amado Salvador. Tú eres un padre increíble, y tengo la bendición sin medida de que tú eres el hombre que el Señor tuvo a bien colocar en mi vida.

Gracias por asistir a todos mis recitales de ballet cuando era niña. Gracias por el discipulado y enseñarme el camino piadoso para vivir. Gracias por asegurarte de que escuchara el evangelio regularmente, enseñármelo y verte vivirlo. Gracias por haberme permitido verter mi corazón tomando una taza de café contigo. Gracias por trabajar duro para proveer para la familia. Gracias por ser desinteresado.

Gracias por ser mi papá.

Con Amor,

Tu hija

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s