Cómo Preparar Un Sermón Expositivo

Posted on

ESJ-2020 0129-002

Cómo Preparar Un Sermón Expositivo

Por Dr. Steven J. Lawson

A menudo los aspirantes a predicadores me preguntan cómo preparar un sermón expositivo. Doy una clase de un semestre en el Master’s Seminary titulada: “La Mecánica de la Predicación Expositiva,” en la que doy una conferencia sobre este mismo tema. Por analogía, como un mecánico debe conocer cada parte individual de un motor y cómo cada uno trabaja con las otras partes, el predicador debe conocer las diferentes partes de un sermón y cómo trabajan juntas para formar un mensaje efectivo.

Quiero darles diez palabras clave que les ayudarán a pensar en los diferentes aspectos de la preparación de un sermón expositivo. Cada parte juega un papel importante en la elaboración de un mensaje efectivo.

Observación

Primero, debe comenzar con la observación cuidadosa del pasaje. Debe hacer preguntas a su texto: ¿Quién escribió este pasaje? ¿Qué dice este pasaje? ¿A quién le escribió el autor el libro? ¿Dónde estaba? ¿Por qué lo escribió? ¿Cómo lo escribió? ¿Dónde encaja este texto en toda la Biblia? ¿Cómo encaja en el flujo de este libro? ¿Qué significan las palabras clave? ¿Qué son los verbos? ¿Cómo encaja cada palabra en la oración? Para hacer estas observaciones, se requerirá que haga varias lecturas con un ojo atento.

Interpretación

Segundo, debes determinar lo que el pasaje significa por lo que dice. Aquí, debes conocer las leyes de la hermenéutica, que es la ciencia de la interpretación. Esto requiere responder más preguntas: ¿Cuál es el significado simple o natural del pasaje? ¿Cuál es la intención del autor? ¿Cómo ayuda a su comprensión el trasfondo histórico, cultural y geográfico? ¿Cuál es el género literario? ¿Cuáles son las figuras de dicción? ¿Cómo ayudan las referencias cruzadas a nuestra comprensión? ¿Cuál es el progreso de la revelación? Debería consultar comentarios confiables y herramientas de estudio para ayudar a informarle en este paso.

Unificación

Tercero, cada pasaje tiene un tema unificador que se extiende a lo largo de todo el conjunto. También debe ser su sermón. Debes descubrir la gran idea del pasaje y presentarla en tu sermón. En este sentido, cada sermón expositivo debe ser un sermón de un solo punto. Puede tener tres o cuatro títulos homiléticos en su mensaje. Pero cada mensaje que predique debe tener un tema dominante o un impulso central. Usted enfatizará esta gran verdad que se encuentra a lo largo de todo el sermón.

Divisiones

Cuarto, debe encontrar las principales divisiones en el pasaje que se va a predicar. Esto ayudará a determinar la estructura interna del sermón. Se deben presentar títulos claros. Si no se indican, deben estar claramente dispuestos en su mente. Cuando predico, uso encabezados que son fáciles de reconocer para el oyente. Piense en el bosquejo homilético como el esqueleto del cuerpo humano. Se convierte en la espina dorsal sobre la que se coloca la enseñanza. O piense en el contorno como las vigas de acero de un edificio alto. Todos los materiales de construcción se mantendrán en su lugar al estar unidos a las robustas vigas. De la misma manera, el contenido del sermón se presentará mejor encajando en un bosquejo del sermón.

Implicaciones

Quinto, la preparación del sermón requiere además pensar cuidadosamente en las implicaciones de este pasaje. Una implicación es una verdad que no está directamente establecida por el texto, pero que está estrechamente conectada o razonablemente implicada. Aunque no se declaran explícitamente, ¿qué inferencias se pueden sacar de lo que se declara en el pasaje? Las implicaciones que se exploran en el sermón pueden implicar el tratamiento de otras verdades doctrinales relacionadas. También habrá implicaciones prácticas para la vida cotidiana que no se indican en este pasaje, pero que pueden extraerse razonablemente de él.

Aplicación

Sexto, el sermón debe tratar lo que el pasaje requiere del oyente. ¿Cuáles son los principios eternos del texto que afectan la vida diaria del oyente? ¿Cómo se cruza este texto bíblico con los paseos diarios de sus oyentes? ¿Cuál es la relevancia práctica de este texto? ¿Qué requiere del oyente? ¿Qué pasos deben darse basándose en este pasaje? Cada pasaje es provechoso para la vida cristiana. Es su responsabilidad como expositor resaltar las aplicaciones prácticas para su audiencia.

Ilustraciones

Séptimo, puede elegir añadir ilustraciones al manuscrito de su sermón. Mientras presenta la verdad del pasaje, puede mostrarles lo que la palabra de Dios está enseñando y requiriendo. Las ilustraciones son como ventanas que dejan entrar la luz, permitiendo a la gente ver lo que usted está diciendo. Estas ilustraciones pueden ser extraídas de varias fuentes, de las Escrituras, de la historia de la iglesia, de eventos actuales, de su vida personal o de otros lugares. Estas ilustraciones ayudarán a su audiencia a ver la verdad que se presenta.

Transiciones

En octavo lugar, usted querrá añadir transiciones al manuscrito del sermón. Estos dispositivos conectarán todas las divisiones principales en un flujo de pensamiento racionalizado. Las transiciones son como puentes que conectan islas individuales de ideas, creando un movimiento continuo de pensamiento. Sin transiciones, algunas partes del sermón parecerán desunidas, y el mensaje puede sentirse entrecortado. Las transiciones llevan de un punto a otro, y pueden tomar la forma de un resumen del último encabezado. O pueden plantear preguntas que fácilmente pasan al siguiente encabezado.

Introducción

Noveno, le animo a que escriba su introducción y conclusión al final. Necesitará saber cuál es el sermón antes de poder introducirlo. Piense en la introducción como el porche de una casa. Su propósito es proporcionar un atractivo a la acera y atraer al oyente al mensaje. La introducción tiene la intención de crear interés, así como indicar la dirección en la que se dirigirá el mensaje. También debe mostrar la importancia de por qué este mensaje debe ser predicado y escuchado.

Conclusión

Décimo, cada sermón debe tener un fuerte final que concluya con gran impacto. Sus últimas palabras deberían ser palabras duraderas. Una conclusión es como el porche trasero de la casa, relativamente pequeño, pero esencial para una salida suave. La conclusión puede hacer un llamamiento final al oyente para actuar sobre la verdad del mensaje. Puede desafiar o confortar al oyente, dependiendo del tono y la idea central del sermón.

Los Elementos Clave

Estos diez elementos de la preparación de un sermón le ayudarán a pensar en los pasos esenciales que debe seguir. En resumen, responda a estas preguntas: ¿Qué dice el pasaje? ¿Qué significa? ¿Cuál es su tema central? ¿Cuáles son sus divisiones? ¿Qué implica? ¿Qué requiere? ¿Qué son las ilustraciones útiles? ¿Cómo puede empezar bien? ¿Cómo puede terminar bien? Al responder estas preguntas se abordarán las partes esenciales de un sermón expositivo.

Hay muchos más elementos que podrían añadirse a esta breve lista. Sin embargo, estos son los aspectos más básicos de la preparación de un sermón que son absolutamente necesarios. Cuanto más haga esto, más hábil será. Que Dios bendiga sus esfuerzos para el avance de su reino.

Siga los viajes, el ministerio y la enseñanza del Dr. Lawson en Facebook, Instagram, y Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s