Mi Interpretación Del Nuevo Pacto (2ª. Pte.)

Posted on

ESJ-2020 0117-003

Mi Interpretación Del Nuevo Pacto (2ª. Pte.)

Por Paul Martin Henebury

Cuando examinamos el claro pasaje del Nuevo Pacto en Jeremías 31:31ff, podríamos preguntarnos cuál es la promesa principal de ese pacto. No es difícil de determinar. El Nuevo Pacto en el capítulo se refiere a un cambio interno o espiritual en los elegidos de Israel.

Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. – Jer. 31:33b

porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado. – Jer. 31:34c

Debido a esta transformación interna; este “nuevo nacimiento”, Israel estará bien con Dios, y por lo tanto estará calificado para recibir las bendiciones de larga duración de los Pactos Abrahámico, Sacerdotal y Davídico.

Así que la “salvación” es el ingrediente clave. Dios salvará a Su pueblo. En Jeremías 31 Su pueblo es Israel. Los gentiles no se mencionan, y tampoco (naturalmente) la Iglesia.

¿Es Jeremías 31 el único pasaje del Nuevo Pacto?

Si Jeremías 31 es el único pasaje del Nuevo Pacto en el AT, entonces claramente el Nuevo Pacto es para Israel solamente y es un envoltorio. ¿Pero quién cree esto? Nadie. Hay otros textos en el AT que han sido identificados con el Nuevo Pacto por todas las partes. Por ejemplo, David Fredrickson (“Which Are the New Covenant Passages in the Old Testament?” – Council on Dispensational Hermeneutics 2019, 34) cita lo siguiente: Deut. 30:1-6; Isa. 32:9-20; 59:15b-21; Jer. 32:36:44; Ezequiel 16:53-63; 36:22-38; 37:21-28; Joel 2:28-3:8; Zacarías 12:6-14. En la página 32 también incluye lo que dice que son superposiciones entre los textos de NP y los textos mesiánicos. Estos son los de Isaías. 42:1-7; 49:1-13; 59:15-21; Ezequiel 37:21-28.

No estoy diciendo que esté completamente de acuerdo con estas identificaciones. Creo que hay más pasajes que Fredricksen debería haber incluido (por ejemplo, ¿estamos listos para decir que Isaías 53 no pertenece al NP?) Pero lo que su selección resalta es el aspecto de la renovación y limpieza espiritual, con el papel del Espíritu prominente en varios lugares. Y si Isaías 42 y 49 son pasajes del NP, entonces encontramos allí declaraciones claras de que la obra redentora de Cristo incluye a los gentiles (Isaías 42:1, 6; 49: 6 – estas escrituras serán revisadas más adelante en este artículo porque creo que han sido en gran parte ignoradas en la discusión).

Otros escritores ponen sus dedos en las palabras de NP. J. Dwight Pentecost básicamente está de acuerdo con los pasajes anteriores (menos Deuteronomio 30 que él vincula al Pacto “Palestino”) y agrega Isaías 55:3; 61:8; Os. 2:18-20; Miq. 7:18-20, y Zacarías 9:10 (Thy Kingdom Come, 164-172).

Una vez más, creo que hay más pasajes que deberían ser añadidos. Pero echemos un vistazo rápido a algunos de estos textos:

El final de Ezequiel 16, particularmente los versículos 60-63, son identificados por Fredrickson y Pentecost como versículos del Nuevo Pacto (Fredrickson a menudo da los versículos antes de un pasaje). El profeta dice

Estableceré mi pacto contigo; y sabrás que yo soy el Señor; para que recuerdes y te avergüences, y nunca más abras la boca a causa de tu humillación, cuando yo te haya perdonado por todo lo que has hecho —declara el Señor Dios. – Ezeq. 16:62-63

La promesa central en esta profecía de un futuro encuentro de Israel es la promesa de expiación. Ninguno de los otros pactos de Dios promete expiación. Pero esto coincide con la promesa del Nuevo Pacto en Jeremías 31:34. Si miramos a Isaías 32, ¿qué encontramos? Comienza con una predicción Mesiánica:

He aquí, un rey reinará con justicia,

y príncipes gobernarán con rectitud. – Isa. 32:1

Y sus versículos finales hablan de la venida del Espíritu Santo que afecta a los hombres y a la naturaleza, con énfasis en la ubicuidad de la justicia (Isaías 32:15f.). No hay ninguna mención de “pacto” en Isaías 32 (y voy a traer Zacarías 12 aquí), así que ¿qué lo marca como un capítulo del Nuevo Pacto? La respuesta es la obra de la justicia que ha sido traída por el Espíritu Santo. Estos elementos (es decir, el Espíritu y la justicia salvadora) se muestran aún más claramente en Isaías 59:16-21, cuyo versículo final dice:

“En cuanto a mí —dice el Señor—, este es mi pacto con ellos: Mi Espíritu que está sobre ti, y mis palabras que he puesto en tu boca, no se apartarán de tu boca, ni de la boca de tu descendencia, ni de la boca de la descendencia de tu descendencia —dice el Señor— desde ahora y para siempre” – Isa. 59:21

El Nuevo Pacto Es Todo Acerca De La Salvación

El Nuevo Pacto es todo acerca de la salvación para los justos que están bien con Dios a través de la obra renovadora del Espíritu. Esto concuerda con el argumento del autor de Hebreos acerca de la obra del Nuevo Pacto de Cristo:

y no por medio de la sangre de machos cabríos y de becerros, sino por medio de su propia sangre, entró al Lugar Santísimo una vez para siempre, habiendo obtenido redención eterna.. – Heb. 9:12 (cf. Heb. 10:15-18)

La redención, la salvación, la provisión de justicia por la impartición de una nueva naturaleza por el Espíritu; de eso se trata el Nuevo Pacto. Por lo tanto, me parece que uno no puede simplemente restringir su visión a la salvación de Israel cuando considera el NP. Esto parece especialmente cierto por varias razones importantes que necesitaremos explorar:

1. Si Isaías 42 y 49 incluyen pasajes de NP, entonces se habla de los gentiles en el contexto del Nuevo Pacto.

2. Si hay pasajes que se refieren a la salvación de Dios alcanzando a los Gentiles, y el Nuevo Pacto se trata de la salvación, ¿cómo es que los Gentiles serán salvados por otro medio que el que Dios usó para Israel?

3. Si Israel es el recipiente escogido por Dios para testificar a las naciones (e.g. Zacarías 8:13, 22-23; Miqueas 4:2; cf. Génesis 12:3) parece lógico que al testificar acerca del Mesías ellos hablarán de Su obra del Nuevo Pacto.

4. Si hay pasajes designados por todas las partes dentro del Dispensacionalismo como pasajes del NP que se refieren a los gentiles, ¿cómo es que los gentiles no pueden ser incluidos en el NP?

Considere estas profecías:

El Señor ha desnudado su santo brazo

a la vista de todas las naciones,

y todos los confines de la tierra verán

la salvación de nuestro Dios.

Ciertamente Él asombrará a muchas naciones,

los reyes cerrarán la boca ante Él;

porque lo que no les habían contado verán,

y lo que no habían oído entenderán.

Estos vienen de Isaías 52:10 y 15. El versículo 15 viene dentro de la gran profecía acerca del Siervo Sufriente que usualmente ubicamos en Isaías 53, pero que en realidad comienza en Isaías 52:13! Si una persona va a restringir el Nuevo Pacto a Israel sobre la base de Jeremías 31:31-34, va a tener que desenredar mucho este tipo de versículos. Al esforzarse por hacer esto, puede que se encuentre con que se ha quedado atrapado aún más pronto.

Otro pensamiento: El hecho de que haya pasajes que hablen del NP para Israel no significa necesariamente que deba restringirse a Israel. ¿O sí? Hay más trabajo por hacer

Un comentario sobre “Mi Interpretación Del Nuevo Pacto (2ª. Pte.)

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    20 enero 2020 en 10:27 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s