Diferencias Entre El Dios Del Corán Y El Dios De La Biblia

Posted on

ESJ-2018 0620-003

Diferencias Entre El Dios Del Corán Y El Dios De La Biblia

Por Eric Davis

Probablemente lo has escuchado decir. “Todas las religiones abrahámicas, el judaísmo, el cristianismo y el islamismo, adoran al mismo Dios.” Cada vez más, escuchamos esas cosas de la boca y los tweets de los occidentales idealizados y desinformados.

Sin embargo, tal pensamiento es una ignorancia peligrosa. El Corán no cree que Alá (el Dios del Corán) y el Dios del cristianismo sean lo mismo. Muchos maestros coránicos no creen que sean iguales. Y tampoco lo piensan los cristianos bíblicamente.

La semana pasada, Cripplegate comenzó una serie sobre las diferencias entre el Corán y la Biblia . Miramos una breve introducción al Islam, así como el origen textual y la transmisión del Corán. Hoy, comparamos al Dios del Corán con el de la Biblia. Al hacerlo, quedará claro que el Corán y la Biblia están hablando de dos deidades completamente diferentes.

Como se señaló la semana pasada, hay algunas similitudes entre las deidades presentadas en el Corán y la Biblia. Tanto el Corán como la Biblia enseñan el monoteísmo. Ambos enseñan que Dios es soberano y el creador de todas las cosas. Más allá de eso, hay pocas similitudes. Aquí hay algunas de las principales diferencias.

1. El Dios del Corán no es conocido como el Padre.

No hay un solo versículo en el Corán donde Alá se asemeje a un padre amoroso de creyentes. De hecho, el concepto de la paternidad de creyentes de Dios es algo difícil de entender para los musulmanes. Para algunos, es incluso ofensivo.

En el Corán, falta el concepto de una comunión bondadosa con Dios como padre. No hay concepto de adopción en la familia de Dios. La seguridad tierna bajo la paternidad de Dios es una idea que es ajena al Corán. La enseñanza coránica es que la relación de un creyente con Dios es principalmente de sumisión.

La Biblia también enseña que un creyente debe relacionarse con Dios en sumisión. Sin embargo, la sumisión solo describe una fracción de esa relación. En la Biblia, uno de los hechos más sagrados es que el Dios del universo se convierte en nuestro Padre en la salvación. La increíble noticia es que a través de la obra terminada de Jesucristo, el pecador más flagrante es tierna, ansiosa y permanentemente bienvenido como un hijo amado en la familia de Dios. A la luz de la santidad y la gloria del Dios bíblico, y la pecaminosidad y la falta de aprensión de la humanidad, la paternidad de Dios es francamente una verdad desbordante y extraordinaria. ¿Por qué un Dios como el Dios de la Biblia alguna vez desearía llamar a una sola persona como las personas de este mundo, “hijo Mío”? Uno casi entendería por qué esta idea sería demasiado ofensiva como para ser una doctrina esencial de la fe. Sin embargo, es verdad. Una de las ilustraciones más profundas de la paternidad permanente y tierna de Dios proviene de las enseñanzas de Cristo en la parábola del hijo perdido de Lucas 15: 11-32.

La parábola comienza con un padre rico y generoso que tiene dos hijos. En un acto de desdén, el hijo menor solicita su parte de la herencia antes de que el padre haya muerto. Esto sería como declarar su deseo de la muerte de su padre. Inmediatamente, el hijo sale de la casa; no a otra ciudad, sino a otro país, demostrando su desdén por la familia. Allí, desperdicia la riqueza en prostitutas y flagrante libertinaje. Rápidamente se encuentra sin shekel, muriendo de hambre en la zanja proverbial. Para hacer las cosas más ofensivas para un público judío, no solo trabaja con cerdos, sino que lucha con ellos por comida. Después de un tiempo, recupera el sentido y recuerda que incluso los esclavos de su padre tienen más de lo que necesitan. Él sale de la zanja y tropezando hacia su casa en trapos sudados por los cerdos llega a la finca de su padre. Debido a que el padre había estado esperando y anhelando su regreso, ve a su hijo desde la distancia. Desafiando la dignidad cultural, corre, se arroja sobre su hijo completamente sucio, lo abraza y lo besa con lágrimas de alegría y compasión. El hijo vagabundo confiesa su indignidad, a lo que el padre responde de inmediato con una confirmación de celebración de que es bienvenido de forma permanente y con entusiasmo a la familia. El hijo estaba muerto y ha vuelto a la vida; perdido y fue encontrado.

La parábola es una imagen de la gracia compasiva radical de Dios el Padre sobre un pecador que llega a la fe salvadora. Esta es la forma en que es para cada pecador que es salvo. Al arrepentirse, hay gozo instantáneo, perdón y seguridad de la salvación de Dios hacia el pecador miserable.

La paternidad de Dios es central para la fe bíblica. La salvación significa que Dios adopta a los pecadores como propios fuera del dominio de Satanás (Gálatas 4:6-7). De hecho, la paternidad de Dios es tan importante para Dios, y los hijos de Dios son tan amados por él, que llegó a predestinar a cada pecador que sería salvo como su hijo antes de que él creara el universo (Efesios 1:4-5). JI Packer ha escrito que “Padre” es el nombre cristiano para Dios. Jesús enseñó a su pueblo a orar al dirigirse a Dios como “Padre” (Mateo 6: 9). Padre-hijo establece el contexto de la relación entre Dios y el regenerado. Dios nos cría como hijos, con toda la disciplina buena y necesaria, confirmando que él es un Padre bueno y perfecto (Hebreos 12:5-11).

Trágicamente, sin embargo, no hay Efesios 1: 5 en el Corán. No hay Mateo 6:9 ni Hebreos 12. Y, no hay Romanos 8:14-16, que dice: “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios. Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios.” Por lo tanto, el dios del Corán difiere mucho del Dios de la Biblia.

2. El Dios Del Corán No Es Un Dios Trino.

Aquí hay otra gran diferencia entre la enseñanza coránica y la bíblica. El Corán enseña el monoteísmo; un dios (Sura 5:73). La Biblia también enseña el monoteísmo (Deuteronomio 6:4). Sin embargo, el Corán enseña el monoteísmo unitario (un Dios, una persona) y la Biblia enseña el monoteísmo trinitario (un Dios, tres personas).

El Corán entiende incorrectamente la enseñanza bíblica del monoteísmo trinitario como triteísmo. Por esta razón, el Corán reprende repetidamente a los cristianos como politeístas. Por ejemplo:

“¡Gente del Libro! No saquéis las cosas de quicio en vuestra Práctica de Adoración ni digáis sobre Allah nada que no sea la verdad. Ciertamente el Ungido, hijo de Maryam, es el mensajero de Allah, Su palabra depositada en Maryam y un espíritu procedente de Él. Creed, pues, en Allah y en Su Mensajero y no digáis tres; es mejor para vosotros que desistáis. La verdad es que Allah es un Dios Único.” (Sura 4: 171).

Son incrédulos quienes dicen: Allah es parte de una trinidad. No hay más que una sola divinidad. (Sura 5:73).

“Tomaron a sus rabinos y a sus monjes por legisladores en lugar de Allah [y llegaron a idolatrarlos], y al Mesías hijo de María [los cristianos le adoraron también]. Y sólo se les había ordenado [en la Torá y el Evangelio] adorar a Allah, la única divinidad. No existe nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Él. ¡Glorificado sea! ¡Cómo pueden atribuirle copartícipes! “(Sura 9:31).

¿Por qué el Corán enseña que los cristianos son politeístas? Para el Corán, la Trinidad no es Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo. Aparentemente, el Corán entendió que la Trinidad Cristiana se refería a tres dioses: Alá, María y Jesús. Es aquí donde el Corán comete un error extraordinario. Ningún cristiano ha creído en la comprensión coránica de la Trinidad.

El Dios bíblico es trino; un Dios en tres personas Este Dios es el Dios vivo y verdadero (Deuteronomio 6:4, Isaías 45:5-7, 1 Corintios 8:4), perfecto en todos sus atributos, uno en esencia, existiendo eternamente en tres Personas-Padre, Hijo y Espíritu Santo (Mateo 28:19, 2 Co. 13:14). Por lo tanto, el Padre, el Hijo y el Espíritu son igualmente merecedores de adoración y obediencia. Debido a la naturaleza trina de Dios, ningún cristiano ha cometido idolatría politeísta mientras adora al Dios de la Biblia. El Padre, el Hijo y el Espíritu no son modos o manifestaciones diferentes de un solo Dios. Son personas diferentes, aunque una en esencia, que poseen todos los atributos de Dios.

En las enseñanzas coránicas, el pecado imperdonable se llama “shirk”. Esto se encuentra en Sura 4:48, “Allah no perdona que se Le asocie nada.” Por lo tanto, a veces los musulmanes creen que los cristianos están cometiendo shirk por virtud de adorar al Dios trinitario de la Biblia. De manera similar, algunos musulmanes creen que los cristianos los invitan a cometer shirk cuando los evangelizan, sugiriendo que deben adorar a Cristo junto con Alá. Por esta razón, es esencial que los cristianos expliquen la naturaleza trinitaria monoteísta de Dios a los musulmanes.

Las diferencias adicionales entre el Dios del Corán y el Dios de la Biblia incluyen los conceptos de la rectitud, la justicia, la santidad, la misericordia, el amor y el perdón de Dios. Como estudiaremos en unas pocas semanas, el Dios del Corán no puede perdonar. Además, las diferencias entre el concepto del amor de Dios en el Corán y la Biblia se discutirán en una publicación posterior.

Es severamente miope afirmar que los musulmanes y los cristianos adoran al mismo Dios. Al contrario del Dios de la Biblia, el Dios Coránico no es trino ni es padre de los creyentes. El Dios del Corán y el Dios de la Biblia son dos deidades completamente diferentes en suma. La próxima semana, veremos las diferencias entre el Jesús del Corán y el Jesús de la Biblia.

Un comentario sobre “Diferencias Entre El Dios Del Corán Y El Dios De La Biblia

    […] al Islam y el origen textual y la transmisión del Corán. La semana pasada observamos dos diferencias críticas entre el Dios del Corán y la Biblia .Hoy, notaremos varias diferencias entre el Jesús del Corán y el Jesús de la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s