Pactos

Los Pactos

Posted on

ESJ-2017 0207-001

Los Pactos

John F. Macarthur / Richard Mayhue

Los pactos son centrales en los planes de Dios y constituyen los vehículos a través de los cuales se desarrollan los propósitos del reino de Dios. Un pacto es un acuerdo o tratado formal entre dos partes con obligaciones y regulaciones. La gran mayoría de los pactos en la Biblia (1) son incondicionales o no se pueden anular en que una vez que el pacto es ratificado, el pacto debe ser cumplido, y (2) se refieren como eternos. Los pactos incondicionales incluyen los pactos Noetico, Abrahamico, Sacerdotal, Davídico, y Nuevo. El pacto condicional y temporal es el pacto Mosaico. Estos son pactos bíblicos ya que se encuentran explícitamente en las Escrituras. Los planes del pacto de Dios pueden entenderse a través del estudio de estos pactos bíblicos.

Leer el resto de esta entrada »

La Naturaleza Eterna Del Pacto Abrahámico

Posted on

ESJ-015 2016 0705-001

La Naturaleza Eterna Del Pacto Abrahámico

por Dr. Greg Harris

Las razones subyacentes de lo que tuvo lugar el 11 de septiembre de 2001 y la guerra en curso con el Islam militante, surgieron hace miles de años a partir de una promesa que Dios hizo con respecto a una pequeña franja de tierra mediterránea. Antes de que los aviones se estrellaran contra las torres la gente no sabía quiénes eran los atacantes o porque estaban enfadados, pero todo se remonta a la promesa de esta tierra.

Leer el resto de esta entrada »

Pactos: Claridad, Ambigüedad y Fe (4)

Posted on

ESJ-040

Pactos: Claridad, Ambigüedad y Fe (4)

Por Paul M. Henebury

Si fuera por nosotros …

Si el Señor le hubiese confiado a los hombres cumplir con sus deberes antes de cumplir sus juramentos no habría razón alguna para hacer pactos primeramente. Él estaba en la tierra más segura posible, y podría haber prometido el universo sin tener que preocuparse por cumplir algo. Todos fallamos. Los cristianos sabemos que a menos que Dios sea fiel en estar detrás de Su promesa en el Evangelio, todos estamos acabados. La salvación bajo la sangre del Nuevo Pacto de Cristo no puede depender de nosotros. Perfección espiritual interior es aún más imposible para nosotros de lograr que la obediencia externa de la Ley (1 Jn. 1: 8, 10). Si la promesa de la salvación y la vida eterna de Dios dependiese por un instante en nuestras obras, el cielo tendría un habitante humano – Jesús!

Leer el resto de esta entrada »